Inicio AgendaLaboral Justicia y bienestar para las trabajadoras

Justicia y bienestar para las trabajadoras

Por Carmen R Ponce Meléndez
TrabajadorasIEMS01_MG_7791cesarmartinezlopez
CIMACFoto: César Martínez López

Mujeres, proletarias del proletariado. Angela Davis

El 11 de octubre se anunció el Premio Nobel de Economía. Es un reconocimiento tácito y explícito respecto a la mayoría de las cosas que se han dicho y sostenido sobre el mercado laboral, particularmente en el tema de salarios. Nunca tuvieron una base científica, son supercherías ideológicas neoliberales para sustentar el proceso de acumulación del capital sobre las espaldas de las mujeres.

Durante décadas, en la teoría dominante se anclaba el salario a la inflación y al empleo, no se podían dar aumentos salariales porque se reducía el empleo y aumentaba la inflación, algo con efectos muy graves para la clase trabajadora.

Ahora este premio Nóbel demuestra que eso siempre fue falso, es posible incrementar el salario sin que disminuya el empleo o se cause inflación. Los premiados, el canadiense David Card (Universidad de Berkeley) el estadounidense Joshua Angrist (MIT) y el holandés Guido Imbens (Universidad de Stanford), lo demuestran en sus estudios. Le hizo justicia la revolución a la clase trabajadora.

En palabras del Comité de los Nobel, “han revolucionado la investigación empírica en economía”. En particular, han clarificado cómo entender adecuadamente la relación “causa-efecto” en los estudios con datos. Asimismo, pero no menos importante, tienen notables y clarificadoras aportaciones en cuestiones controvertidas sobre los efectos del salario mínimo, la inmigración, y el nivel educativo sobre el mercado de trabajo.

Card y Krueger mostraron que la subida del salario mínimo no había generado un descenso del número de empleados. Esta conclusión se oponía a la teoría dominante de la época, según la cual un aumento del salario mínimo destruía empleos.

Card, además, estudió la relación entre inmigración y mercado de trabajo, basándose en un caso concreto: la instalación, en 1980, en Miami (Florida) de decenas de miles de cubanos que el presidente Fidel Castro dejó salir del país. Los trabajos del economista mostraron que la llegada de éstos no tuvo un impacto negativo en el empleo.

Otro método de experimentos económicos en el terreno, un gran avance para la política de migración y laboral, quizás por eso se saludó el Nobel de este año como “un premio formidable”.

¿Cómo es el mercado laboral mexicano y los efectos de no aumentar salarios?

En primer término una gran precarización de la clase trabajadora: en especial mujeres. Según Irvin Rojas a partir de 1982 el diagnóstico era que la alta participación del Estado en actividades económicas impedía la realización de las bondades de los mercados.

En la esfera del trabajo se enfatizó el papel de los salarios como una causa de la alta inflación, salarios bajos equivalía a mantener bajos costos laborales y una alta competitividad internacional. Gobierno y líderes sindicales fungieron en la práctica como administradores de la precariedad laboral.

Cálculos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) revelan que a inicios del sexenio, el ingreso laboral estaba en un nivel similar al de 2005 y con una brecha de desigualdad de género, misma que prevalece. “Trabajo, salarios y relaciones laborales, Irvin Rojas. 4T Claves para descifrar el rompecabezas”. Ed. Grijalbo, mayo 2021.

En 2018 México tenía uno de los salarios mínimos más bajos de América Latina: 88 pesos diarios. A su llegada al poder, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció un incremento del 100 por ciento en los 43 municipios que limitan con Estados Unidos, la llamada Zona Libre de la Frontera Norte, y del 16 por ciento en el resto del territorio.

Raymundo Campos, junto a Gerardo Esquivel, coautores de un estudio publicado en la revista especializada “Economics Letters”, señala que a esta subida le siguieron dos más en 2020 y 2021. Esta última, en plena crisis del coronavirus, fue criticada por el sector privado y sus representantes en la Comisión Nacional de Salarios Mínimos votaron en contra. A inicios de 2021, en plena pandemia, casi 72 por ciento de los trabajadores fronterizos que estaban laborando en 2018 mantenían su empleo frente al 70 por ciento en el resto del país.

