Inicio Estados Empantanado, juicio de Mariana Lima, asesinada en Edomex hace 12 años

Empantanado, juicio de Mariana Lima, asesinada en Edomex hace 12 años

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa
irineabuendia01cesarmartinezlopez

Ciudad de México.- El proceso penal para juzgar al feminicida de Mariana Lima Buendía, asesinada hace 12 años en el Estado de México, permanece “empantanado” en los juzgados de Neza-Bordo porque las audiencias se han diferido y porque la defensa legal del presunto feminicida pide repetir diligencias innecesarias.

El caso de Mariana Lima Buendía, asesinada en 2010 en Chimalhuacán, Estado de México, por su expareja, es emblemático del acceso a la justicia para las mujeres en México, ya que por él, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió en 2015 una sentencia histórica en la que ordenó investigar todas las muertes violentas de mujeres como feminicidio, juzgar con perspectiva de género y, lo más elemental, reabrir el caso de Mariana, el cual se juzgó inicialmente como suicidio.

Si bien la defensa legal del caso, a cargo del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), esperaba que en 2020 se dictara una nueva sentencia condenatoria contra el presunto feminicida (un policía ministerial que era pareja de Mariana), el caso aún prevalece en la etapa de instrucción (juicio), en la cual lleva ya más de cinco años atorada; explicó en entrevista con Cimacnoticias la abogada Ana Yeli Garrido, coordinadora de la organización Justicia Pro Persona. 

De acuerdo con la abogada, lo único que queda por hacer para que el Poder Judicial dicte una nueva sentencia en el caso es clarificar si aún falta alguna prueba de la defensa, así como que se lleve a cabo una junta de peritos.  

A decir de Garrido, este retraso es “totalmente injustificado y demuestra la gran falencia del sistema de justicia en el Estado de México, que acentúa que las personas no cuenten con una justicia pronta y expedita como lo mandata la ley”.

Ésta es la última fase del proceso que se inició en 2015, cuando la SCJN ordenó a la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de México reabrir el expediente y determinar las causas por las cuales murió Mariana Lima, así como investigar la probable responsabilidad de su expareja, el policía ministerial Julio César Hernández Ballinas.

Si bien en 2016 se logró la aprehensión de Hernández Ballinas, que permanece recluido en el penal de Neza Bordo, en últimas fechas el caso permanece “empantanado”, ya que decenas de audiencias se han diferido bajo el argumento de la pandemia por COVID-19 y porque la defensa legal de Hernández Ballinas pidió que se citaran a los peritos que ya se habían interrogado previamente para este caso, explicó por su parte en entrevista telefónica Irinea Buendía, madre de Mariana Lima. 

“Nosotras, junto con el Observatorio, hemos visto que ellos están alargando el proceso y en un afán de simulación están haciéndonos perder el tiempo”, detalló Buendía, quien desde 2020 enfrentó un atentado a su seguridad y ha padecido dos veces COVID-19, sin que por ello abandone el proceso judicial por el caso de su hija.

De acuerdo con Irinea, decenas de audiencias se han diferido porque los peritos muchas veces no llegan, la Fiscalía no les avisa, y algunos ya cambiaron de domicilio y argumentan que es más difícil ir a declarar. 

Además de diferir las audiencias, desde 2015 se han presentado en el nuevo proceso judicial otras irregularidades que han impedido a la familia de Mariana (cuyo padre, Lauro Lima falleció en el proceso) acceder a la justicia, por ejemplo, que el Poder Judicial del Estado de México ha cambiado 8 veces de jueces. Otra irregularidad fue que, tras su captura, Hernández Ballinas fue llevado al Penal de Neza- Bordo pero pidió que se le trasladara a un penal distinto porque él trabajaba como ministerial precisamente en esos municipios y estaba en riesgo su seguridad. En consecuencia, la investigación del caso se trasladó a los juzgados del Penal de Almoloya, también en el Edomex, pero después de varios meses, el acusado se amparó para que el expediente regresara a los juzgados de Nezahualcóyotl bajo el argumento de que los hechos ocurrieron en el municipio colindante de Chimalhuacán. 

Aunque el Observatorio alegó que en esos juzgados podrían prevalecer las redes de apoyo para el agresor que obstruyeron la justicia la primera vez que se investigaron los hechos, el Poder Judicial concedió este amparo y el expediente regresó al Juzgado Penal de Primera Instancia del Distrito Judicial de Nezahualcóyotl, donde el presunto feminicida permanece recluido sin sentencia, como lo ha explicado el Observatorio.

Cansada de este letargo, en noviembre de 2021 Irinea Buendía solicitó una audiencia con el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de México, Ricardo Alfredo Sodi Cuellar, a quien le expuso la situación en la que estaba el proceso judicial y solicitó que apercibieron a los peritos por sus frecuentes ausencias, de acuerdo con lo que narró en la entrevista la ahora defensora de los derechos de las mujeres. 

El presidente les explicó que él, en su experiencia como juez, ha visto cómo muchas veces los Ministerios Públicos hacen esto para simular que están trabajando en el caso sin que se avance nada, esto, les dijo, es para alargar el proceso o aburrir, por lo que se comprometió a “tomar cartas en el asunto”, de acuerdo con Irinea Buendía.

Si bien desde entonces se reanudaron las audiencias, Irinea Buendía se ha visto en la necesidad de convocar a otras madres de víctimas para que la acompañen a los juzgados. Con ello ya se ha visto que los jueces personalmente se presenten a las audiencias, y no por medio de los secretarios de acuerdo. “Nosotras esperamos que realmente ya no se sigan difiriendo las audiencias, se lleven a cabo conforme a derecho”, enfatizó la defensora. 

Si se atiende el debido proceso, las siguientes audiencias deberán llevarse a cabo cada 10 días. La audiencia de juicio más reciente se celebró el 3 de febrero pasado, la próxima se tiene prevista el próximo 18 de febrero, en los Juzgados de Neza Bordo.

Es de recordar que la sentencia de Mariana Lima reconoció que policías, peritos y agentes del Edomex cometieron omisiones, negligencias y obstrucciones que llevaron a clasificar un homicidio como suicidio a pesar de las pruebas: el cuerpo de Mariana había sido lavado, tenía golpes y el cordón con el que presuntamente se suicidó no hubiera podido soportar el peso de la joven.

También obliga a todas las autoridades judiciales a investigar y juzgar con perspectiva de género todas las muertes violentas de mujeres y reabrir el expediente de Mariana para que el sistema de justicia investigue el caso como homicidio calificado. Aunque el asesinato de Mariana Lima cumple con las características de un feminicidio, no puede ser juzgado así porque ocurrió en 2010, un año antes de que se tipificara ese delito en el Edomex.

La SCJN también pide que, con una nueva investigación, se repare el daño e impulse un cambio cultural. Pero a casi cinco años de esa sentencia de la SCJN, Julio NN permanece preso en el Penal de Santiaguito en Almoloya, en Edomex, sin recibir una sentencia.

22/AJSE/ LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content