Inicio Activistas salvadoreñas continúan la lucha de Beatriz

Activistas salvadoreñas continúan la lucha de Beatriz

Por Anayeli García Martínez

Beatriz, la joven salvadoreña que atrajo la mirada internacional cuando pidió a las autoridades de su país que le permitieran abortar para salvar su vida, hoy emprende un nuevo proyecto de vida junto a su pareja y su hijo de 15 meses de edad.
 
El pasado 3 de junio los médicos del Hospital Nacional de Maternidad de San Salvador le practicaron una cesárea a la joven –que padece lupus, insuficiencia renal e hipertensión–, para interrumpir el embarazo de un feto anencefálico (sin cerebro) de 27 semanas de gestación.
 
Beatriz fue hospitalizada a finales de abril pasado, luego el 3 de junio fue intervenida y tuvo un producto que murió horas después. Pasó después unos días en terapia intensiva y otros tantos en cuidados especiales hasta que el pasado 10 de junio la dieron de alta.
 
María Rosa Cruz, integrante de la organización Colectiva Feminista y una de las dos especialistas que brindó acompañamiento psicológico a la joven, relató a Cimacnoticias que Beatriz nunca pensó en abortar de forma ilegal y por eso decidió recurrir a las autoridades y al apoyo del Estado.
 
Aunque estuvo al borde de la muerte, Beatriz prefirió seguir el camino legal e interponer un amparo ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), para solicitar que le permitieran interrumpir el embarazo a pesar de que en El Salvador no se permite el aborto por ninguna circunstancia.
 
Con los argumentos de que su vida corría peligro por las enfermedades que padece y que un feto anencefálico es inviable con la vida fuera del útero, ella acudió a las autoridades judiciales para realizar el procedimiento de forma legal.
 
Sin embargo, la CSJ le negó un amparo al considerar que el embarazo no tenía efectos perjudiciales para su salud; no obstante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) decidió otorgarle protección y ordenó al Estado salvadoreño que le permitiera abortar.
 
Durante todo este proceso, que duró poco más de seis semanas –dijo María Rosa Cruz vía telefónica desde El Salvador–, Beatriz estuvo hospitalizada viviendo una situación desgastante, y preguntándose por qué se le impedía interrumpir un embarazo que la ponía en riesgo.
 
A decir de la especialista, la joven vivió este trance con desesperación porque durante la espera se percató de la información que divulgaban los medios, las opiniones de grupos conservadores y los debates y encuestas sobre su futuro.
 
Cruz explicó que para Beatriz tener encima la mirada de la opinión pública le causó frustración, pero cuando se enteró que sería intervenida su actitud cambió y hoy se ha propuesto un proyecto de vida para ella, su pareja y su hijo de 15 meses.
 
OFENSIVA POR EL DERECHO A DECIDIR
 
En entrevista, Angélica Rivas, una de las abogadas de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico de El Salvador –que llevó el caso ante la CSJ–, detalló que durante la intervención quirúrgica Beatriz tuvo complicaciones médicas, ya que en su anterior embarazo también tuvo una cesárea.
 
Al final el diagnostico médico fue que tras la cesárea ella padecía insuficiencia renal en ambos riñones, complicaciones en la presión arterial y problemas en las vías urinarias, aunque algunos de estos padecimientos ya los tenía debido al lupus.
 
María Rosa Cruz y Angélica Rivas dijeron que tras este largo proceso la joven decidió alejarse de los reflectores de los medios de comunicación y cuidar a su hijo, así como dar seguimiento a sus tratamientos médicos y aprender un oficio o estudiar alguna carrera o diplomado.
 
En tanto, las organizaciones civiles salvadoreñas adelantaron que preparan una propuesta para adicionar una fracción al artículo 133 de su ley penal, para que se permita a las mujeres abortar cuando su vida corra peligro o cuando el producto sea incompatible con la vida. 
 
Rivas precisó que aunque aún no piensan pedir la despenalización del aborto, el caso de Beatriz ha hecho que la sociedad civil elabore esta propuesta que será presentada una vez que se consigan el apoyo de más grupos, feministas, académicas y en general de la ciudadanía.
 
13/AGM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content