Inicio Aumenta el sida entre mujeres

Aumenta el sida entre mujeres

Por la Redacción

Los últimos datos de la agencia de ONUSIDA y organizaciones no gubernamentales advierten que el VIH/Sida afecta cada vez más a la población femenina del planeta y que las mujeres tienen un 1.6% más de probabilidades que los hombres de infectarse con el virus. Sólo en África subsahariana, el 57% de las personas que viven con el VIH/Sida son mujeres y en países como Sudáfrica más de la mitad de los jóvenes de entre 15 y 24 años infectados son de género femenino. La pregunta es, ¿por qué?

“Cada vez hay una mayor interacción entre la propagación del VIH/Sida, la violencia contra las mujeres, su marginación y su condición de pobreza”, afirma Montserrat Garriga, portavoz de Amnistía Internacional Catalunya. Según esta ONG, que acaba de publicar el informe Mujeres, VIH/Sida y derechos humanos, la “pandemia es una auténtica crisis de derechos humanos” y afecta cada vez más a las mujeres a causa del aumento de la violencia de género.

En Ruanda, por ejemplo, 10 años después del conflicto se sabe que el 70% de las mujeres que fueron violadas durante la guerra están afectadas por el VIH/Sida. En países en conflicto como Sudán, Colombia o la República Democrática del Congo, la violación se ha convertido en una importante arma de guerra y para la propagación del VIH/Sida. A esto se suman “la falta de información sobre el uso de preservativos, las creencias de que el hecho de tener sexo con menores vírgenes no implica riesgo de contagio, la incapacidad de muchas mujeres para negociar sexo seguro en su propia familia y el aumento del número de niñas soldado convertidas en esclavas sexuales”, explica la responsable de la campaña de Amnistía No más violencia contra las mujeres, María Naredo.

“En países donde están presentes las fuerzas de paz internacionales, son muchas las jóvenes que mantienen relaciones sexuales con los soldados a cambio de comida”, señala Naredo, que alerta del “ostracismo social” al que se ven abocadas todas estas mujeres y la “absoluta desatención” por parte de los gobiernos y los organismos internacionales. En esta línea, desde Amnistía Internacional instan a los gobiernos de países con altas tasas de VIH/Sida a “hacerse responsables de la salud de sus pueblos”, a poner en marcha medidas sanitarias eficaces, como la producción de medicamentos genéricos, y a acabar con la violencia hacia las mujeres, informó la agencia Canal Solidario.

Según AI, los gobiernos deberían mejorar el acceso a la educación por parte de las niñas y las mujeres, para que conozcan de primera mano las cuestiones relacionadas con el VIH/Sida y su prevención. Asimismo, las agencias internacionales, de cuyos programas dependen en gran medida muchos de los países afectados por el VIH, han de incluir el tema en sus agendas.

Voces activas desde gobiernos y ONG locales

Mientras esto ocurre, algunos gobiernos y organizaciones no gubernamentales locales se han puesto ya manos a la obra y están demostrando que, con pocos recursos pero con voluntad, se puede combatir el VIH/Sida y trabajar la prevención. En la República Democrática del Congo, país en conflicto desde hace décadas, numerosas ONG locales trabajan en red en varias aldeas del país para atender a las mujeres víctimas de violación y sensibilizar sobre el tema.

“A pesar de las dificultades, las mujeres de estas entidades pueden caminar durante varios días para encontrarse con compañeras y trabajar en red, llevar a cabo actos de denuncia u ofrecer tratamiento psicológico a las mujeres víctimas de violencia sexual”, explica María Naredo, que advierte que a medio y largo plazo el VIH/Sida dejará muchas comunidades “descabezadas”, ya que en la actualidad tareas como el cuidado de los niños y los ancianos, los trabajos comunitarios y parte de la economía productiva recae en las mujeres.

En países como Brasil y Uganda, en cambio, han sido los gobiernos nacionales quienes han tomado la iniciativa. Además de las campañas de prevención, el gobierno brasileño “ha elaborado genéricos y los ha distribuido entre los infectados, lo que ha evitado, entre los años 1996 y 2002, 60 mil nuevos casos de sida y 90 mil muertes”.

En este contexto, Uganda se ha desmarcado del resto de países de la región y, a través de varias campañas de sensibilización y el fomento del preservativo, ha conseguido reducir el porcentaje de casos de VIH/Sida. Todas estas iniciativas de gobiernos y entidades locales en apoyo a las mujeres con VIH, concluye Amnistía Internacional, deberían contar con el soporte de la comunidad internacional y países como España.

2004/GM/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más