Inicio » Alertan por desprotección infantil frente a pornografía virtual

Alertan por desprotección infantil frente a pornografía virtual

Por Ángela Castellanos

En el florecimiento de los cafés-Internet en Uruguay, los comerciantes de pornografía infantil encontraron un espacio ideal para su negocio, pues la enorme afición de niños y niñas a los chats ha aumentado su exposición a prácticas pederastas.

La gravedad del problema ha motivado la creación de un equipo de investigadores pertenecientes a la sección de Delitos Informáticos del Departamento de Delitos Complejos de la Policía de Montevideo, denominado “los guardianes de la red”.

Este grupo reveló que detectan cada día 80 nuevas páginas en Internet con material de carácter pedófilo. Su labor es identificar a los consumidores uruguayos de pornografía infantil, concentrada, mayoritariamente, en sitios Web que proceden de Estados Unidos, Rusia y República Checa, pues Uruguay no elabora espacios de este tipo para la red de redes.

La policía pudo establecer, a través de dueños de cafés-Internet, que muchos usuarios acuden a sus instalaciones a bajar información, que graban y se la llevan.

Se presume que algunos de ellos son negociantes de pornografía, quienes buscan material para luego comercializar, aprovechando que en estos lugares no queda rastro de quien usó el ordenador.

Los investigadores han advertido que si no hay una legislación que obligue a los cafés-Internet a poseer el programa que filtra información de las computadoras, es prácticamente imposible evitar y combatir la difusión de pornografía, cuyo consumo favorece el abuso sexual de más niños, niñas y adolescentes.

Uruguay cuenta con una ley sobre violencia sexual comercial o no comercial cometida contra niños, adolescentes o incapaces. Sin embargo, esta norma no está actualizada para evitar que los lugares de acceso a Internet sean usados para este fin.

La diputada socialista Daisy Tourné, responsable de la legislación vigente, expresó que actualmente su trabajo está dirigido a ayudar a los menores que acuden a los cafés-Internet y a establecer algún tipo de control en estos sitios.

Tourné afirmó que “no es sano que haya niños sentados al lado de adultos que están bajando pornografía de Internet”. “No hay que censurar ni prohibir, hay que educar y enseñar”, precisó.

Los investigadores han alertado sobre los riesgos para los niños y niñas que frecuentan estos lugares con el fin de chatear (conversación virtual en tiempo real) a un precio muy bajo, accesible a todos los sectores sociales.

Esos espacios de comunicación son utilizados por adultos pedófilos que se hacen pasar por menores y manipulan a los más jóvenes.

06/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: