Inicio » Aditivos de alimentos causan alteración conductual en infancia

Aditivos de alimentos causan alteración conductual en infancia

Por Redaccion

La asociación civil El poder del Consumidor (EPC) exigió a la Secretaria de Salud actuar frente a las evidencias que demuestran que el consumo de aditivos comunes, como el benzoato de sodio y colorantes utilizados en bebidas y alimentos procesados, están provocando hiperactividad y déficit de atención en las y los niños.

El Poder del Consumidor –dice un comunicado del organismo, cuyo objetivo es la defensa de los derechos de los consumidores y la promoción de sus responsabilidades– ha solicitado expedir una recomendación especial a los padres de familia que observen trastornos conductuales de hiperactividad y déficit de atención en sus hijos, para que tomen especial cuidado y reduzcan el consumo de estos aditivos en los alimentos.

La medida puede ser de beneficio para los afectados por este trastorno y el no seguirla puede ser un elemento que contribuye a esta alteración conductual.

Además, el EPC (que ha enfocado su trabajo en la salud alimentaria) solicita en un carta enviada al Secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, realizar una investigación sobre la situación en México en torno a este problema.

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud, los trastornos por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), una manifestación crónica de esta alteración conductual, ocupan los primeros lugares de atención en clínicas psiquiátricas, consultas al psicólogo, pediátricas y en escuelas, ya que se estima que en México se registran cerca de un millón y medio de niños con este problema y tres millones de adultos.

El TDAH se manifiesta a través de síntomas conductuales como la distracción moderada a severa, periodos de atención breve, hiperactividad, inestabilidad emocional e impulsividad.

Este trastorno, en su manifestación crónica, puede afectar las relaciones familiares, laborales y, en general, todas las relaciones sociales que establece el individuo.

EL ESTUDIO INGLÉS

En el estudio realizado por el doctor Jim Stevenson y colegas de la Universidad de Southampton para la Agencia de Estándares en Alimentos del Reino Unido, se proporcionaron bebidas con aditivos a 297 niños. Las bebidas contenían colorantes y aditivos como los que se encuentran en las bebidas y alimentos procesados en el mercado.

Uno de los aditivos fue el benzoato de sodio que se encuentra en la Coca Cola, la Pepsi, muchas bebidas de fruta y una larga lista de alimentos procesados. Este aditivo es utilizado como conservador.

En el experimento se incluyeron colorantes comunes como el E110, E122, E102, E104 y E129. Durante las seis semanas en que se aplicó el estudio se encontró que los niños que ingirieron bebidas con aditivos desarrollaron comportamientos hiperactivos, al mismo tiempo que mostraron problemas de atención.

La Agencia de Estándares en Alimentos recomendó, hace tres días a los padres que percibieran en sus hijos problemas de hiperactividad y/o déficit de atención reducir el consumo de alimentos con el contenido de esos aditivos.

El TDAH se ha considerado un trastorno neurológico, que en muchos casos puede tener un origen genético. Sin embargo, desde hace tiempo se señalaban a los aditivos utilizados en los alimentos y, en especial a los colorantes, como un factor externo que lo provocaba. El estudio encargado por la Agencia de Estándares en Alimentos viene a reforzar esta tesis.

El consumo de estos aditivos no significa la alteración conductual de manera permanente, como lo es el TDAH, sin embargo, es un hecho que afecta a quien ya lo sufre y que afecta de manera temporal a la población en general.

Hasta el momento, no se sabe si el consumo frecuente de estos aditivos pudiera generar el TDAH de manera permanente.

“El déficit de atención de los niños es un problema cada vez más común y se ha extendido a nivel global. Este síndrome afecta el comportamiento de los niños y es muy común en México donde se da un muy alto consumo de refrescos, dulces y golosinas, sin que aún exista una regulación sobre su venta en las escuelas. Estos productos, además, son una de las causas de la epidemia de sobrepeso y obesidad”, señaló el director de EPC.

El Poder del Consumidor A.C. (EPC) es una organización de la sociedad civil, independiente de partidos políticos, empresas y grupos religiosos. Para más información, llamar al 53384587, a al 0445523154210 o visitar www.elpoderdelconsumidor.org

07/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: