Inicio Agenda ISSSTE despide a dos trabajadoras embarazadas; CNDH denuncia violencia institucional y discriminación

ISSSTE despide a dos trabajadoras embarazadas; CNDH denuncia violencia institucional y discriminación

Por Berenice Chavarría Tenorio

Ciudad de México.- Sobre el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) pesan señalamientos de discriminación y violencia contra dos mujeres que fueron despedidas por experimentar un embarazo. Una de ellas está preocupada por la grave situación que enfrenta tras perder su empleo, mientras la otra víctima lucha por sus derechos y para que haya una reparación del daño. 

Así, un espacio que debería velar por las y los trabajadores, resultó ser un semillero de violencia institucional contra las mujeres, que las discrimina y despide arbitrariamente.

Laura, despedida a los tres meses de embarazo

Laura Álvarez Martínez trabajó por siete años en el ISSSTE; sin embargo, esto no fue suficiente para conservar su empleo. Un día pidió permiso para llevar a consulta a uno de sus hijos, diagnosticado con autismo; a cambio, fue despedida.

Los hechos ocurrieron el 3 de mayo de 2021, cuando Laura tenía tres meses de embarazo. Tras perder su empleo, se quedó sin atención médica para ella y sus hijos, por lo que decidió recurrir a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para pedir ayuda, pero luego de analizar la situación, el organismo resolvió que se trataba de un conflicto laboral que debía revisarse en la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet).

Hoy, Laura continúa desempleada y a la espera de que el ISSSTE se reúna con ella para resolver la situación que la mantiene desprotegida.

CIMACFoto

ISSSTE despide a mujer con siete meses de gestación 

El 20 de septiembre de 2021, una mujer –cuya identidad se mantiene reservada– fue despedida del Hospital Regional de Alta Especialidad Centenario de la Revolución Mexicana, en Cuernavaca, Morelos, debido a su embarazo.

La mujer se desempeñaba como supervisora de área administrativa. El 28 de julio de 2021, en el Servicio de Ginecología y Obstetricia del hospital le diagnosticaron embarazo con amenaza de aborto, razón por la cual le otorgaron incapacidad; posteriormente, solicitó vacaciones del primer periodo anual y se reincorporó sus actividades laborales hasta el 7 de septiembre del miso año.

Al volver, realizó una petición para trabajar desde casa debido al riesgo que su embarazo representaba para ella y el bebé; sin embargo, le informaron que sería cambiada de área, situación que la mujer rechazó. Al día siguiente, cuando intentó ingresar al hospital, se le negó el acceso. 

Por este motivo, la mujer acudió ante la CNDH, donde al analizar el caso se determinó que las personas servidoras públicas constituyeron el supuesto de discriminación laboral por embarazo, “debido a que humillaron y agredieron psicológicamente a la víctima, por la única razón de haber decidido, de manera libre y voluntaria, ejercer su derecho a la maternidad y a la familia”.

La Comisión detalló que, además, las conductas del personal del ISSSTE representaron violencia institucional, ya que no le permitieron a la víctima acceder al hospital “sin observar que contaba con estabilidad reforzada en el empleo al estar embarazada”.

Debido a lo anterior, la CNDH emitió una serie de recomendaciones en las que instruyó al ISSSTE a reparar el daño en contra de la mujer agraviada. Asimismo, instó a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (Ceavi) a impartir un curso integral de capacitación y formación en materia de derechos humanos con perspectiva de género, dirigido a personas servidoras públicas.

Las vivencias de las víctimas ex trabajadoras del ISSSTE no son un hecho aislado: el embarazo aún es una de las principales causas de discriminación laboral contra las mujeres, de acuerdo con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Entre enero de 2011 y marzo de 2020, el Consejo recibió un total de 723 quejas y reclamaciones calificadas como presuntos actos de discriminación relacionados con el despido por embarazo; de estos casos, 90 por ciento fue perpetrado por empleadores particulares.

“En relación con estas quejas, las mujeres señalaron afectaciones en su derecho a un trato digno, a la protección de la maternidad, a la igualdad de oportunidades y de trato, a una vida libre de violencia y a la seguridad social. Las entidades federativas donde más se reporta esta forma de discriminación son Ciudad de México, Estado de México, Jalisco, Nuevo León y Guanajuato”, detalló Conapred.

En este sentido, no es posible afirmar que “el despido por embarazo es cosa del pasado”, pues las mujeres continúan enfrentándose a condiciones precarias que les impiden continuar con sus proyectos de vida en condiciones de igualdad y dignidad.

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content