Inicio » Agenda » Libres de Violencia » Violencia política de género, principal obstáculo de la paridad

Violencia política de género, principal obstáculo de la paridad

Por Anayeli García Martínez
violenciapolitica_SilviaNuñezEsquer

Ciudad de México. La violencia política de género es el principal obstáculo de la paridad, afirmaron políticas e investigadoras durante el octavo Congreso de la Asociación Latinoamericana de Investigadores en Campañas Electorales que se realiza de forma virtual del 27 al 30 de octubre.

Durante la mesa “Matarlas en vida: Violencia política y feminicidios en tiempos de la Comunicación Política”, las académicas celebraron las reformas aprobadas por el Congreso de la Unión que reconoce y sancionan la violencia política de género, mismas que están vigentes desde abril pasado y que aplicarán en el proceso electoral de 2021.

En su participación, la secretaria general del gobierno municipal de Puebla, Liza Aceves López, expuso que en el país la violencia es el rasgo generalizado y consideró que la violencia política que se da en línea o de forma virtual es un reto mayor porque aunque no destruye o asesina sí tiene un impacto en la vida de las mujeres.

La también doctora en Sociología señaló que si bien no se puede decir que una persona ha muerto por un “tuitazo” o una publicación en Facebook, es necesario visibilizar los ataques en redes sociales como otra forma de violencia política de género.

Aceves López señaló que las granjas de “trols”, es decir de cuentas creadas para atacar, son pagadas con dinero público y la violencia que ejercen tiene una dirección clara hacia mujeres que están participando en el espacio público.

Agregó que los comentarios e insultos en redes sociales no son espontáneos, están construidos desde el centro de poder y se usan para menospreciar los saberes de las mujeres y hacerlas parecer tontas, incapaces y menos conocedoras que los hombres.

La también economista expuso que en las publicaciones donde se menosprecia a las mujeres se hacen alusiones a su físico y a su sexualidad y se usan frases como “sientése, señora”. Estos mensajes se mantienen en el campo político, dijo, porque no hay sanciones ni incentivos para detenerlos.

Mencionó que en la política la violencia se considera parte de un rito de iniciación, es decir, las mujeres tienen que soportar estos ataques para demostrar su madurez, por ello mencionó la pertinencia de regular la contratación de granjas de “trols” o de usuarios de redes sociales.

En el congreso, auspiciado por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, la diputada local de aquel estado, Liliana Luna Aguirre, señaló que la política es un espacio que se cree exclusivo para los hombres y recordó que cuando compitió por la diputación unos hombres se acercaron a decirle que a ellos no los “mandaría una mujer”.

Sobre este tema, la legisladora perredista agregó que las mujeres que han sido amenazadas, como ella, no llegaron a mandar, buscan los espacios para trabajar junto con los hombres; por ello llamó a comunicar y visibilizar que las mujeres tienen derechos políticos.

Por su parte, la académica de la Universidad Iberoamericana, Puebla, Marcela Ibarra agregó que la violencia de género tiene un alto costo para el sistema democrático porque inhibe y cerca la participación de las mujeres es los espacios públicos, educativos y productivos.

Explicó que el “espectáculo de las violencias” en redes sociales y la “pedagogía de la crueldad”, conceptos que hacen referencia al trabajo académico de la antropóloga feminista Rita Segato, promueven la violencia contra las mujeres y la repetición de la normalización del paisaje de la crueldad.

La doctora en Estudios Científico Sociales expuso además que una deuda pendiente en el análisis de la política es entender que además de las servidoras públicas y candidatas en tiempos de campañas, otras mujeres que hacen y construyen política son las activistas y defensoras Derechos Humanos.

Por otra parte, la delegada del PRI en el estado de Puebla, Sandra Montalvo, señaló que la paridad ha reordenado el mapa del poder, ha dado un nuevo sentido a la política, pero también provocó obstáculos para las mujeres como la violencia política de género.

Señaló que si bien en 2015 las autoridades comenzaron a investigar la violencia política por razones de género, no hubo sanciones ejemplares, lo que impidió que estas conductas disminuyeran, por ello consideró que en las elecciones de 2021 se pondrá a prueba las reformas en materia de violencia política.

La ex dirigente del Organismo de Mujeres Priistas, en el estado de Puebla, señaló que los partidos políticos también estarán a prueba con la implementación de sus respectivos protocolos de atención de la violencia y porque deberán respaldar a sus militantes e imponer sanciones ejemplares como quitar la candidatura o expulsar a los agresores del partido.

20/AGM/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: