Inicio » Columnista » Pandemia con género

Pandemia con género

Por Lucía Lagunes Huerta
CIMACFoto: César Martínez López

Incluso las pandemias tienen género, el tema es que quienes toman las medidas para enfrentarlas suelen olvidarse de ello, pero para eso está el feminismo, para recordárselo.

Ante el COVID-19 se ha tomado la medida del aislamiento, así, a secas, sin tomar en cuenta las desigualdades de género y las violencias contra las mujeres que ocurren dentro de las cuatro paredes de las casas, en el transporte público o en los centros de trabajo.

Tampoco se consideran los impactos económicos diferenciados que tendrá esta pandemia, como en la pérdida de empleos, donde los más precarios son los ocupados por mujeres y los que mayor impacto tienen en situaciones como estas. Posibles cierres de empresas pequeñas y medianas, que en muchos casos están encabezadas por mujeres.

El día de ayer la senadora Patricia Mercado llamaba a un plan de emergencia para proteger precisamente el empleo, y en estas acciones hay que pensar en la situación de las mujeres para desarrollar programas que aminoren los impactos en ellas, que de por sí, viven ya condiciones de desigualdad.

Otro tema fundamental son violencias a las que las mujeres de todas las edades pueden estar expuestas sin pandemia, y que ante las acciones drásticas que deben tomarse, son olvidadas y no son consideradas en las acciones preventivas, como los confinamientos.

Datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas señalan que la violencia contra las mujeres, especialmente la sexual, es más común en entornos de emergencia humanitaria.

Ahora empieza a documentarse que el aislamiento prolongado puede generar, en ambientes familiares tóxicos con hombres violentos, posesivos, machistas superlativos, incremento en las violencias contra las mujeres, poco se sabe lo que ocurre en las calles y en los centros de trabajo.

Por ello, en prácticamente todos los países que están enfrentando la pandemia del COVID-9 han surgido las campañas para anunciar los números y servicios de emergencia a los cuales estas mujeres pueden recurrir, muchas de estas acciones están siendo emprendidas por las propias organizaciones feministas y en algunos casos por las instancias responsables de las políticas de igualdad.

El encierro prolongado, para las mujeres que viven violencia de los hombres de su familia, es el peor enemigo pues sus agresores es probable que aprovechen ese encierro para el maltrato, como lo ha reportado la organización feminista china tras la pandemia, lo cual de acuerdo con reportes policiales las denuncias de maltrato en el hogar se triplicaron durante el mes de febrero, sólo de una comisaría policial.

El problema se agudiza pues ante la falta de sensibilidad de los policías que, de por sí, no acuden a los llamados de auxilio de las mujeres, con la emergencia sanitaria menos.

Países como España, Argentina, Costa Rica y Uruguay han empezado a transmitir la información de que los números de emergencias destinados para la denuncia de violencias machistas estarán operando al igual que los refugios, esperemos que en estos casos los policías estén instruidos a reaccionar ante las llamadas de auxilio.

Incluso MexicanasResistiendoExtranjero, inició una campaña en 17 idiomas para asesorar en caso de violencia contra las mujeres en estos momentos de emergencia sanitaria mundial.

En México la Red Nacional de Refugios, dio la voz de alerta y empezó a distribuir en redes sociales los números de contacto para las mujeres que necesiten apoyos frente a las violencias machistas que puedan enfrentar en esta etapa de confinamientos prolongados.  

Aquí me gustaría proporcionar los números: en la zona metropolitana pueden marcar 56 74 96 95 y la línea nacional 8008224460.

Es necesario que las autoridades tomen cartas en el asunto e inicien una gran campaña a todos los niveles para que los hombres violentos sepan que también se están preparando reacciones para salvar la vida e integridad de las mujeres, si ellos deciden ejercer violencia contra alguna mujer dentro o fuera de la familia.

Que todas las autoridades de todos los niveles estén prestos a responder ante las llamadas de auxilio de cualquier mujer, de cualquier edad, es fundamental ante las violencias contra las mujeres.

#AislamientoSinVIolencia es el hashtag que está circulando toda la información para que las mujeres puedan estar en confinamientos seguros. Faltan medidas para las trabajadoras que no podrán dejar de ir a trabajar y que tendrán que estar con sus jefes hostigadores, con sus compañeros acosadores.

¿A quiénes van a recurrir, qué acciones están tomando las empresas y la secretaría del trabajo para evitarlo? ¿cómo se está garantizando la movilidad sin violencia para las mujeres que sí o sí van a tener que salir a trabajar en calles vacías con transportes desolados?

Cuando en México estamos a punto de entrar a esta etapa de manera masiva y después de la histórica movilización del 8 de marzo, se deben tomar ya, las medidas para enfrentar la otra pandemia de la desigualdad.

20/LLH/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: