Inicio Agenda Autoridades electorales han planteado “una salida mañosa” para evitar la paridad: experta

Autoridades electorales han planteado “una salida mañosa” para evitar la paridad: experta

Por Anayeli García Martínez
paridad01larepublicadelasmujeres

Ciudad de México.- El Instituto Electoral de la Ciudad de México y el Tribunal Electoral de la capital han planteado “una salida mañosa” para evitar la paridad, al asignar las diputaciones plurinominales a candidatos hombres, en vez de a candidatas mujeres que obtuvieron mayor votación, para supuestamente mantener la “paridad cuantitativa”, dijo la analista Rosario Guerra.  

Al participar en una mesa de análisis organizada este 11 de agosto por la Red Mujeres en Plural y la Subdirección de Género, Diversidad e Inclusión del ITAM, la experta destacó que, en caso de prosperar, las recientes resoluciones sobre asignación de diputaciones plurinominales van a generar un precedente negativo que se podría reproducir en otros estados.

La paridad, dijo, es un principio constitucional que garantiza la no discriminación de las mujeres y la igualdad. Sin embargo, advirtió que en la Ciudad de México se está viviendo un retroceso porque el Consejo del Instituto Electoral local decidió, sin tener las facultades, cambiar la lista B de repechaje, en donde las mujeres tenían los primeros lugares por haber logrado el mayor número de votos sobre otros candidatos.

Así empezó una discusión para resolver si en la asignación de diputaciones ganadores se debería considerar la votación por distrito o la votación por la ciudad. Obviamente, explicó Guerra, es una competencia por una comunidad, en un distrito, y por lo tanto se debe tomar en cuenta la votación local emitida.

Las personas que ganaron el mayor número de votos son las que se asignan por medio de la lista A. Es decir, la lista B es para designar las diputaciones plurinominales a las personas que obtienen el segundo mejor lugar. Esta segunda lista, llamada de repechaje, se constituye sin importar si las personas son hombres o mujeres.

Para la analista, el Consejo local electoral decidió cambiar la segunda lista porque argumentó que había más mujeres que hombres y de mantenerse así habría una mayoría de mujeres en la próxima Legislatura del Congreso la Ciudad de México, algo que iba en contra de lo que ellos llamaron “paridad cuantitativa” es decir, “se inventaron un término que no existe”, dijo Guerra.

La defensora de los derechos político-electorales destacó que la reforma constitucional de 2014 que reconoció la paridad de género como un principio constitucional no estableció que la paridad es un techo ni la calificó como “cuantitativa”,”cualitativa o “de sexos”. “Cuando se le califica se le distorsiona porque básicamente se trata de evitar la paridad”, advirtió.

De acuerdo con la analista, el Consejo electoral inventó este término para decir que las mujeres deben tener 50 por ciento de las diputaciones y no pueden tener más, “cuando esto es absolutamente falso”. “La paridad, dijo, se hace precisamente para cerrar la brecha entre los géneros y básicamente no es una función de Consejo local electoral equilibrar el pleno para lograr que sean 33 hombres y 33 mujeres, como indebidamente lo hicieron”.

El Congreso de la Ciudad de México se integra por 66 diputaciones, 33 por voto directo y 33 por designación plurinominal. Guerra detalló que el organismo electoral no tienen las facultades ni las atribuciones para cambiar las listas y mucho menos para tomar decisiones en términos de la integración del Congreso bajo el pretexto de que no debe haber más de 50 por ciento de mujeres.

Esta decisión dijo, generó que las candidatas fueran sacadas de los primeros lugares de las listas plurinominales y llevadas a los últimos lugares. “Obviamente se distorsiona la voluntad popular, en primer lugar, porque no se toman en cuenta la votación local emitida sino un criterio de un órgano electoral para cambiarlo, sin tener ninguna facultad para poner varones en lugar de mujeres en esos lugares”.

La paridad, aclaró, existe sin calificativos en la Constitución local de la Ciudad de México, donde se dice “paridad de género”, es decir, la paridad en las candidaturas para la elección de los cargos, pero en la ley no se hace referencia ala conformación de los órganos camarales o de los órganos constitucionales a los que aplica la paridad.

No conformes con quitar a las mujeres de los primeros lugares de las listas, negándoles sus derechos y distorsionando la votación, también hablaron de “sobre y sub representación” como violatorias de la paridad. Al respecto, la también integrante de la Red Mujeres en Plural detalló: “Esto no lo dice el texto constitucional, el texto constitucional habla de paridad y habla de candidaturas y es el voto popular el que decide si hay más hombres o más mujeres, quiénes son los más votados”.

Algunas candidatas como Lucia Alejandra Puente García, por Movimiento Ciudadano y Jacqueline Villareal García, por el PRI, hicieron campaña como candidatas que buscaban el voto de forma directa. No ganaron por el principio de mayoría relativa, pero tuvieron una votación favorable que les dió la posibilidad de obtener un cargo, por medio de la lista B, aunque esto no sucedió por el criterio del Instituto Electoral.

La candidatas impugnaron la resolución del Instituto Electoral del pasado 12 de junio, pero el Tribunal Electoral de la Ciudad de México determinó que los hombres deberían quedar en los primeros lugares y ser diputados porque de otra manera se violaban sus Derechos Humanos y determinaron que, siguiendo el derecho pro persona, el órgano local electoral había aplicado correctamente el criterio.

“Es también una aberración porque en Derechos Humanos hablamos de progresividad y las medidas afirmativas como la de paridad tienen esta cuestión, que básicamente ayuda a que las acciones afirmativas puedan llevarse a cabo y puedan sostenerse. Se debe respetar lo que dice la Constitución en términos de paridad, sin calificativos, y dejar que las acciones afirmativas se lleven a cabo”, dijo Rosario Guerra.

La especialista agregó que estas resoluciones de la autoridad electoral constituyen  violencia contra los derechos de las mujeres, pero también una violación del voto de las personas. Es por eso que anunció que la red Mujeres en Plural va a presentar un amicus curiae (argumentos jurídicos) a la Sala Regional de la Ciudad de México, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, donde llegarán estas impugnaciones.

21/AGM/ AJSE

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content