Inicio AgendaLaboral Piden trabajadoras del hogar al Senado modificaciones a la Ley del Seguro Social

Piden trabajadoras del hogar al Senado modificaciones a la Ley del Seguro Social

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa
trabajoprecario

Ciudad de México.- Establecer el derecho a la vivienda, eliminar la obligación del aporte tributario para las trabajadoras, reducir requisitos para la inscripción, facilitar el pago de cotizaciones, permitir la aportación pluripatronal y crear un grupo de inspectores laborales especializados, fueron algunas de las modificaciones que las trabajadoras del hogar pidieron al Senado de la República para reformar la Ley del Seguro Social. 

Al participar en el Parlamento Abierto organizado por el Senado de la República el pasado 24 de noviembre a propósito de la reforma a la Ley del Seguro Social que prepara el Congreso en materia de trabajadoras del hogar, representantes de este sector plantearon distintas modificaciones a la reforma a la Ley, a fin de garantizar y ampliar sus derechos laborales. 

Desde 2019, la Suprema Corte de Justicia de la Nación mandató al Congreso de la Unión a garantizar la seguridad social mediante una serie de pasos, entre ellos: reformar la Ley del Seguro Social para reconocer derechos para las trabajadoras del hogar y así, evitar su discriminación en la ley. 

Si bien el plazo para esta reforma venció en abril pasado, el Senado aún sigue sin dictaminar ninguna iniciativa, sin embargo, ya existe una propuesta de reforma que fue discutida con las representantes de las trabajadoras del hogar, así como otros organismos, durante este Parlamento.  

En su intervención, la directora del Centro de Apoyo y Capacitación para el Empleo del Hogar (CACEH), Marcelina Bautista Bautista, dijo que la iniciativa que les presentó la Comisión de Seguridad Social del Senado aún mantiene un sesgo discriminatorio, ya que el sistema de seguridad social que se propone no refleja las condiciones específicas de las trabajadoras del hogar en México. 

Marcelina Bautista pidió conocer los resultados de la Fase 2 del Programa Piloto para la Afiliación de las Trabajadoras del Hogar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y aseguró que la iniciativa del Senado no se ajusta a la realidad de las trabajadoras por los lineamientos que establece el IMSS para cubrir las aportaciones obrero-patronal, los tiempos para la inscripción de empleadoras y trabajadoras del hogar, la exigencia de la cobertura total de 30 días, así como el monto del salario base y la cotización. 

La también defensora de los derechos laborales precisó que el requisito que establece el IMSS de esperar un mes después de dar de alta a la trabajadora para darles acceso a los servicios y la atención médica, mientras el resto de trabajadoras y trabajadores lo tiene de forma inmediata, deja a las trabajadoras en la indefensión. 

“No queremos una reforma legislativa que siga presentando barreras para el derecho humano a la seguridad social, incluida la vivienda”, dijo Bautista, y señaló que, en concreto, los artículos que deben modificarse en la iniciativa son: 239 B fracción 1; 239 C; 239 D y 239 H, apartados son relativos al derecho a la inscripción con pleno acceso a beneficios del IMSS; las aportaciones de las trabajadoras y salario base de cotización. Solicitaron se haga una mesa de trabajo para asegurar estas reformas. 

Por su parte, la secretaria General Colegiada del Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar (Sinactraho), María de la Luz Padua Orihuela, dijo que los programas públicos lanzados hasta ahora para la seguridad social de este sector han sido un fracaso.

Por ello, la Sinactraho propuso al IMSS garantizar el derecho a la seguridad social con al menos 8 salarios mínimos profesionales durante un mes, o alcanzar 30 horas de trabajo en un periodo de 30 días; iniciar la vigencia de la seguridad social a partir del inicio de la relación de trabajo; suprimir cargas fiscales para las trabajadoras; facilitar el pago de cotizaciones a través de tiendas de autoservicio o por medio de bancos del bienestar; actualizar el estatus de afiliación en tiempo real; alertar en caso de incumplimiento del pago por parte del empleador; permitir un esquema de seguridad social compartido entre empleadores; y reducir en 20 por ciento los costos por inscripción para la y el empleador. 

