Inicio » Agenda » Libres de Violencia » Supermercados restringen derechos de jefas de familia

Supermercados restringen derechos de jefas de familia

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa
mujeres32CesarMartinez

Ciudad de México.- Mujeres jefas de familia en Oaxaca denunciaron que las medidas implementadas por el Estado para mitigar la COVID-19 han derivado en exclusión, discriminación y violencia contra ellas por la desigualdad en el trabajo de cuidados; sin embargo, no tienen el apoyo de la sociedad, el gobierno ni las empresas.

A través de una denuncia pública firmada por 106 mujeres, jefas de familias y mujeres que maternan solas en Oaxaca señalaron que enfrentan una situación de desigualdad ante las medidas implementadas y omitidas por el Estado mexicano frente la pandemia por COVID-19.

Las mujeres aseguraron que desde el pasado mes de marzo, cuando inició la epidemia en México, han tenido que asumir labores de cuidado extenuantes en casa, y el ejercicio de su maternidad lo hemos desarrollar en aislamiento social, gubernamental y empresarial.

Un ejemplo de esto es la determinación reestrictiva para ingresar a los espacios públicos comerciales acompañadas de sus hijas e hijos menores de edad. Esto les ha dificultado la movilidad y la forma de surtir sus despensas, medicamentos, alimentos, enseres de higiene personal, ropa y calzado.

Por ejemplo, relataron, el pasado 19 de julio de 2020 una de ellas fue violentada por personal de seguridad de la tienda WalMart, mientras sostenía a su bebé con un rebozo. Ella necesitaba productos de higiene personal y no tenía con quién dejar a su hijo en ese momento. Aunque explicó esta situación, el personal de seguridad y los gerentes de la tienda la sacaron a la fuerza, con gritos, empujones y jaloneos.

“Será fácil cuestionarnos o emitir un juicio tutelándonos sobre cómo debemos hacer las cosas, no obstante debemos decir que hacemos lo mejor que podemos con las herramientas que tenemos al alcance. Alguien podrá opinar que podemos dejar a nuestros hijas o hijos en casa mientras realizamos estas labores, no obstante, sus pocos meses de vida nos impiden hacer esto. Muchas de nosotras no contamos con otra persona adulta que supervise su seguridad en casa. Sin olvidar que las noticias por robo de infantes en las últimas semanas tuvieron gran difusión en los medios de comunicación”, señalaron.

Las jefas de familia enfatizaron que la situación que enfrentan las mujeres trabajadoras y jefas de familia requiere de la atención del Estado mexicano a través de políticas públicas con perspectiva de género encaminadas a solucionar estas circunstancias para las mujeres jefas de familia que maternan solas, y recordaron que notas las mujeres tienen la capacidad económica de hacer compras en línea, ya que no tienen una cuenta bancaria, internet, no todas las tiendas en línea entregan los pedidos hasta sus colonias o no tienen una red de apoyo familiar con quien compartir los cuidados.

“Comprendemos que debemos asumir acciones colectivas encaminadas a la contención del virus que nos aqueja a nivel mundial y estamos dispuestas a asumirlas, sin embargo, es imprescindible que las autoridades gubernamentales y del sector empresarial comiencen a implementar acciones que contrarresten esta circunstancia. Podemos compartirles de propia voz que las mujeres estamos sobrellevando una carga laboral más pesada durante la pandemia. El trabajo, las tareas de cuidado y la ausencia de una red de apoyo ha hecho que muchas madres que maternamos solas, estemos enfrentando esta situación en condiciones de vulnerabilidad. Para las madres que maternamos solas la segregación y el aislamiento se han profundizado”, observaron.

Por todo esto, las jefas de familia exhortaron a las tres ordenes de gobierno a mirar el Interés Superior de la Niñez y contemplar a las infancias en el proyecto de la Nueva Normalidad y que las autoridades dialoguen entre sí para garantizar el acceso a los establecimientos comerciales acompañadas de nuestros niños, niñas y bebés.

También exigieron reflexionar sobre esta supuesta nueva normalidad donde los bares y restaurantes ya están abriendo, pero los espacios para ellas y sus niños, niñas y bebés permanecen cerrados, incluso para abastecer necesidades básicas de consumo humano.

Las mujeres pidieron espacios seguros de compra para las madres que no cuentan con una red de apoyo, eso incluye servicios de abastecimiento de víveres, alimentos preparados, ropa, calzado, material escolar, pedagógico, de cuidados y herramientas para el hogar.

Y llamaron a detener al abuso de autoridad, además de que las quejas presentadas por todas las madres sean atendidas inmediatamente, y que las autoridades gubernamentales, sanitarias y empresariales implementen una política inclusiva atendiendo las necesidades aquí planteadas por las madres ciudadanas.

20/AJSE/

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: