Inicio Altas tasas de muerte femenina en Nayarit, Chiapas y Oaxaca

Altas tasas de muerte femenina en Nayarit, Chiapas y Oaxaca

Por Paulina Rivas Ayala

El cáncer cervicouterino (CaCu) cobra cada año la vida de 4 mil 300 mexicanas, y representa la segunda causa de muerte entre la población femenina de 25 años o más, según cifras del Instituto Nacional de Salud Pública.

De acuerdo con el informe de Rendición de Cuentas 2008 de la Secretaría de Salud (Ss), durante 2007, este tipo de cáncer ocupó el número 11 entre las principales 20 causas de mortalidad en la población femenina con un total de 4 mil 046 defunciones.

Según el informe, las mujeres más afectadas por CaCu son las de los estados menos desarrollados del país. En el mismo documento se indica que en 2008 las tasas más altas de mortalidad por esta causa se registraron en Nayarit, Chiapas y Oaxaca, entidades que ocuparon el lugar 22, 32 y 31 en el ámbito nacional, respectivamente, según el Índice de Desarrollo Humano (IDH),

En Nayarit, la tasa de mortalidad en 2008 (23.69 defunciones por 100 mil mujeres de 25 años o más) fue 3.4 veces más alta que la registrada en Aguascalientes (6.91), y 2.7 veces más alta que la de Coahuila, que es el estado con la segunda tasa más baja del país.

El mismo informe indica que la distribución de la mortalidad por CaCu de acuerdo con la pertenencia de la población a un esquema de la seguridad social, la tasa más alta se presentó en la población de mujeres que no cuentan con este tipo de servicios.

Se explica que, el Programa Sectorial de Salud (Prosesa), elaborado a partir de los resultados de Visión México 2030 y el Plan Nacional de Desarrollo, se estableció con la meta de que para el año 2012 se disminuya el 27 por ciento la tasa de mortalidad por cáncer CaCu en mujeres mayores de 25 años, lo que significa que para ese tiempo no debieran ocurrir más de 11.0 defunciones por 100 mil mujeres en este grupo de edad.

Prosesa tiene como objetivos mejorar las condiciones de salud de la población, reducir las desigualdades en salud en grupos vulnerables y comunidades marginadas, así como evitar el empobrecimiento de la población por motivos de salud. En ese sentido su meta 1.6 es disminuir 27 por ciento la tasa de mortalidad por CaCu por cada 100 mil mujeres mayores de 25 años.

¿QUÉ ES EL CÁNCER CERVICOUTERINO?

El documento indica que el CaCu es una neoplasia (multiplicación o crecimiento anormal de células en un tejido del organismo) provocada por ciertos tipos del virus del papiloma humano (VPH) que no son detectados y atendidos oportunamente, a pesar de existir los medios y técnicas para hacerlo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la principal causa de muerte entre las mujeres adultas de países en desarrollo y el segundo cáncer más común entre las mujeres a nivel mundial.

En México la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH), aprobada en junio de 2006 por la SS, se comercializa en el sector privado, su costo es de 240 dólares por esquema (más de 2 mil quinientos pesos). En contraparte, el sector salud mexicano inició en 2007 una campaña de vacunación gratuita para llegar a las niñas y mujeres de los municipios más rezagados del país.

Esta vacuna, es sólo para mujeres de entre 9 a 26 años de edad, al igual que todas, parte de un principio básico que es inducir una infección artificial para que cause una enfermedad y el sistema inmunológico monte una defensa” para que cuando la bacteria se presente en el organismo, se defienda y la elimine.

Por ello es necesario aplicarla antes de entrar en contacto con cualquier bacteria de la que nos queramos proteger, es decir es para las jóvenes que no han iniciado su vida sexual, aunque también puede ser aplicada a quienes adquirieron el virus.

Si la mujer se encuentra infectada por el VPH tipo 16, con la vacuna se protege del virus 6, 11 y 18, siempre y cuando la candidata a ser vacunada no sobrepase el rango de edad antes mencionado.

La vacuna cuenta con una investigación y estudios de varios años, que demostraron ser eficaz en los tipos 6,11, 16 y 18, los tipos 16 y 18 son los responsables del cáncer cervicouterino, mientras que el 6 y el 11 se asocian –en el 90 por ciento de los casos– con lesiones precancerosas como las verrugas genitales y displasia vaginal de bajo grado. La vacuna, es 100 por ciento eficaz para los cuatro tipos.
09/PRA/LR/GTR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content