Inicio A 30 años del descubrimiento de la Coyolxauhqui

A 30 años del descubrimiento de la Coyolxauhqui

Para conmemorar las tres décadas del descubrimiento de la partera de la arqueología mexica, Coyolxauhqui, hallada en febrero de 1978 en el Centro Histórico de la Ciudad de México, el Museo del Templo Mayor presentará un ciclo de conferencias en donde se darán a conocer los detalles del hallazgo, rescate, simbolismo y reconstrucción cromática de la también llamada diosa lunar.

El monumento de la diosa de la luna, imagen convertida en pieza emblemática del Museo del Templo Mayor, ubicado en el zócalo capitalino, cumple 30 años de resurgir de la tierra después de quinientos años, aportando a su regreso conocimientos sobre la sociedad mexica y su cosmovisión, señala el arqueólogo Raúl Aranda.

Coyolxauhqui, hallada al pie de la escalinata del adoratorio de Huitzilopochtli, en el recinto donde este año se le rendirán honores, es considerada por Aranda parte importante en la justificación para inscribir al Centro Histórico de la Ciudad de México como Patrimonio de la Humanidad.

Luego del descubrimiento de la diosa mexica por unos trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro, el equipo de arqueólogos trabajó casi 12 horas continuas y luego de retirar 15 centímetros de sedimento prehispánico, se vislumbró en su totalidad un monolito de más de 3 metros de diámetro y 8 toneladas de peso, con un relieve que mostraba a la diosa decapitada y mutilada de brazos y piernas.

CONFERENCIAS Y ACTIVIDADES

El ciclo de conferencias, se realizará los sábados 9, 16 y 23 de febrero y el 1 de marzo, y contará con la participación de los arqueólogos y especialistas Felipe Solís, Lourdes Cué, Fernando Carrizosa, Eduardo Matos, Leonardo López y Raúl Arana, quienes compartirán con el auditorio la importancia del monolito.

Para el mes de abril el museo prepara la magna exposición “Coyolxauhqui y el Templo Mayor: 30 años reconstruyendo el pasado (1978-2008)”, la cual brindará una retrospectiva de los aportes científicos generados por el Proyecto Templo Mayor, esto a partir de la exposición de algunas piezas inéditas, recuperadas en excavaciones.

En tanto, como parte de una pequeña muestra en la pieza del mes, se exhibirán monedas y billetes puestos a circulación por el Banco de México, en distintos años, con la representación de la diosa lunar mexica. Además, en próximas fechas se emitirá un billete de lotería conmemorativo.

El MITO

El mito de Coyolxauhqui surge cuando Coatlicue (la tierra), al barrer su templo en el cerro de Coatepec, queda preñada por unas plumas de colibrí que, provenientes del cielo, ella había guardado en su pecho. Esto disgusta a su hija, Coyolxauhqui, quien junto con sus hermanos, los 400 Centzon Huitznaoa (las estrellas), deciden matarla al considerar ese embarazo, una afrenta.

Cuando la luna y las estrellas estaban a punto de asesinarla, nace Huitzilopochtli (el sol), quien ataviado para la guerra y armado con una serpiente de fuego llamada Xiuhcóatl, decapita a Coyolxauhqui y la arroja del cerro de Coatepec. Al caer fue desmembrándose, tal y como muere la luna cada mes derrotada por el sol.

Lo anterior explica el fenómeno celeste mediante el cual la luna muere y nace por fases, por ello Coyolxauhqui fue encontrada al pie de la escalinata del adoratorio de Huitzilopochtli, en el Templo Mayor, al ser derrotada por su hermano el sol.

08/GCJ/GD/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content