Asimismo, Padua Orihuela pidio reconocer el derecho a la vivienda; hacer un padrón de autoridades laborales y de seguridad social; sancionar al empleador en caso de incumpliento; crear un cuerpo especializado de inspectores; mantener la vigencia de la inscripción del IMSS en caso de despido por embarazo, riesgo de trabajo o enfermedad; considerar como grupo vulnerable a las trabajadoras del hogar para que reciban un subsidio por parte del Estado; entre otros derechos.    

Por su parte, la coordinadora para América Latina y el Caribe de la Federación Internacional de las Trabajadoras del Hogar, Adriana Paz Ramírez, también presente en el parlamento, dijo que México es el segundo país en la región con el mayor número de trabajadoras del hogar, pero 98 por ciento de ellas no tienen protección social y perciben 50 por ciento menos ingreso que el resto de los sectores laborales en México. 

La defensora de los derechos de las trabajadoras explicó que la cobertura voluntaria (como la que se tiene hasta ahora en México) no significa un derecho, sino que es nada más una “dádiva, un favor”, y no significa ejercicio pleno de derecho. Además, detalló, falta de previsiones y estrategias para la afiliación de trabajadoras de hogar que están en un esquema de pluripatrón o multiempleo, que es la tendencia de la modalidad de empleo de la mayor parte de las trabajadoras de este sector; y la falta de incentivos contributivos también estaría relacionado con la baja de afiliación. 

Al respecto, la senadora por Movimiento Ciudadano, Patricia Mercado, admitió que van retrasadas en el proceso de reforma, y que la actual iniciativa requiere mejoras porque aún no contiene una reforma en materia de inspección del trabajo, el derecho a la vivienda ni protección para las niñas mayores de 15 años que laboran en este sector. Con respecto al esquema de multipatrón, la senadora dijo que se está planteando un modelo de protección social universal que incorpore a éste y otros sectores con esquemas de ocupación diferenciados. 

Como Cimacnoticias lo dio a conocer en el “Reportaje Especial: Alejado de la realidad, Programa Piloto de afiliación al IMSS trabajadoras del hogar”, en junio pasado el Congreso tenía ya una iniciativa que propone incorporar de manera obligatoria a las trabajadoras del hogar a la seguridad social, sin embargo, estas modificaciones dejarían fuera a las mujeres que laboran menos de 20 horas al mes y ganan menos de un salario mínimo, quienes representan 47 por ciento del total de este personal.

En su momento, Patricia Mercado explicó en entrevista con Cimacnoticias que uno de los cambios principales en esta iniciativa es que sea ahora el patrón quien inscriba y retenga las cuotas obrero patronales de la persona trabajadora, aún cuando ésta tenga más de un empleador. Para ello, el patrón puede no estar registrado ante el SAT y se simplificó el trámite en línea.

No obstante, para que una trabajadora pueda acceder a la cobertura total de un mes de aseguramiento, ésta debe cubrir al menos 20 días de trabajo y percibir un monto salarial equivalente a cuando menos un salario mínimo.

Esta limitante hace una diferencia grande entre las y los trabajadores, especialmente para las mujeres. La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, de Inegi, reportó que al cuarto trimestre de 2019, 52.3 por ciento de las personas que realizan trabajo doméstico remunerado cumplen jornadas de trabajo de menos de 35 horas, esto equivale a 4.3 días a la semana, lo que representa apenas 17 días al mes.

Esta iniciativa, sin embargo, no había sido consultada con las organizaciones de las trabajadoras del hogar; y si bien se esperaba que fuera discutida en dentro del Congreso durante el segundo periodo ordinario de sesiones de este año, esto no sucedió.

Durante el parlamento también participó la directora de Incorporación y Recaudación del Instituto Mexicano de la Seguridad Social, Norma Gabriela López Castañeda, quien explicó que el Programa para la Incorporación a la Seguridad Social de las Trabajadoras del Hogar y el Programa Piloto para Trabajadores Independientes (que también afilia a trabajadoras de este sector pero con menos prestaciones), equivalen a 76 millones de pesos mensuales para el IMSS, lo que equivale a construir cada mes una unidad de medicina familiar, de cinco consultorios.  

Destaca que durante el inicio de este evento, Napoleón Urrutia, presidente de la Comisión de la Ley –encargada de la elaboración de la reforma– desconoció inicialmente que el evento se trataba de un ejercicio de parlamento abierto y en cuanto éste inició, el senador se fue a otra reunión. 

21/AJSE/ LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content