Inicio Agudizan políticas de libre comercio pobreza de campesinas

Agudizan políticas de libre comercio pobreza de campesinas

Por Soledad Jarquín Edgar

Las políticas que tienden a liberalizar el comercio y la agricultura mediante tratados de libre comercio o bajo las reglas impuestas por la Organización Mundial de Comercio (OMC) han provocado que la pobreza se agudice en el campo mexicano, sostuvo la investigadora del Centro de Estudios para el Cambio del Campo Mexicano (Cecam), Ana de Ita.

En entrevista con Cimacnoticias explicó que la pobreza ha favorecido el incremento de fenómenos sociales como la migración, ante la reducción de los apoyos del Estado para el campo y la apertura de las fronteras a productos más baratos, lo que pone al país en una permanente condición de desventaja.

“Estamos cambiando los hábitos culturales y de consumo, pero no por mejores condiciones para las y los campesinos, lo que violenta el desarrollo de las comunidades, sus formas internas de organización y gobierno, trastocando sus valores culturales y económicos”, apuntó la investigadora asistente al Foro en Defensa de Nuestro Maíz.

Actualmente, añadió, son las remesas las que sostienen al campo mexicano, en tanto que las mujeres han tenido que hacerse cargo de la parcela, además de la familia, la casa y de todos los quehaceres que conllevan a dobles y triples jornadas para las campesinas.

Esta falta de recursos para seguir cuidando y produciendo el campo mexicano ha provocado que la gente se traslade a las ciudades a malvivir, a emplearse como jornaleros o domésticas, en lugar de procurar un futuro digno tanto para ellas y ellos como para el medioambiente.

La investigadora del Cecam también señaló que éste es un grave problema, por lo que se busca que los mexicanos sean soberanos en tanto que puedan decidir las políticas necesarias para la alimentación de su población.

Sin embargo, los tratados de libre comercio que priorizan la comercialización sobre la soberanía alimentaria, han provocado que aumente la dependencia y que las comunidades no puedan producir ni sus alimentos para autoconsumo.

Recordó que en la actualidad la gente del campo ha tenido que complementar su abasto para consumo familiar a través de Diconsa paraestatal que cada vez introducen más alimentos de importación, pero de muy mala calidad, como los que maneja la empresa Maseca, harinas hechas a base de maíz trangénico.

04/SJE/GBG/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content