Inicio Aumenta pobreza infantil en países ricos desde principios de los 90

Aumenta pobreza infantil en países ricos desde principios de los 90

Por la Redacción

En 17 de 24 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), incluido México, ha aumentado la proporción de niños viviendo en pobreza desde principios de la década de los 90, de acuerdo con un reciente informe de UNICEF sobre ese fenómeno en países ricos.

El estudio “Pobreza infantil en países ricos” urge a los países de la OCDE a establecer mecanismos confiables de medición y monitoreo para la reducción progresiva de la pobreza infantil

Aunque se asume que ese fenómeno en los países ricos ha ido progresivamente a la baja, el informe detecta que en sólo cuatro países – Australia, Noruega, el Reino Unido y Estados Unidos – ha habido una reducción significativa desde principios de 1990.

Entre estos países, Noruega es el único país donde la tasa de pobreza infantil es “muy baja y continúa decreciendo”.

De acuerdo con el reporte, dado a conocer por el Centro de Investigaciones Innocenti de UNICEF, Dinamarca y Finlandia son los países que tienen las tasas más bajas de pobreza infantil, por debajo del 3%.

Por su parte, Estados Unidos y México registran las tasas de pobreza infantil más elevadas, por encima del 20%. Estados Unidos con una tasa de 21.9% y México de 27.7 %. Estas cifras se refieren a pobreza relativa definida como el ingreso por hogar inferior al 50% de la media de ingreso a nivel nacional.

De acuerdo a esta metodología de medición, en México en la última década, la pobreza infantil aumentó en un 3%, mientras que en el Reino Unido y en Estados Unidos disminuyó en un 3.1% y 2.4% respectivamente. Dicha tasa aumentó en Bélgica en un 3.9% y Polonia presentó el mayor crecimiento de pobreza infantil con un 4.3%.

Para calcular las tasas de pobreza en diversos países de la OCDE, se utilizaron los datos más recientes y que éstos fueran comparables entre sí.

En relación a la información estadística disponible para México, Yoriko Yasukawa, representante de UNICEF en México expresó que la tasa de pobreza de México se calculó con datos de 1998, lo cual significa que no se tomaron en cuenta importantes esfuerzos recientes de combate a la pobreza como los programas Progresa y posteriormente Oportunidades, que han buscado incidir directamente en los ingresos y el acceso a los servicios sociales de las familias en extrema pobreza.

Para la Representante de UNICEF en México, otro factor que no fue tomado en cuenta en el estudio es el impacto de los servicios sociales gratuitos brindados por el gobierno, como por ejemplo la educación básica y la salud pública, en donde México ha logrado avances significativos en la ampliación de cobertura durante las últimas décadas. “Si tomamos educación, por ejemplo, la asistencia escolar de niños entre 6 y 14 años ha aumentado de 38 a más del 90% en los últimos 50 años”, señaló Yasukawa.

Sin embargo, aún con estas limitantes, el informe ofrece una lección importante tanto para México como para el resto de los países del mundo, y es que las políticas públicas, tanto económicas como sociales sí impactan en la pobreza infantil.

El informe señala que es importante que los países reconozcan este hecho, y se esfuercen para orientar sus políticas en los dos ámbitos a la reducción de la pobreza. Para lograr esto, es importante también que cada país analice la relación entre las diferentes políticas en distintos ámbitos y los niveles de pobreza infantil para llegar a las soluciones más eficaces.

En este sentido, es interesante ver los ejemplos de Estados Unidos y Noruega, dos países que lograron reducir la pobreza infantil significativamente durante los años noventas.

El informe encuentra que en el caso de Estados Unidos, pesó más el aumento en empleo que las transferencias gubernamentales a las familias pobres, mientras que en Noruega, se logró bajar la pobreza aún durante una época de estancamiento económico gracias al aumento en apoyo público a las familias de bajos ingresos.

El reporte sugiere que muchos de los países de la OCDE tienen el potencial para reducir la pobreza infantil debajo del 10% sin que esto signifique un incremento considerable en su presupuesto de gasto social.

Añade que entre más alto es el gasto social, más bajas son las tasas de pobreza infantil. En promedio, el estudio registra que las intervenciones gubernamentales reducen el nivel de pobreza en promedio un 40%.

El informe concluye que entre 40 y 50 millones de niños están creciendo en condiciones de pobreza en algunos de los países más ricos del mundo.

2005/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content