Autoridades poblanas intentan coaccionar a Martín Barrios

DERECHOS HUMANOS
    Piden que limite su defensa a los derechos humanos para liberarlo
Autoridades poblanas intentan coaccionar a Martín Barrios
Cimac | México, DF.- 12/01/2006

Autoridades del estado de Puebla intentan coaccionar a Martín Barrios Hernández con la finalidad de que acceda a limitar su trabajo de defensa de los derechos humanos, a cambio de una pronta liberación, informó Amnistía Internacional (AI).

Desde su sede en Londres AI señala que el 5 de enero, cuando Barrios se negó a firmar dicho acuerdo, esto motivo para que guardias de la prisión entraran en su celda por la noche para intimidarlo.

Dichos acontecimientos dejan ver que en México siguen utilizándose cargos penales falsos y procedimientos judiciales injustos para disuadir a quienes defienden los derechos humanos, a las y los activistas sociales y a otras personas que se oponen a los abusos de poder en el ámbito local, señalo la organización en boletín de prensa.

El defensor de los Derechos Humanos se encuentra recluido en la ciudad de Puebla por cargos de chantaje; sin embargo, AI indica que ha sido detenido exclusivamente por llevar a cabo su trabajo legítimo de defensa de los derechos humanos.

Cabe señalar que Barrios Hernández es presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán, en el estado de Puebla, la cual en los últimos meses ha respaldado a trabajadoras y trabajadores de la planta textil Calidad de Confecciones.

De esta empresa, el 22 de noviembre del año pasado fueron despedidos163 trabajadoras y trabajadores, los cuales presentaron una denuncia por despido improcedente apoyados por Barrios.

El defensor de los derechos humanos fue detenido después de que el propietario de la planta textil presentara una denuncia contra él ante la Procuraduría General de Justicia del estado de Puebla.

El dueño de la planta alegaba en dicha denuncia que Martín Barrios había visitado su casa para pedir dinero a cambio de poner fin a la acción de los trabajadores, lo que Barrios niega categóricamente.

A través de sus abogados defensores, el activista presentó 18 testigos y testimonios en video que demostraban que, en el momento en que presuntamente visitó la casa del empresario, Martín Barrios se encontraba en una reunión con trabajadores de una fábrica en otra localidad de Puebla.

Cabe señalar que la Procuraduría no informó en ningún momento a Barrios Hernández de la investigación emprendida a raíz de esta denuncia, ni pareció buscar pruebas del presunto delito más allá del círculo familiar inmediato del empresario.

A pesar de los testimonios presentados, el 4 de enero el mismo juez estatal ordenó que Barrios Hernández fuera juzgado y mantenido bajo custodia hasta que se celebrara el juicio, proceso que podría durar hasta un año. De ser declarado culpable, Barrios podría ser condenado a un máximo de 10 años de prisión.

Cabe señalar que el 30 de diciembre de 2003 Martín Barrios fue brutalmente agredido delante de su casa; hasta la fecha todavía no se ha procesado a nadie por esta agresión.

De igual forma, en los últimos meses, los propietarios de maquilas del valle de Tehuacán han realizado acusaciones públicas afirmando que Martín Barrios Hernández y la Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán son responsables por organizar protestas y huelgas que disuaden a los inversionistas extranjeros.

La Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacan, presidida por Barrios, ha trabajado para difundir y mejorar las malas condiciones a las que se enfrentan muchas trabajadoras y trabajadores de las maquilas: salarios bajos, jornadas laborales muy largas, restricciones a la formación de sindicatos y riesgos para la salud a causa de los productos químicos empleados durante la producción.

06/GT/YT