Inicio » Agenda » Libertad de Expresión » Se deterioran condiciones de vida y ejercicio de libertad de expresión de mujeres periodistas

Se deterioran condiciones de vida y ejercicio de libertad de expresión de mujeres periodistas

libertadexpresion12especial

Ciudad de México. La pandemia aumentó el rezago que ya presentaban los Estados para el cumplimiento de los objetivos del “Capítulo J, Mujeres y Medios de Difusión” de la Plataforma de Acción de Beijing (PAB) y hoy, los avances en materia de Derechos Humanos de las mujeres a la comunicación, a la información y a la libertad de expresión están en peligro, advirtieron integrantes de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG).

En el Conversatorio virtual “Las Periodistas ante el COVID-19”, en el que participaron comunicadoras de 14 países, las panelistas Mónica Maureira, de Chile; Pamela Geraldina Alfaro, de El Salvador; y Paola Andrea Gómez, de Colombia, coincidieron que a 4 meses del confinamiento por la pandemia, las condiciones de vida de las mujeres periodistas y el ejercicio de la libertad de expresión en América Latina, se han deteriorado.

“Las violencias, los despidos y la precarización salarial que ya enfrentaban antes de la contingencia sanitaria, se han profundizado, mientras que la agenda de género, vinculada a los Derechos Humanos de las mujeres, ha quedado invisibilizada en los contenidos periodísticos”, destacaron.

Los ataques en línea, las restricciones y bloqueos informativos, el acoso sexual, la persecución, la estigmatización y desacreditación hacia las periodistas y medios de comunicación, se han recrudecido, aunado a los riesgos a su salud y a su vida, al sufrir un contagio, quienes se encuentran en la primera línea de la cobertura informativa.

En el Conversatorio, organizado por la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, con motivo del Día de las y los periodistas en Chile, El Salvador y Colombia, las Consejeras de esta Red que agrupa a periodistas feministas de más de 30 países, Lucía Lagunes Huerta y Fabiola Calvo Ocampo, advirtieron que es urgente rescatar la agenda de comunicación y género, aprobada en Beijing 1995, en la que los gobiernos se comprometieron a potenciar la participación de las mujeres en los medios y que hoy en día, está desdibujada y olvidada por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Mujeres Periodistas de Nicaragua, Bolivia, México, Argentina y España, que intervinieron en el conversatorio; también describieron el contexto de violencias en el que hacen la cobertura informativa de la pandemia y destacaron la necesidad de que se mejoren las condiciones en las que ejercen su labor, como elemento indispensable para la construcción de la igualdad.

No sólo se ha recrudecido la hostilidad y estigmatización por parte de quienes buscar inhibir el flujo de la información de la crisis sanitaria, las periodistas también enfrentan una sobrecarga laboral, estrés, ansiedad y la tarea de los cuidados en la familia, puntualizó la integrante de la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género, Paola Andrea Gómez.

“La crisis política que vive Chile, desde la revuelta social de octubre del 2019 y la emergencia sanitaria, por la llegada de la pandemia, está vinculada a la crisis de los medios de comunicación, que desde el 2018 a la fecha han registrado más de 2 mil despidos de periodistas en el país, dijo Mónica Maureira, periodista feminista y académica de la Universidad Diego Portales de Santiago.

“Y esta crisis se refleja en los despidos, pero también en la ausencia de la agenda de género, particularmente en los noticieros de televisión, donde las voces de las expertas están desaparecidas, y la pandemia sólo se está mirando a través de fuentes u opiniones masculinas”, continuó.

La editora de la revista digital “Mujeres en el Medio”, coincidió en que el Capítulo J de la PAB y la “Declaración de Pachuca”, presentan graves rezagos. “En Chile persiste una subrepresentación femenina en la propiedad y en los puestos de toma de decisiones en las industrias de la comunicación”.

“Pese a que en la TV Nacional (TVN) hay 7 directoras, y a que hay una propietaria de una radio local, esa presencia de mujeres no se traduce en un discurso simbólico más potente, respecto a una agenda de género”.

