Inicio AgendaLibertad de Expresión “El primer sonido con el que cargamos es nuestra voz”, cuatro años de Musas Sonideras

“El primer sonido con el que cargamos es nuestra voz”, cuatro años de Musas Sonideras

Por Hazel Zamora Mendieta

Ciudad de México. Marisol Mendoza es mejor conocida como la “Musa Mayor”, trabaja para visibilizar el talento de las mujeres sonideras de México y el pasado 17 de julio cumplió cuatro años de tejer redes con 37 sonideras del país y Estados Unidos a través de la agrupación Musas Sonideras. 

El primer sonido con el que cargamos en nuestra voz, antes que los aparatos, y de eso va, que otras también tengan esa oportunidad de darse a conocer y que no desistan ni mueran en el intento.

Lo que más apasiona a Marisol de ser sonidera es hacer vibrar a las personas por medio de la música y el baile. “Ser sonidera es trabajar con gente, con humanos, verlos bailar, verlos vibrar y entonces tener la oportunidad también de hablar con ellos es algo que me apasiona”.  

Antes de ser la “Musa Mayor”, Marisol Mendoza escribía sobre los bailes de sonidero en la Merced y Tepito en un colectivo llamado Proyecto Sonidero. “Yo empecé escribiendo y entre a la primer colectiva que se llama Proyecto Sonidero, con los codirectores Mariana Delgado y Marcos Ramírez, y a partir de ahí me adentro más, empiezo a grabar, a entrevistar, pero veo que hay poca participación de las mujeres”.

Este medio resultaba natural para Marisol, ella nació en una familia de sonideros, su padre y su hermano son conocidos como el “Sonido Duende”. Sin embargo, fue hasta su documentación que comenzó a notar que el mundo del sonidero está lleno de nombres masculinos, mientras las mujeres aunque eran pioneras, no tenían la misma atención. 

“Cuando yo las conocía hace 14 años, solo circulaban cinco nombres; uno de ellos viene de la “Dinastía Perea” que es Luz María Perea, “Sonido la Morena”, circulaba el nombre de Lupita “la Cigarrita”, “Sonido Radio Voz”, de “la Dama” y y otras sonideras, pero no había muchas“.

Inspirada en el trabajo de estas sonideras, Marisol decidió crear la colectiva “Sonideras de Corazón”, más tarde daría el salto a crear una agrupación que busca reunir a todas las sonideras de México: Musas Sonideras. 

A partir de que hacemos la colectiva empezamos a conocerlas a través de las redes sociales, de algunos presenciales y pues ahí empieza todo, porque no solamente somos la cara bonita o la oferta del día porque hay tardeada, mujeres dos por uno, mujeres gratis, no, no somos esa mercancía que atrae la economía, así nos quieren tratar, pero no lo somos. 

Marisol contactaba, promovía e invitaba a eventos a las sonideras, pero fue hasta hace tres años que una amiga la empujó a tomar los micrófonos.

Un 13 de octubre del 2018, me lanzo como sonidera en la Azotea 118.  Fue algo muy raro, porque pues sí tenía la espinita y el material y todo, porque ahí estaban los discos de acetatos, los aparatos, el micrófono, todo todo estaba ahí, pero no me animaba, hasta que llegó un día “Sonido Yare” de San Diego California y me regaló una presea en forma de micrófono. Eso fue en julio para octubre, yo ya estaba tomando el micrófono”.

Mas allá del barrio, las Musas Sonideras han conseguido colocarse en otros espacios que no había alcanzado la escena sonidera, como museos, universidades, centros culturales y acompañan con su música también las movilizaciones feministas. 

CIMACFoto: César Martínez López

También te puede interesar: “Mujeres del viento florido”, tejer sonidos y derribar desigualdades en la música

“A mí me pareció muy interesante porque me dijo que íbamos a trabajar en cultura. Entonces se me hacía algo muy difícil porque nuestro ambiente siempre es en el barrio. Se me hacía muy difícil poner a bailar otro de gente, nosotros les llamamos “la fresada”, pero ya vimos que sí les gustaba la cumbia, que sí les gustaban los saludos y entonces, pues gracias a dios fuimos conquistando ese nuevo este público”.

La que habla es la sonidera Marisol Navarro, mejor conocida como “Sol Salcita”. La infancia de Sol la acompañó la música sonidera, de grande ambientaba las fiestas familiares, hasta que se cruzó en su camino un concurso de la “voz femenina” del sonidero y ganó el segundo lugar. “Pues a mí me gustaba poner la música en los eventos familiares, en las fiestas de entre amigos, pero nunca me imaginé que yo iba a ser sonidera”. Desde entonces no dejaron de llegarle las invitaciones a presentarse en lugares que jamás imaginó musicalizar.

De acuerdo con las Musas, de las personas sonideras en México solo uno por ciento son mujeres, además, no tienen la misma remuneración económica por su trabajo, la mayoría no cuenta con equipo de audio propio y se enfrentan constantemente al machismo. 

Ha sido muy difícil, porque los hombres al principio como que nos ponían pruebas. O sea, a ver qué tanto sabías de música, qué tanto sabías de conectar, qué tanto sabías del ambiente, nos hacían preguntas así como si fuera un examen. Pero yo creo que un sonidero no nace por todo el equipo que tenga, yo creo que un sonidero nace desde su música y el que tenga ese carisma para que la gente lo acepte, porque esto no es tan fácil que la gente te acepte, no es muy fácil. Entonces uno crea un estilo, la gente te va siguiendo.

Sol Salcita ve en el sonidero una herramienta de cambio social y busca inspirar a otras mujeres a hacer resonar sus voces.

Ser una inspiración para las nuevas generaciones que vienen porque sabemos que detrás de el sonido siempre existe la hija la mamá la esposa entonces este a todas esas que todavía no se atreven a a salir de pues sí del closet, pues que se atreven entonces queremos ser una inspiración para todas aquellas que todavía no no se animan a agarrar el micrófono. 

Las Musas Sonideras no sólo construyen lazos entre ellas, como explica Marisol Mendoza, su lema muestra la trascendencia que tiene este proyecto. “Tenemos ese eslogan de mujeres apoyando mujeres y hasta que las sororidad se haga costumbre. Porque otras mujeres que tienen otros espacios también están siendo sororas con nosotras; tengo una cafetería vente a tocar, tengo una gaceta, tengo una cámara, te voy a tomar una foto. Entonces esos espacios que nos han brindado otras mujeres a mí me dan mucho gusto”. 

Por delante queda mucho trabajo quehacer para las Musas Sonideras, pero este primero de agosto celebraran su cuatro aniversario con la presentación de sonideras que vienen de distintas partes del país. Consulta más información aquí.

21/HZM/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content