Inicio » Cada día 4 niñas son víctimas de violencia sexual en Nicaragua

Cada día 4 niñas son víctimas de violencia sexual en Nicaragua

Por Nelson Rodríguez, corresponsal
ForoNicaragua01nelsonrodriguez

En Nicaragua, al menos 4 niñas son víctimas de abuso sexual cada día, reveló el estudio “Embarazo impuesto por violación: niñas- madres de 14 años”, realizado por el Grupo Estratégico por la Despenalización del Aborto Terapéutico y el organismo IPAS Centroamérica.
 
De acuerdo al documento, en este país en los últimos 10 años, unas 16 mil niñas menores de 14 años fueron violadas y presentaron embarazos sin que alguna institución del Estado se ocupara de ellas, únicamente fueron atendidas en el control prenatal y el parto.
 
“Los hallazgos realmente son preocupantes, encontramos que todas las niñas no querían asumir la maternidad y que los funcionarios del Ministerio de Salud y del Ministerio de la Familia, las tuvieron que convencer que ya no eran niñas que eran madres y que tenían que asumir su maternidad”, dijo Martha María Blandón, directora de IPAS.
 
La gran mayoría de los agresores pertenecían al entorno familiar, el vecindario y la escuela, por lo que era fácil identificarlos y procesarlos, pero no todos están presos ni han sido juzgados, relató Blandón.
 
Además, la mayoría de niñas fueron obligadas a amamantar a pesar de que ellas se resistían,  precisamente porque son niñas, denunció la activista.
 
Hay muchas barreras para que las niñas puedan acceder a la justicia: la falta de educación, de orientación, muchas viven lejos de los centros urbanos, la pobreza, aunado a que los procesos judiciales son constantemente cambiados de fecha, por diferentes razones, señala el estudio.
 
Las 15 niñas entrevistadas para el estudio, manifestaron no querer continuar con el embarazo, pero esto no fue posible porque la ley en Nicaragua  penaliza todo tipo de aborto, tampoco les permitieron dar a sus hijos en adopción, ningún funcionario les habló de esta alternativa.
 
“Se aplicó una herramienta para conocer la parte sicológica y emocional, los hallazgos son muy preocupantes, las niñas, 15 en total que participaron del estudio mostraron niveles graves de depresión, ideas suicidas y una desvalorización de ellas mismas”, explicó Blandón.
 
“Cuando él me violó, apenas tenía 12 años. Me sentía morir, no tenía ganas de seguir viviendo y mi mamá no sabía nada”… relató una de las niñas entrevistadas para el estudio, víctima de violencia sexual.
 
La activista agregó que en el estudio las niñas mostraron preocupación por su futuro, el cual lo describieron como incierto. Al respecto, la investigación indica que ninguna institución del Estado las está atendiendo por las secuelas del parto, en ninguno de los casos existe resarcimiento de los daños, ni económicos, ni psicológico, ni sociales.
 
El estudio recomienda al Ministerio de la Familia y a otras instituciones del Estado realizar acciones de prevención del embarazo y de atención después del daño a las víctimas de violencia sexual. Además instan a otras instituciones estatales a coordinar esfuerzos para prevenir el abuso sexual contra las niñas.
 
La niña que presenta un embarazo como resultado de una violación debería tener la oportunidad de decidir si quiere o no continuar el embarazo, pero esto no es posible porque en Nicaragua no se permite el aborto terapéutico ni por violación, denunció Mario Chamorro, director de la Federación de Organismos que trabajan por los derechos de la niñez y la adolescencia (CODENI).
 
Chamorro señaló también que los agresores no son perseguidos por la justicia y muchos andan libres y continúan afectando la vida y el futuro de otras niñas y adolescentes.
 
Hay una intención del Estado de ocultar cifras exactas y no hay coordinación entre sus instituciones para atenderlas adecuadamente, por lo que al final se vuelve un problema de las familias sin ninguna atención gubernamental, insistió Chamorro.
 
El médico Leonel Arguello, dijo que no se ha logrado avanzar con esta problemática, que hay muchos retos y es fundamental que toda la sociedad nicaragüense se involucre, incluyendo al gremio médico para contrarrestar esta situación que afecta a la niñez nicaragüense.

El director del Instituto de Medicina Legal (IML) Zacarías Duarte, recientemente informó que anualmente atienden unos 6 mil casos de peritaje de violencia sexual que corresponden a niñas y adolescentes, por lo cual también mostró su preocupación por esta problemática.
 
El IML abrió hace unos 15 días una clínica infantil de atención integral a las niñas y adolescentes víctimas de violencia,  lo que permitirá un abordaje más completo para ellas,  de acuerdo a las autoridades.
 
16/NR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: