Inicio 60 años de la caída del fascismo

60 años de la caída del fascismo

Por Erika Cervantes

Muchas mujeres predijeron la Segunda Guerra Mundial y se opusieron al surgimiento del fascismo que ellas veían con el inevitable potencial de otra guerra.

El saldo trágico es parte de la historia. Hoy sabemos que cada tres segundos perdió la vida una persona, es decir 50 millones de seres humanos murieron entonces, por ello se conmemoró de manera especial este aniversario número 60 en un “homenaje solemne” a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial por parte la Organización de Naciones Unidas.

Entre las mujeres que predijeron esa Segunda Guerra Mundial está Virginia Wolf, quien escribía ya por el año de 1928, que el fascismo comenzaba en el hogar, cuando la familia patriarcal condenaba a las mujeres a sacrificar su educación y sus carreras para mantener a los hombres en el poder.

Ella también escribió que debido a que las mujeres no habían sido criadas en el sistema de la guerra, ellas deberían rehusarse a tener algo que ver con la guerra y formar una sociedad de “Independientes”.

Cuando comenzó la Guerra Civil Española en 1936, muchas mujeres fueron a España como escritoras y locutoras para pedirle al resto del mundo que apoyara a una democracia en ciernes contra el general Franco apoyado por el fascismo. Una joven estadounidense, Martha Gellhron, se hizo corresponsal de guerra yendo allá.

En la Segunda Guerra Mundial, las mujeres en mucho mayor cantidad, lucharon, se hicieron de enfermeras, volaron aviones, animaron a las tropas, se introdujeron clandestinamente para informar sobre el combate para sus periódicos y aprendieron a construir barcos y tanques.

Las mujeres soportaron las nuevas atrocidades de la Segunda Guerra Mundial: campos de muerte, incendios de bombardeos, el arma fundamental –la bomba nuclear. Como sobrevivientes, ellas prometieron narrar sus historias.

La luchadora de la resistencia francesa, Charlotte Delbo, después de sobrevivir a Auschwitz, escribió libro tras libro para “explicar lo inexplicable”. Kikue Tada, una joven enfermera en las secuelas de Hiroshima, dijo, “yo pretendo continuar narrando mi historia en tanto me quede vida”.

2005/EC/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content