Inicio » Aumenta Tamaulipas a 50 años pena de prisión por feminicidio

Aumenta Tamaulipas a 50 años pena de prisión por feminicidio

DiputadaOlgaPatriciaSosaRuiz01_IMG_5416

A quien cometa el delito de feminicidio en el estado de Tamaulipas podría alcanzar una pena máxima de 50 años de prisión, luego de que el Congreso local homologó el Código Penal de la entidad con el federal.
 
En sesión ordinaria, el pleno legislativo amplió las características para acreditar el delito de feminicidio, y para todo aquel servidor público que retarde o entorpezca maliciosamente o por negligencia la procuración o administración de justicia, estableció prisión de tres a ocho años y de 500 a mil 500 días de multa, así como su destitución e inhabilitación de tres a 10 años para desempeñar otro cargo público.
 
El dictamen de las iniciativas promovidas por el Ejecutivo estatal y las bancadas de los partidos Revolucionario Institucional, Nueva Alianza y Verde Ecologista fue aprobado por unanimidad.
 
Para quien cometa el delito de feminicidio, que anteriormente se sancionaba con 30 años de prisión, el pleno estableció una pena de 40 a 50 años de cárcel y de 500 a mil días de multa, pérdida de la patria potestad en el caso de que tenga hijos con la víctima y de todos los derechos con relación a la víctima, incluidos los de carácter sucesorio (herencia).
 
Con estas modificaciones, el artículo 337 Bis establece que comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género.
 
Se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias: cuando la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo; cuando a la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia; cuando haya antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar del agresor contra la víctima, y haya existido una relación sentimental, afectiva o de confianza.
 
También cuando existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima; que la víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida, y el cuerpo sea expuesto o exhibido en un lugar público.
 
Medios locales han informado que en lo que va de la administración del gobernador Egidio Torre Cantú, los casos de feminicidio en Tamaulipas han aumentado en diferentes ciudades de la entidad.
 
Así, diputadas han alertado que la violencia de género en el estado es muy grave, ya que en 2015 la Procuraduría de Justicia local integró más de 600 averiguaciones por homicidios dolosos de mujeres, y ningún caso fue consignado como feminicidio.
 
“NO SE PUEDE NEGAR LO INNEGABLE”
 
La presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso local, la priista Olga Patricia Sosa Ruíz, quien abanderó la reforma para garantizar justicia con perspectiva de género en materia de feminicidio, dijo que este delito constituye un grave problema de cultura, machismo y educación.
 
“No se puede negar lo innegable y no debemos voltear la vista hacia otro lado sólo para no ver lo que se encuentra frente a nosotros”, dijo la legisladora al afirmar que en México a diario se generan historias desgarradoras de violencia contra las mujeres.
 
Con la reforma, dijo Sosa Ruíz, hemos dado un gran paso en la lucha contra este delito que se comete contra muchas mexicanas, y Tamaulipas no tiene por qué esperar a que una resolución de carácter internacional nos obligue a implementar acciones para erradicar el feminicidio.
 
La también diputada priista María del Rosario Meza García subió a la tribuna para pronunciarse a favor de la reforma, que eleva las penas y tipifica con mayor claridad el feminicidio. Recordó el asesinato de su tía Lourdes por parte de su esposo.
 
“Hoy alzamos la voz por aquellas mujeres que murieron en el anonimato, por aquellas a las que le llego tarde la justicia, por las de Juárez, por las del Estado de México, de Chiapas, por Lourdes García Gallardo, mi tía asesinada por su esposo con un arma punzocortante. La mató con saña después de vivir durante años en un ambiente hostil de violencia familiar; a ella no le alcanzó la vida para liberarse de esas ataduras”, expresó.
 
La legisladora destacó la importancia de que los crímenes por razones de género se diferencien de los homicidios comunes, porque son resultado de un maltrato físico reiterado, “representan el odio y la ira hacia la mujer por su condición de mujer”.
 
OTRAS REFORMAS
 
En el mismo dictamen, se aprobó el paquete de reformas promovidas por el Ejecutivo estatal. Del Código Civil local se sustituyó el término de violencia intrafamiliar por violencia familiar; se eliminó el plazo de un año como requisito para tramitar el divorcio administrativo, y se prohibió la celebración del matrimonio entre menores de edad, entre otras.
 
Del Código Penal estatal, además de la homologación de esta norma local con la federal en materia de feminicidio, se sustituyó la denominación de impudicia por abuso sexual; se aprobó el pago de la reparación del daño a víctimas del delito de violencia familiar, y se tipificó el delito de fraude familiar.
 
16/RMQR/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: