Inicio Alcanza alarmantes cifras feminización de VIH/Sida en África

Alcanza alarmantes cifras feminización de VIH/Sida en África

Por la Redacción

En ningún lugar del mundo la feminización de la pandemia por VIH/Sida es más evidente que en el continente africano y específicamente en la región subsahariana, en donde 57 por ciento de los adultos infectados son mujeres y el 75 por ciento de los jóvenes portadores son muchachas, informa el Programa Conjunto de Naciones Unidas contra el Sida, ONUSIDA.

El Informe de ONUSIDA dado a conocer en Paris, Francia, señala que hay 38 millones de personas infectadas y que, mientras a comienzos de los 80, cuando apareció el VIH/Sida los hombres eran la población más afectada, en la actualidad son mujeres quienes han visto multiplicada su cifra pasando a 12 infectadas por cada 10 varones en 2002.

El contraste es aún más severo entre los jóvenes cuyas edades van de 15 a 24 años ya que, en Sudáfrica, país que cuenta con 4.8 millones de infectados, hay 20 mujeres portadoras por cada 10 varones. En el caso de Kenya y Mali las proporciones se disparan hasta 45 mujeres infectadas por cada 10 hombres.

Subraya el informe de ONUSIDA que en un continente marcado por una cultura de superioridad del varón sobre la mujer, ellas se ocupan de las familias y la mayoría pasa sus jornadas limpiando la casa o la choza, lavando ropa, buscando leña o agua y cocinando.

El informe resalta el caso específico de las jóvenes, toda vez que son retiradas de la escuela para ocuparse de los enfermos de la familia y enfatiza el caso de Manicaland, provincia de Zimbabwe, donde “al morir una mujer muere de sida, en dos de tres casos el hogar se pierde” y los huérfanos son abandonados.

De acuerdo a los datos de ONUSIDA el número de infantes en esa condición durante 2001 pasó de 9.6 a 12.1 millones.

Lo más grave de la pandemia, explicó Paul De Lay, director de ONUSIDA, es que sólo el siete por ciento de los portadores del virus en los países pobres tiene acceso a los medicamentos antirretrovirales que se usan para tratar a los infectados.

E n 2005 harán falta 12 mil millones de dólares (unos 134 billones de pesos mexicanos), para poder dar una respuesta eficaz al avance de la enfermedad en los países en vías de desarrollo. Actualmente el gasto anual para detener al SIDA asciende a cinco mil millones de dólares (unos 56 mil millones de pesos mexicanos).

A pesar de eso, ONUSIDA y la Organización Mundial de la Salud se han comprometido a administrar fármacos a tres millones de personas para fines del 2005, en una estrategia que lleva el nombre de 3C5 en un contexto en donde el acceso a retrovirales es cada vez más escaso y, además, mediado por las condiciones y desigualdades de género, finaliza el informe.

RENUNCIA EXPERTO POR FALTA DE RESULTADOS

ONUSIDA anunció, por otro lado, la renuncia del médico belga Jean Louis Lamboray a esa dependencia de las Naciones Unidas, debido al “fracaso” de las políticas para frenar la propagación de esa enfermedad, que afecta a cerca de 38 millones de personas, informaron fuentes de esa institución.

La propagación del VIH/Sida “se decide en las habitaciones de las personas y no en los despachos de los expertos”, señala Lamboray.

El médico opina que ONUSIDA debería “aprender más” de las actividades en el terreno y de cómo implicar a las comunidades locales en sus programas. De acuerdo al belga, si las comunidades no adoptan como suyas las estrategias elaboradas por el ONUSIDA “no puede haber eficacia ni en la prevención ni en la atención a los enfermos”.

2004/BJ/GV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content