Inicio OpiniónDesde la luna de Valencia Aclarando, que es gerundio

Aclarando, que es gerundio

Por Teresa Mollá Castells
CIMACFoto: César Martínez López

Esta semana, leíamos en un tuit de la vicepresidenta y portavoz del gobierno valenciano del Botànic y a su vez responsable de la Consejería de Igualdad y Políticas inclusivas, Mónica Oltra, algo que, al menos a mí, me dejó helada. El tuit decía esto: “No soy mujer por mis genitales, soy mujer porque me comporto y pienso como una mujer”.

No creo que a la otrora bastante histriónica y un tanto radical Mónica Oltra se le tenga que explicar que este comentario resuma machismo por sus cuatro costados.

Recordemos que es la responsable de Igualdad del Gobierno Valenciano y que se supone que ha de impulsar medidas para eliminar las desigualdades entre mujeres y hombres, luchar activamente contra las violencias machistas, y así un largo etcétera para conseguir una sociedad libre de machismo, que recordemos que mata sistemáticamente a las mujeres por ser mujeres.

Recordemos el asesinato ocurrido en días pasados por terrorismo machista en Alovera (Guadalajara) que insisto nos asesina por ser mujeres.

Y nos viene Oltra con que detrás de la inclusividad, se escondía la interseccionalidad que defiende que los deseos individuales pasen por encima de los derechos ya conquistados de las mujeres.

Analicemos. Si Oltra está donde está en estos momentos es gracias a las luchas de muchas feministas que nos precedieron y que incluso pagaron con sus vidas nuestros derechos de hoy, incluido el de ser electora y elegible como lo fue Oltra.

Con declaraciones como esta, Oltra no me representa como mujer porque no defiende los derechos de las mujeres, defiende, como la ministra de Igualdad, los derechos de quienes con su neolenguaje, pretenden borrarnos somo sujetos políticos específicos con unos derechos específicos conseguidos por las luchas del movimiento feminista a lo largo de la historia.

La interseccionalidad nunca puede representar nada que no sean deseos individuales frente a un movimiento universalista como lo es el feminismo que busca la equidad integral y real de las mujeres frente a los hombres, y para ello se ha de legislar específicamente para buscar esa equidad.

La interseccionalidad que defiende Oltra, traducido para entendernos, significa que los deseos de algunas personas, mayoritariamente hombres, están por encima de los derechos de TODAS las mujeres. Significa que si se lleva cabo ese despropósito, lugares de seguridad para las mujeres puedan ser invadidos por hombres que, por el simple hecho de “sentirse” mujeres puedan utilizarlos. Y este es sólo un ejemplo.

Pero lo más triste de todo es que debajo de esa interseccionalidad se le está haciendo el juego a un patriarcado feroz que busca aliados para camuflarse y seguir con su estatus de dominación de las mujeres como lleva haciendo hace siglos.

Antes nos ocultaban y por eso no aparecen mujeres en los libros de texto de escuelas e institutos y con ello se deja huérfanas de referentes a las niñas. No hay apenas mención de grandes literatas, músicas, pintoras y así un largo etcétera.

Ahora con el neolenguaje pretenden volvernos a ocultar con expresiones como “seres gestantes o seres menstruantes”. Y no. Somos mujeres porque nacimos sexuadas como mujeres y ese constructo perverso llamado género nos ha educado en la sumisión incluso antes de nacer. Y precisamente por eso el feminismo pretende su abolición. Porque nos socializa desde el patriarcado para ser dóciles y sumisas a su mandato y permanentemente a su servicio.

Y eso es lo que defienden Oltra y Montero con su defensa del género, olvidando ambas, como ya he dicho antes, que si ostentan posiciones de responsabilidades políticas ha sido gracias al feminismo.

Y por si quedaba alguna duda, decir a ambas que por favor dejen de llamarse feministas porque insultan al movimiento feminista al cual me siento muy orgullosa de pertenecer.

Las que llevamos años en la lucha feminista reivindicando una igualdad efectiva, real y justa entre mujeres y hombres, no vamos a permitir que se dé ni un paso atrás en los derechos conseguidos.

Y nos encontrarán en la calle, en las redes y donde haga falta. Porque interseccionalidad es contraria al feminismo. Porque los deseos de unos pocos no pueden borrar a la mitad de la población con su neolengua. Porque desde el feminismo se desea abolir el género que es el origen de la opresión de algo más de la mitad de la población mundial. Y porque somos mujeres con cuerpos sexuados de mujer y por ello nos asesinan.

Nunca los deseos pueden borrarnos como mujeres. Eso es patriarcado, y por tanto machismo en estado puro. Y una nueva manifestación de la terrible alianza entre patriarcado y capitalismo que significa para las mujeres mayor dolor y opresión.

Y eso, el borrado de las mujeres que pretenden estas dos altas dirigentes políticas, el movimiento feminista no lo va a permitir. Y por ello voy a seguir luchando.

21/TMC/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más