Inicio Arrecian agresiones contra activistas en Chihuahua

Arrecian agresiones contra activistas en Chihuahua

Por Anayeli García Martínez

En sólo dos días, personas no identificadas incendiaron las casas de dos defensoras de Derechos Humanos (DH) en Ciudad Juárez, Chihuahua, lo que refleja que el hostigamiento y las amenazas contra las activistas va en ascenso.

El 15 de febrero la casa de la activista Sara Salazar fue incendiada, y anoche el domicilio de la defensora e integrante de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, María Luisa García Andrade, también fue quemada.

En entrevista desde Chihuahua, Marisela Ortiz Rivera, presidenta de Nuestras Hijas de Regreso a Casa, dijo a Cimacnoticias que estos hechos y la desaparición de Malena y Elías Reyes Salazar, y la esposa de éste, Luisa Ornelas, son un mensaje contra las defensoras de DH.

Ortiz Rivera señaló que ante el clima de inseguridad, esta mañana ella se vio obligada a abandonar su hogar toda vez que también ha recibido amenazas de muerte por documentar los homicidios dolosos de mujeres en Ciudad Juárez.

El pasado 7 de febrero, Luisa Ornelas y los hermanos Elías y Malena Reyes Salazar desaparecieron. Días después, el martes 15 de febrero, fue incendiada la casa de la señora Sara Salazar y anoche se dio una agresión más, esta vez contra la integrante de Nuestras Hijas de Regreso a Casa María Luisa García Andrade.

Marisela Ortiz precisó que de acuerdo con el testimonio de los vecinos, minutos antes de las 11 de la noche dos desconocidos prendieron fuego al techo de la casa de María Luisa, mientras ella permanecía en el plantón que familiares y activistas de los hermanos Reyes Salazar mantienen frente a la Fiscalía de Justicia Zona Norte, perteneciente a la Procuraduría General de la República (PGR).

Hasta el momento no se tiene claro si el incendio fue provocado debido al apoyo que las activistas han dado a la familia Reyes Salazar, o porque durante los últimos meses las defensoras de DH han documentado casos de trata de personas en la entidad.

Aunque Marisela y María Luisa cuentan con medidas cautelares por parte de la PGR desde 2008, que constan de un teléfono celular para que hagan llamadas de auxilio y dos escoltas, quienes no han servido para evitar actos de este tipo.

Ante esto, ambas exigieron que se investiguen los hechos y que se atiendan las demandas de la familia Reyes Salazar. Nuestras Hijas de regreso a Casa está recabando la información de estos casos y las pruebas de los incendios para enviarlos a la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Organización Mundial contra la Tortura.

Cabe recordar que María Luisa es hermana de Lilia Alejandra García, una víctima de feminicidio que en febrero de 2001 fue secuestrada, violada, torturada y asesinada, caso que junto con el de Silvia Elena Rivera, fueron presentados ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 2002 y que están en espera de ser admitidos.

11/AGM/RMB/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más