Inicio » Avances médicos para detección efectiva de CaCu

Avances médicos para detección efectiva de CaCu

Por Lizbeth Ortiz Acevedo

El jefe de la Unidad de Medicina Genómica de la Facultad de Medicina de la UNAM, Jaime Berumen Campos, descubrió tres “marcadores moleculares” que podrían convertirse en una nueva forma de detección del cáncer cérvico uterino (CaCu), con miras a desarrollar una prueba de diagnóstico temprano más económica y certera que las actuales.
 
Con este hallazgo se abre la posibilidad de aumentar hasta en 90 por ciento la detección de células cancerígenas, muy por arriba de la prueba actual del Papanicolaou, la cual tiene una sensibilidad sólo del 50 por ciento, por lo que para el investigador se está dejando sin detección a cinco de cada 10 mujeres que sí tienen una lesión.
 
Y aunque la prueba para la detección del virus del papiloma humano (VPH), en sus varias modalidades, también tiene una sensibilidad de 90 por ciento, este estudio presenta un “sobrediagnóstico” del 300 por ciento, por lo que –explicó Berumen– “a mujeres sanas se les está detectando como positivas” en ese tipo de cáncer, por lo que “este método tampoco no es completamente útil”.
 
El médico explicó que la prueba del VPH no se usa como método de detección del CaCu, sino para conocer el tratamiento a seguir ante la confirmación de una lesión en el cuello de la matriz.
 
Por ello, acotó, ante la falta de detección efectiva aumenta el número de consultas y colposcopías, pruebas que sólo deberían de practicarse a mujeres con lesiones ya confirmadas.
 
Berumen Campos advirtió que las pruebas que se practican ahora para la detección del CaCu “no son suficientes”, por lo que se requieren de nuevos marcadores con “alta sensibilidad y especificidad”, y así reducir costos y lograr una prueba con un costo en el mercado de 50 pesos.
 
Detalló que con el descubrimiento la detección se realizaría a través de un exudado cervical como se hace actualmente para el Papanicolaou, pero –apuntó– futuras investigaciones podrían abrir el camino para la detección del CaCu en saliva o sangre, y con ello llegar a muchas más mujeres en comunidades alejadas de los centros urbanos.
 
Berumen insistió en que si se consigue una prueba mejor y más barata, se facilitaría un mayor acceso de las mexicanas a un diagnóstico certero del padecimiento.
 
El “Informe de ejecución del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo 1994-2015” destaca que las mexicanas de 60 años y más tienen como tercera causa de muerte los tumores malignos, entre ellos el CaCu y el cáncer de mama.
 
13/LOA/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: