Inicio AgendaEn defensa Voces de mujeres se escuchan más en redes sociales, medios impresos reportan sólo confrontaciones

Voces de mujeres se escuchan más en redes sociales, medios impresos reportan sólo confrontaciones

Por La Redacción

Ciudad de México. Cada 8 de marzo, las mujeres salen a la calle a protestar por las diversas violencias que las afectan, la llegada del Covid-19, las hizo buscar nuevas formas de manifestarse, algunas sí salieron a marchar, otras inundaron las redes sociales con su presencia, en medio de toda esta narrativa que impulsaron, actores se valieron de ellas para hacerse pasar como feministas con el fin de obtener una ganancia de ello.

Así lo señala el estudio “La disputa por el 8M: narrativas, sentidos e intereses” realizado por integrantes de Tlatelolco Lab, laboratorio digital para la democracia, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) con el objetivo de mostrar las diferentes narrativas empleadas por diversas fuerzas políticas, sociales y ciudadanas para construir una narrativa en torno al pasado 8 de marzo.

La investigación considera que el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, es una fecha histórica en la lucha feminista desde su origen en 1911, hasta hoy. Este día se ha posicionado como el momento para recordar y reivindicar la lucha de las mujeres en contra de la opresión y la desigualdad en la que viven.

El movimiento feminista, dice, pugna por un cambio cultural de raíz, que va desde lo más íntimo y personal, hasta lo público y político. En ese sentido el estudio se enfoca en 4 disputas claves: “La agenda feminista: “¡Nos queremos vivas!”, las voces de las mujeres que luchan”; “#UnVioladorNoSeráGobernador: el caso de Felix Salgado”; “Las vallas del Palacio Nacional: protección, memorial y confrontación”, y “Formas de lucha: cobertura y sentido de la violencia en las manifestaciones del 8M”.

Estas cuatro disputas claves, describe el estudio, fueron investigadas del 4 al 8 de marzo de 2020, por el grupo de investigadores de Tlatelolco lab, un proyecto del Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS), quienes recolectaron datos, monitorearon medios, analizaron narrativas y recopilaron las interacciones de la ciudadanía y de las personas con cargos políticos en plataformas digitales.

Agenda feminista

El estudio explica que en la primera disputa, es decir la agenda feminista, las mujeres siempre tienen una gran participación en las calles donde han conseguido hacer más visibles sus demandas. Pero este 8M, fue distinto en medio de una pandemia, las que pudieron salieron con medidas sanitarias, y las que no, se movilizaron en las redes e impulsaron acciones.

Ejemplo de ello, revelaron, sucedió en la plataforma de Facebook en la que surgieron diversas convocatorias con las cuales las mujeres generan tráfico de información en redes bajo los hashtag “MarchaVirtual8M, #8MTodasmarchamos, #JuntasEnRedes8M, entre otros, con los que compartieron versiones de bailes feministas, vivencias de violencia, arte o textos feministas y con el #8Mseratodoelaño reflexionaron sobre el papel político de las mexicanas.

En Twitter, los principales hashtag fueron  #NiUnaMenos y #NiUnaMás, consignas que desde hace mucho han acompañado la lucha del movimiento. En YouTube, medios de comunicación presentaron reportes de análisis sobre cómo surgió el 8M y destacaron el número de casos de feminicidio en México mientras que en la prensa escrita las demandas quedaron en segundo plano, pues dieron prioridad a hablar sobre los enfrentamientos afuera del Palacio Nacional.

Este panorama, afirma el estudio, demuestra que las voces de las mujeres se escucharon con más fuerza en las calles y las redes sociales, pues ahí no hubo intermediarios que enmarcaran o interpretaran sus demandas, ni actores que las utilizaran para cambiar el sentido a su favor.

#UnVioladorNoSeráGobernador

En cuanto a la segunda disputa: #UnVioladorNoSeráGobernador se refiere al caso de Félix Salgado Macedonio, quien era candidato a la gubernatura de Guerrero por Morena, lo cual causó gran indignación, pues éste se enfrentaba a acusaciones por abuso y acoso sexual desde 2016.

Por esta razón, dice el estudio, varios grupos, sobre todo mujeres, solicitaron al presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, intervenir y retirar dicha aspiración con la tendencia en redes “Presidente, rompa el pacto (patriarcal)”, pero la candidatura fue validada.

Esto desembocó en que la consigna “un violador no será gobernador” se volviera el nuevo grito de lucha, incluso fue proyectada sobre las paredes del Palacio Nacional antes del 8M. Más tarde, Salgado Macedonio aprovechó del Día Internacional de la Mujer para publicar en sus redes sociales: “Arriba las mujeres”, lo que generó diversas respuestas negativas de las y los usuarios.

Esta lucha que inició de las mujeres para las víctimas de Salgado Macedonio fue empleada por legisladores de Morena, quienes difundieron un video afirmando que “La 4T y el feminismo son dos movimientos que van unidos”. Por otro lado, la simpatizante morenista, Estefanía Veloz dejó el partido, por lo que medios periodísticos se valieron de esto para cuestionar la unión de este partido, el papel que el presidente jugaba, pero no posicionaron la lucha de las mujeres contra Macedonio.

Las vallas y el memorial

En la tercera disputa, el estudio revela que la colocación de las vallas antes del 8M fue visto “como bueno” por transeúntes y personajes políticos bajo el argumento de que éstas protegían tanto a los recintos históricos como a las mujeres, sin embargo, esto dio un giro cuando las vallas fueron intervenidas por colectivas y familiares de mujeres asesinadas, quienes pintaron sobre ellas alrededor de 3 mil nombres de víctimas de feminicidio.

Al respecto, diversos medios internacionales documentaron la intervención de las vallas e hicieron circular digitalmente una fotografía de una niña volando un papalote frente al recién armado memorial. “Es así como la potencia que representó la intervención de las vallas acaparó la discusión y se erigió como la narrativa dominante previo a las manifestaciones del 8M”, describe el estudio.

De acuerdo con la investigación, el 8 de marzo grupos de mujeres y hombres buscaron derribar las vallas, por lo que 62 mujeres resultaron heridas y 19 civiles, entre ellos la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta y periodistas.

Las narrativas en los medios de comunicación, dice el estudio en la última disputa, se enfocaron en exaltar la violencia en las marchas del 8M, reportaron pérdidas de comerciantes y daños a edificios públicos con el fin de reprochar las actitudes violentas por parte de las manifestantes de manera disimulada.

Otros se posicionaron a favor de los derechos de las mujeres policías y muy pocos aseguraron entrevistar a mujeres feministas que estaban en contra de las intervenciones de monumentos y calles. En medio de este bonche de información, las noticias falsas abundaron, una de ellas fue que “había una línea de francotiradores encima del Palacio Nacional”, apunta.

En general los medios de comunicación se enfocaron, una vez más,  en los actos violentos mientras que en Twitter y Facebook, sí se reportaron las agresiones contra manifestantes, fotoperiodistas y periodistas.

Las y los investigadores de este estudio concluyeron que el 8M fue objeto de una disputa de narrativas que respondieron a diversos intereses de políticos, figuras de la farándula y medios que en el pasado han sexualizado y agredido a las mujeres, pero que en esta fecha se presentaron como feministas. Por su parte, las plataformas digitales sirvieron para que las mujeres y los familiares de víctimas construyeran una narrativa de lucha.

Recordaron que la lucha por las mujeres no empieza ni termina el 8M, sino que se trabaja todo el tiempo. La amplia historia de lucha de este movimiento, dijeron, enseña que protestar es parte del reconocimiento de los derechos de ellas.

21/AEG/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más