Lo importante aquí es quitar esos mitos y estudiar lo que realmente pasa, zanja Campos; un punto de vista similar al de los premiados por el Nóbel de Economía.

Pandemia y sus efectos en el mundo laboral

Al comparar los niveles salariales de 2019-21 se aprecia que si bien hay una recuperación respecto a 2020 en materia de empleo, también hay una pérdida de calidad en éste; dicho de otra manera los salarios son más bajos y la informalidad aumentó, tanto para mujeres como para hombres (véase gráfica).

La columna salarial más alta corresponde al rubro de más de 1 y hasta 2 salarios mínimos; 6.6 millones de mujeres se ubican ahí en 2019, la gran mayoría. Para 2021 esta cifra crece a 7.2 millones, lo mismo sucede con los hombres.

Como se ilustra en la gráfica, en el rubro salarial más alto (más de 5 SM), se reportan un millón de hombres, mientras que las mujeres sólo 400 mil (2021); en  2019 estos datos eran de 1.3 millones y 550 mil, respectivamente. Quiere decir que actualmente hay menos trabajadores y trabajadoras que ganen más de 5 salarios mínimos y desde luego persiste la desigualdad de género, el número de mujeres en ese nivel salarial es mucho menor, como antes de la pandemia.

A escala nacional 56 de cada 100 trabajadores son informales, para las mujeres la cifra también es de 56.0 por ciento, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi. Esta situación refleja que más de la mitad de las trabajadoras enfrentan alta vulnerabilidad laboral: sin contratos, sin prestaciones, sin acceso a salud, sin seguridad social o incluso con intermitencia en las remuneraciones.

El complemento de este escenario es la inflación, no ha idsminuido y se mantiene por encima del rango 3-4 por ciento de Banxico. En la 1ª quincena de octubre Inegi reporta una inflación de 6.1, muy superior a la meta de Banxico. ¿Cuáles son los productos con los precios más altos?.

  • Alimentos, bebidas y tabaco con 8.1 y un alto impacto en los bolsillos, en 2019 era de 4.1, prácticamente creció al doble.
  • Específicamente alimentos pasó de 3.9 (2019) a 8.5 para octubre de 2021
  • Energéticos es otros factor clave de -3.1 se incrementó hasta 11.7 (2009-2021)
  • El alza en el precio promedio de la canasta básica en la Ciudad de México pasó de 5.4 por ciento a 7.7; en Guadalajara subió de 7.1 a 8.1, y Monterrey aumentó de 7.5 a 8.1 por ciento.
  •  

Definitivamente un shock para la economía familiar -pese a los incrementos salariales de este gobierno- ya se reciente mucho. Será un tema importante a la hora de definir los incrementos salariales para 2022.

Con la usual ortodoxia neoliberal de Banxico incrementó a 4.75 la tasa de referencia, supuestamente para controlar la inflación. ¡Falso!, no se controla la inflación y sí se provocan mayores problemas para la clase trabajadora y para el país; en palabras del subgobernador Gerardo Esquivel, quien votó en contra de esta medida, y lo argumenta:

“Es inefectivo porque una mayor tasa no resuelve los factores que originan las presiones inflacionarias: aumento en precios internacionales de los insumos y disrupciones en las cadenas de suministro”, indica el informe publicado este jueves sobre las decisiones de política monetaria. Y es también ineficiente porque este aumento podría afectar a la economía en distintas dimensiones, argumentó Esquivel. Entre las posibles afectaciones enlistó el consumo, la inversión, el crédito y las finanzas públicas.

En síntesis, México es el tercer país con la mayor proporción de habitantes en situación de pobreza en América Latina y el Caribe, sólo superado por Honduras y Guatemala, reveló un estudio de red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (Latindadd). La explicación está en el mercado laboral.

21/CRPM/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content