Inicio Estados A 24 años de la desaparición de Silvia Arce, su madre y familia reciben del Estado mexicano, disculpa pública

A 24 años de la desaparición de Silvia Arce, su madre y familia reciben del Estado mexicano, disculpa pública

Por Lizbeth Ortiz Acevedo

Ciudad Juárez, Chih- Tras 24 años de recorrer un camino para encontrar a su hija Silvia Arce luego de su desaparición en 1998, su madre, la señora Evangelina Arce, recibió una disculpa pública por el daño y el dolor a la familia Arce durante este tiempo y un compromiso reparatorio por parte del Estado mexicano quien fue obligado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para reconocer su responsabilidad por la falta de la debida diligencia en este caso.

Un legado que deja este compromiso supone que a partir de este momento toda desaparición de niña, joven o mujer, debe tener siempre una línea de búsqueda de investigación con la posibilidad que esté vinculada con la violencia de género ya sea sexual, familiar o con fines de trata, feminicidio, transfeminicidio o cualquier otra razón que se enlace de manera diferenciada por ser mujeres.

Luego de asumir su responsabilidad internacional, el Estado mexicano aceptó que la desaparición de Silvia se dio en un contexto de violencia de género en contra de las mujeres en Ciudad Juárez alimentado por estereotipos que erróneamente les asignó un rol de inferioridad y que repercutió en el ejercicio de sus derechos y se comprometió a profundizar la investigación de la desaparición de Silvia Arce, identificar a las personas responsables de estos hechos y sancionarles.

El 30 de diciembre de 2003, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos (CMDPDH), Justicia Para Nuestras Hijas y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) presentaron una petición ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por las violaciones a los derechos humanos cometidas en perjuicio de Silvia Arce y su familia.

La CIDH trasladó la petición al Estado mexicano el 18 de mayo de 2004, pero éste fue omiso, por lo que las organizaciones peticionarias solicitaron aplicar lo establecido en el artículo 39 del Reglamento de la CIDH (presunción de hechos); por lo que en marzo de 2006, la Comisión emitió el Informe de Admisibilidad N° 31/06. El 14 de julio del 2020, aprobó el Informe de Fondo No. 195/20, en donde concluyó que el Estado mexicano es responsable por la violación de los derechos establecidos en los artículos 3, 4, 5, 7, 8 y 25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH) en relación con los artículos 1.1 y 2 de la misma, así como el artículo 7 de la Convención de Belém do Pará, en perjuicio de Silvia Arce. De igual forma, por la violación de los derechos establecidos en los artículos 5, 8 y 25 de la CADH en perjuicio de Evangelina Arce y la violación al derecho establecido en el artículo 17 del mismo instrumento, de acuerdo con información de la página de la CMDPDH.

El 25 de noviembre de 2021 se firmó el Acuerdo de cumplimiento de las recomendaciones del Informe de Fondo No. 195/20. En dicho acuerdo el Estado se compromete a reparar a las víctimas –entre otros– a realizar un acto público de reconocimiento de su responsabilidad internacional, realizar diversas medidas simbólicas, investigar con una perspectiva de género el destino o paradero de Silvia Arce, así como continuar con la investigación penal para esclarecer los hechos, identificar a los responsables y sancionarlos; incorporar un enfoque de género en los protocolos de búsqueda de personas desaparecidas; adoptar indicadores sobre el acceso a los sistemas de justicia por parte de las mujeres y niñas; y realizar programas de capacitación dirigidos a funcionarios públicos.

El reconocimiento

En una gélida mañana cuya tormenta de nieve amenazó con cancelar el evento, finalmente amainó el clima por la tarde para llevar a cabo el acto conmemorativo en donde se dieron cita diversas autoridades de distintos órdenes de gobierno.

Evangelina Arce junto con la genealogía de mujeres buscadoras, madres de otras víctimas, sus hijos, hijas, nietos y nietas, vestían camisetas con el nombre y foto de Silvia con una leyenda que versaba: “Una hija nunca muere 1998-2022”.

¡Porque vivas se las llevaron, vivas las queremos! Consignas que se escuchaban de las presentes a una sola voz tras cada intervención de alguna autoridad.

Estratégicamente se montó un podio que no tenía jerarquías, a ras de piso, y de frente se encontraron autoridades, promotores de Derechos Humanos, la familia Arce y Evangelina a quien se le miraba valiente tras sus gafas oscuras que la protegían quizá del recuento por la apabullante realidad al mirar atrás en esta fecha tan emblemática la resistencia que sostuvo a lo largo de 24 años.

CIMACFoto: Lizbeth Ortiz Acevedo

Durante el acto conmemorativo, Ivonne Mendoza, del Centro Para el Desarrollo Integral de la Mujer (CEDIMAC), una de las organizaciones que acompañó el caso ante el Sistema Interamericano, recordó que Silvia, se despidió de sus hijos e hija de entonces 5, 12 y 16 años (éste último asesinado hace 16 años) una mañana del 11 de marzo de 1998, antes de ir a trabajar y desde entonces no la volvieron a ver.

