Inicio » Opinión » Rosa de vientos » Transporte público, movilidad y perspectiva de género: un tema pendiente en Nuevo León

Transporte público, movilidad y perspectiva de género: un tema pendiente en Nuevo León

Por *María Eugenia González Ávila

Los roles sociales por género determinan en gran medida los patrones de movilidad de las poblaciones, así como el tipo de transporte público y servicio que requieren. Por ello, es indispensable la implementación de políticas públicas transversales que tengan una perspectiva de género, lo que permite atender las necesidades diferenciales que tienen las mujeres y los hombres, así como las situaciones de inequidad y vulnerabilidad que se presentan durante sus traslados necesarios para actividades recreativas, económicas o de salud, ente otras muchas.

En el caso específico del transporte público en Nuevo León, su evolución ha obedecido en gran medida al crecimiento espacial del Área Metropolitana de Monterrey (en adelante AMM). El transporte público se basa más en la atención a las demandas del sector y en las políticas públicas para desarrollar infraestructura, que en las necesidades de las y los usuarios, sobre todo de las poblaciones con menores ingresos económicos que son quienes utilizan el servicio. La población con mayor ingreso ha tomado la alternativa obligada del automóvil particular, esto en Monterrey   y los 11 municipios que comprende AMM.

El transporte público en AMM es regulado y planeado por la Agencia para la Racionalización y Modernización del Sistema de Transporte Público de Nuevo León (APRYMTP-N.L.), Metrorrey, y el Consejo Estatal de Transporte y Vialidad (CETyV), que tienen a su cargo 134 rutas radiales, 29 rutas periféricas, 31 rutas de microbus, así como una ampliación de líneas de autobuses urbanos que no tiene intervención estatal, además de algunas rutas intermunicipales, dos líneas del metro y la denominada Ecovía. En tanto, la administración y servicio del transporte público está conformada por 11 consorcios que incluían a dos corporaciones sindicales, que a su vez están representadas por dos figuras: los permisionarios y los concesionarios (ONU,2019).

En cuanto al tema de perspectiva de género en transporte público y movilidad en estado, existen pocos estudios acerca de cómo se transportan y movilizan las mujeres nuevo leonesas. Uno de estos pocos estudios es el de Berumen (2012), que plantea la problemática que enfrentan las mujeres en relación al sistema de transporte público urbano en el AMM e indica que 39 por ciento de las encuestadas tenían que caminar cuatro calles o más hacia una parada del autobús; que 60.3 por ciento afirmó haber sido víctima de algún tipo de violencia en el trayecto de su viaje; y que 37 por ciento refirió agresión verbal y psicológica por parte de los choferes de las unidades.

Otro estudio realizado por el Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León (IEMNL,2013) , el ”Programa de igualdad de género de la agencia para la racionalización y modernidad del sistema de transporte público de Nuevo León”, evidenció la falta de cultura institucional en materia de perspectiva de género. Aunque en teoría se implementó la Unidad de Igualdad de Género (UIG), aun no hay evidencia de mejoras a nivel interno y menos en los servicios que se brinda a las usuarias urbanas o rurales de Nuevo León.

A lo anterior se suma la reflexión hecha por González-Ávila y Castro-Ruiz (2018) sobre una ausencia de la perspectiva de género en la política oficial de los servicios de transporte público de Nuevo León, en donde sólo se identifica a las mujeres como parte de grupos con necesidades especiales, pero no como un tema de importancia. Esto es así a pesar de que se tiene una legislación que es considerada vanguardista en materia de equidad de género (Gobierno del Estado de N.L.,2019).

Ni la Ley ni el Programa y Guía antes mencionados se reflejan como una mejora en la vida de las mujeres, ya que, como lo reporta ONU (2019) en el “Diagnostico y documento del programa: acoso sexual y otras formas de violencia sexual en trasporte público: área metropolitana de Monterrey”, hay una falta de interés de los actores institucionales para atender los problemas de inseguridad y violencia, ya que 78.8 por ciento de las mujeres usuarias del transporte público lo consideran inseguro, esto supera las cifras del promedio nacional.

En el tema de acoso y violencia sexual, 91.6 por ciento de las mujeres usuarias del transporte indicaron hechos de violencia o acoso, y perciben mayor inseguridad al momento de transportarse solas con el chofer de la unidad e incluso en taxi, o al hacer uso del servicio de Uber. Esto se debe a que las usuarias perciben que los hombres conductores tienen el control de puertas o consideran que pudieran estar coludidos con la delincuencia.

Finalmente, tanto los estudios, como el programa y el diagnóstico antes referidos han sido esfuerzos aparentemente aislados, que hacen evidente que aún está pendiente la implementación de una perspectiva de género en el transporte público, así como su transversalización entre todos los actores sociales e institucionales del sector trasporte de Nuevo León. A fin, que esto sea un insumo para el desarrollo socioeconómico de las mujeres nuevo leonesas.

Bibliografía

 Berumen, (2012, Estudio de diagnóstico de necesidades, retos y obstáculos de las (os) usuarias (os) del transporte público de la Zona Metropolitana de Monterrey. En: http://cedoc.inmujeres.gob.mx/ftpg/NL/NL_MA16_estudio_dx_movilidad_urbana_2012.pdf,c consultado el 2 de agosto del 2020.

Gobierno de Nuevo León, 2019, Ley para la igualdad entre mujeres y hombres del estado de Nuevo León. En

http://www.hcnl.gob.mx/trabajo_legislativo/leyes/leyes/ley_para_la_igualdad_entre_mujeres_y_hombres_del_estado_de_nuevo_leon/, consultado el 01 de agosto del 2020.

González-Avila M.E. y Castro-Ruiz J. (2018). La perspectiva de género en el transporte público urbano de Nuevo León. En: https://www.researchgate.net/publication/328150038_La_perspectiva_de_genero_en_el_transporte_publico_urbano_de_Nuevo_Leon, consultado el 01 agosto del 2020.

Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León, IEMNL, (2013). Programa de igualdad de género de la agencia para la racionalización y modernidad del sistema de transporte público de Nuevo León, Monterrey México, Gobierno de la Republica/Gobierno de Nuevo León. En: http://cedoc.inmujeres.gob.mx/ftpg/NL/NL_M12_PIG_AET_2013.pdf, consultado 12 de julio del 2020.

Organización Naciones Unidas, ONU (2019). Diagnóstico y documento de programa acoso sexual y otras formas de violencia sexual en el transporte público: área metropolitana de Monterrey. En: https://mexico.unwomen.org/es/digiteca/publicaciones/2019/04/diagnostico-y-documento-de-programa-monterrey, consultado el 22 de julio del 2020

*Doctora en Uso, Manejo y Preservación de los Recursos Naturales por el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, México. Profesora e investigadora de El Colegio de la Frontera Norte sede Monterrey, en temas de Ambiente y Desarrollo,  Ecología e impacto ambiental

El Colegio de la Frontera Norte sede Monterrey, Técnicos No. 277 Esq. Río Pánuco, col. Tecnológico. Monterrey, Nuevo León. C.P. 64700; correo: megamar@colef.mx  

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: