Inicio Adversa política legal para tamaulipecas que sufren violencia

Adversa política legal para tamaulipecas que sufren violencia

Por Benny Cruz Zapata, corresponsal

El sistema del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en el estado, reporta que de cada 7 tamaulipecas, 10 sufren violencia familiar y el Consejo Estatal de Población registra tres divorcios de cada 10 matrimonios.

De acuerdo con esta última fuente, en Tamaulipas dos de cada 10 mujeres divorciadas ceden la custodia de sus hijos y pagan pensión al hombre que un día juró amarlas todos los días de su vida y con el paso del tiempo se convirtió en su verdugo.

En Tamaulipas no hay dígitos que logren contabilizar a las mujeres que en el matrimonio han encontrado la peor de sus pesadillas y en el divorcio la cancelación de su tranquilidad y una amenaza permanente a su seguridad personal y a los seres que más aman: sus hijos.

Parte de este universo anónimo es Laura Cecilia Vega González, quien a sus 26 años de edad se encuentra atrapada entre la angustia y la desesperación pues el hombre con el que compartió más de cuatro años de su vida, Jair Placencia Vanoye, con el uso y abuso de su apellido y el dinero, le arrebató a su hija de cuatro años de edad.

Aunque legalmente yo tengo la custodia de ni niña “me la quitaron desde el siete de agosto. Ese día Jair y su papá ?José Luis Plascencia Martínez, fueron a mi casa, en cuanto abrí de inmediato se pasaron, agarraron a mi hija y se fueron, de nada valieron mis gritos y mis lágrimas,” recuerda Laura.

Levantó la denuncia correspondiente por el delito de sustracción de menores y los que resulten. Todavía recuerda con dolor cómo ese día “por más que luché contra ellos, el papá de Jair me sujeto de las manos, me golpeó la cara y me aventó al suelo”.

En el forcejeo salí perdiendo al igual que en los hechos, pues aunque por ley, hay una resolución judicial del tres de diciembre del 2004 en donde se me da la custodia de mi hija, ellos se la llevaron

Jair Plascencia y su familia, son propietarios de una cadena de Tortillerías ?Plascencia- y a decir de quienes los conocen se sienten dueños y señores de la ley:

La verdad que la lucha de Laurita es legitima, pues desde el divorcio ella ha sido padre y madre para su hija; Jair nunca ha visto por ella, mucho menos sus papás, que muy abuelos a la hora de ayudar a su hijo a quitársela a Laura, pero en los hechos, de todos es conocido que nunca vieron por la niña; por eso uno se pregunta ahora… ¿De donde tanto amor por una nieta que nunca vieron ni matuvieron?, comenta una vecina.

“Laura Cecilia y Jair llevan cuatro años separados y un año de divorcio de mutuo acuerdo y en el convenio inicial existe una custodia compartida de la menor, pero la patria potestad es de la madre”, añade Martiniano Albarrán, abogado de Laura Cecilia.

Precisó que en este caso en particular, se destacan los obstáculos legales que tienen que enfrentar las mujeres cuando deciden poner un alto a una vida de violencia y logran vencer la adversidad, saliendo adelante…el burocratismo legal no es justo para Cecilia en particular y las mujeres en general. [email protected]

06/BC/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content