A partir de ese momento, la madre de Silvia enfrentó a un Estado mexicano indolente y violencias sistemáticas al recibir incluso burlas de la propia autoridad quienes además la culpaban de la desaparición de su hija.

Ivonne Mendoza recordó en su discurso, a las 98 mil 750 personas desaparecidas que hay actualmente en México según cifras del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y no Localizadas. Enfatizó que de ellas, 24 mil 538 son mujeres, y no olvidó reconocer la digna lucha de Evangelina a quien consideró pionera en la búsqueda de las personas desaparecidas y de los derechos de las mujeres en el país.

El evento tuvo sede en el emblemático “Memorial del Campo Algodonero” dedicado a las víctimas de feminicidio.

En ese escenario ataviado de cruces rosas como emblema de resistencia de las madres de Juárez, Mendoza les recordaba a las personas presentes la enorme deuda histórica que tiene el Estado mexicano con las mujeres de Ciudad Juárez y las víctimas de violencia de género quienes han tenido que recurrir a la justicia internacional ante la inacción gubernamental.

CIMACFoto: Lizbeth Ortiz Acevedo

También saludó a las otras madres de víctimas que acompañaron a Evangelina a quienes rindió su admiración y respeto por su incansable lucha y por representar en ese evento, a las más de 100 mil familias que viven el dolor de tener una persona desaparecida.

Reconoció a esas madres porque ellas: “buscan todos los días, ya sea escarbando la tierra o dando seguimiento a la investigación, con el mismo amor y esperanza de encontrar a su hijos”.

En el acto institucional se reconoció la buena voluntad hasta el momento del Estado mexicano en el cumplimiento del acuerdo del caso de Silvia y mencionaron que esperan, trascienda.

La actual gobernadora de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, quien también estuvo presente en la disculpa pública, se comprometió a que los recientes recortes presupuestales dirigidos hacia programas de atención de las mujeres en su estado no afecten estos acuerdos ni los derechos de las víctimas de violencia de género.

Por su parte el subsecretario de Derechos Humanos Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, encargado de llevar la enmienda por parte del Estado mexicano, reconoció la lucha de las mujeres la cual dijo: “está más viva que nunca en México y América Latina”.

El funcionario afirmó que las mujeres de Ciudad Juárez “abrieron la brecha valiente de exigencia de niñas y jóvenes que reclaman lo más elemental: vivir plenamente y sin temor” y con derecho a gozar una vida libre sin violencias, así como por la igualdad y la justicia.

Acto simbólico: la escultura de Silvia

Luego de dar por concluido el acto, en el mismo escenario, tan solo a unos metros, en el mismo Memorial Campo Algodonero, autoridades y la familia Arce, así como las personas que acompañaba a la señora Evangelina, develaron un busto conmemorativo como parte del compromiso de las autoridades mexicanas para hacerle justicia a este caso.

CIMACFoto: Lizbeth Ortiz Acevedo

En entrevista con Cimacnoticias, al finalizar el acto, la académica feminista Julia Monárrez, criticó la postura del Estado mexicano en este caso porque las autoridades intentan sostener que la violencia contra las mujeres sólo está en el pasado y “esta postura es de una gran irresponsabilidad” porque “es no tener claro lo que se va a hacer en el presente y en el futuro” y cuestionó no tener medidas de reparación con vocación transformadora para evitar su repetición.

Monárrez, quien ha sido una voz emblemática en las investigaciones con perspectiva de género en Ciudad Juárez, reprochó al Estado mexicano “porque lo debieron de reconocer desde antes”.

Detalló que “si no hay un cumplimiento de la promesa de verdad y justicia, esto sólo se queda en el gusto, en unas palabras, en la emoción” y compartió su sentir al mencionar que “una sociedad como la nuestra necesita transitar hacia la paz y hacia su responsabilidad con las víctimas presentes, pasadas y las que va a haber en el futuro”.

Por su parte Judith Galarza, compañera de lucha de Eva, en entrevista denunció que la situación de resistencia que han sostenido ha sido muy difícil pues se han enfrentado a grupos de mucho poder, tanto, que incluso la misma autoridad no ha querido arriesgar a sus policías y confirmó que esa estructura actualmente sigue viva.

Judith denunció que el 7 de marzo, previo al Día Internacional de la Mujer, fue encontrado el cuerpo de una joven de 23 años en el Valle de Juárez quien estaba desaparecida.

Develación de Placa

Después del acto de disculpa pública, el contingente junto con algunas de las autoridades, se dirigieron hacia la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas por Razón de Género y la familia, para develar una placa conmemorativa recordatorio de la indolencia de las autoridades en este caso para nunca más repetirlo.

La placa en letras doradas y fondo negro fue colocada en la pared derecha a la entrada de la Fiscalía, paradójicamente un sitio en donde Evangelina recibió por 24 años indiferencia y omisiones ante su trayecto para encontrar a su hija.

A estos actos conmemorativos también asistieron representantes legales que acompañaron el caso en la CIDH, del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) y el Centro para el Desarrollo Integral de la Mujer A.C (CEDIMAC).

22/LOA/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content