Uno de los mayores rezagos, agregó, se presenta en materia de formación en género en estudiantes de periodismo, publicidad y comunicaciones, pero también prevalecen la reproducción de estereotipos de género, imágenes sexistas y discriminatorias en los contenidos periodísticos.

La periodista feminista y activista de El Salvador, Pamela Geraldina Alfaro, sostuvo que el periodismo de ese país enfrenta una grave crisis de desempleo por cierres de medios y despidos injustificados, así como en materia de libertad de expresión, por los abusos de poder del Estado, que a través de la violencia, busca evitar el flujo de información sobre la corrupción y el mal manejo de la pandemia.

La integrante de la “Colectiva de Mujeres Periodistas” de El Salvador, denunció que los ataques digitales, la persecución, la difusión de información falsa y los hackeos de cuentas por parte del Estado contra periodistas, son constantes.

Dijo que a pesar de que están en constante riesgo por desarrollar una labor esencial, la mayoría de las y los periodistas carecen de seguridad social y de equipo de protección, por lo que urgió al gobierno de Nayib Bukele para que quienes están en la primera línea en la cobertura informativa de la emergencia sanitaria, cuenten con seguro médico.

“Hemos quedado cada vez más expuestas y vulneradas en nuestros derechos; muchas somos cabeza de hogar y en lugar de recibir apoyo, somos atacadas por ejercer nuestra libertad de expresión”, afirmó.

Hizo un llamado a las empresas de comunicación para que no sean permisivas con actos de acoso y hostigamiento sexual, y garanticen la seguridad de las periodistas con redacciones libres de violencia y que se promueva la capacitación sobre Derechos Humanos y periodismo con enfoque de género, porque la agenda de las mujeres no está en los contenidos de la prensa de El Salvador.

Por otra parte, la jefa de redacción de la casa editorial “El País de Cali”, Paola Andrea Gómez, sostuvo que a 4 meses del periodo de aislamiento por la pandemia, las condiciones de vida de las mujeres periodistas ha sufrido un deterioro.

“Aquellas que aún sostienen un empleo, están afectadas por los recortes de personal con más trabajo y las labores de la casa. También han visto retrasos en el pago de sus sueldos, tienen mayores restricciones de movilidad y más preocupaciones frente a la salud familiar, que sus pares masculinos”.

Citó los resultados de una reciente Encuesta del Grupo de Investigación en Comunicación y Medios (GICOM) y la Universidad Francisco de Paula Santander, sobre rutinas y prácticas de las mujeres periodistas en Colombia y Venezuela: de 110 periodistas encuestadas, 42 dijeron tener a su cuidado hijos menores de edad, 34 tienen adultos mayores bajo su tutela y 5 tienen personas con discapacidad a su cargo.

83 por ciento hace teletrabajo, 73 por ciento sostiene que durante la pandemia ha aumentado la carga laboral y la mayoría gastan entre 1 a 3 horas más en sus labores. 60 por ciento señaló que no recibió equipo de protección para prevenir el COVID-19 y 57 por ciento de las periodistas manifestó temor al contagio.

Gómez Perafat refirió también los resultados de un sondeo de la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género (RCPVG) el cual mostró que 85 por ciento de las mujeres periodistas consultadas están realizando teletrabajo y revelan un aumento de la carga laboral durante la contingencia.

La también docente del Taller de Periodismo con Visión de Género en la Universidad Autónoma de Occidente de Cali, dijo que ante el crecimiento de los casos de feminicidio, la Red Colombiana de Periodistas con Visión de Género sigue trabajando para informar sobre la violencia de género.

Para ello promovió la retransmisión de los 16 capítulos de la radionovela “Lazos invisibles”, que abre espacios para la reflexión sobre distintas prácticas que se han naturalizado al interior de los hogares y familias de este país.

También están por presentar “Periodismo Que Salva Vidas”, una campaña de servicios que busca promover durante la pandemia otras formas de comunicación que contribuyan a la sensibilización y prevención de las violencias contra las mujeres.

El Conversatorio “Las Periodistas ante el COVID-19” fue convocado y moderado por la Coordinación Colegiada de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, integrada por Alicia Oliver Rojo (España), Miriam Bobadilla (Argentina) y Rosa María Rodríguez Quintanilla (México).

20/RMRQ/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: