Inicio Amenazada la salud de las jóvenes en República Dominicana

Amenazada la salud de las jóvenes en República Dominicana

Por Margarita Quiroz

Nunca como ahora la salud de la mujer había sido tan amenazada. El embarazo en adolescentes, la mortalidad materna y el VIH-sida, en los últimos años, se han convertido en los principales enemigos de la mujer joven dominicana.

El 23 por ciento de las jóvenes dominicanas son madres o están embarazadas, condición “sine qua non” para el aumento de la mortalidad materna; problemática que también muestra cifras alarmantes.

Estudios demuestran que la República Dominicana posee uno de los índices de mortalidad materna más altos de América Latina y el Caribe (200 mujeres muertas por cada cien mil nacidos), en comparación con Cuba y Puerto Rico, que exhiben una tasa cero, informó la agencia RIMA.

En tanto, datos de febrero pasado, de la Dirección General de Control de Infecciones de Transmisión Sexual y Sida hablan de que unas 15 mil 759 personas viven actualmente con VIH/sida en el país, de los cuales 38 por ciento son mujeres y 62 por ciento hombres.

El sida, que en un principio afectaba a los homosexuales y drogadictos, ahora, a entender de Rosa Doris Gómez de Fernández, directora del Área de la Salud de la Secretaría de la Mujer, la tendencia es “feminizar” la enfermedad.

Ante tal situación se hace urgente definir lineamientos estratégicos a desarrollar por el Estado que respondan a la necesidad de contar con una política nacional para enfrentar la situación de la salud de la mujer joven, priorizando los temas en cuestión.

Esta propuesta fue planteada por las secretarías de la Mujer y Salud Pública, Seguro Social, la Organización Panamericana de la Salud, organismos no gubernamentales e instituciones internacionales, en las Metas del Desarrollo del Milenio por la ONU.

El pasado sábado 28 de mayo, cuando se celebró el Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer y como bien plantea Gómez de Fernández, el escenario que muestra la República Dominicana es motivo de preocupación.

En ese sentido, la especialista informó que el Gobierno dominicano asumió como un compromiso de Estado la Declaración del Milenio y de la cual se desprenden ocho objetivos vinculados al desarrollo.

Entre ellos, la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, enseñanza primaria universal, promoción de la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, combatir el VIH/sida, garantizar la sustentabilidad ambiental y fomentar una sociedad global para el desarrollo.

Las mujeres jóvenes pertenecen a un grupo poblacional prioritario para alcanzar estas metas y por eso urge el establecimiento de políticas claras que conduzcan a resultados.

En definitiva, es necesario conducir a la población a una respuesta nacional integral que incluya promoción de la salud sexual y reproductiva, prevención del VIH-sida, tratamiento de enfermedades oportunistas, terapia con antirretrovirales, apoyo emocional y espiritual, protección legal y garantía de su inserción social.

2005/MQ/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content