Inicio » Colombia: aumentan muertes por cáncer cervical

Colombia: aumentan muertes por cáncer cervical

Por Ángela Castellanos

“Conozco amigas que no se hacen la citología vaginal, a pesar de que tienen los medios económicos y saben de su importancia en la detección del cáncer cervical. Creo que no tienen una cultura del autocuidado y de la prevención”, dijo Ángela Matallana, una bogotana de 47 años.

Ella asegura que se hace esa prueba todos los años y sólo una vez los resultados presentaron una alerta. “Me hicieron una biopsia y luego me recetaron un tratamiento con óvulos. Todo se controló”, comentó a la agencia SEMlac.

Precisamente, la Secretaría de Salud de Bogotá lanzó medidas para promocionar y facilitar la práctica de la citología (papanicolau) a fin de prevenir el cáncer de cuello uterino, que se ha convertido en la segunda causa de mortalidad por cáncer entre las mujeres de 30 a 59 años, después del cáncer de seno.

“En las décadas pasadas, el cáncer de cuello uterino representaba la primera causa de muerte por cáncer entre las mujeres, ahora es la segunda, pero no porque haya disminuido, sino porque aumentó el de mama”, afirmó Elkin Osorio, director del Laboratorio de Salud Pública de la Secretaría de Salud.

Según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud de 2005 (ENDS 2005) realizada por Profamilia, una entidad privada sin ánimo de lucro que brinda el 65 por ciento de los servicios de salud sexual y reproductiva en Colombia, entre 1995 y 2000 la proporción de defunciones por cáncer de cuello uterino entre las mujeres de 40 a 69 años aumentó de 54 a 62 por ciento.

Ese estudio indicó que los decesos de colombianas de 20 a 49 años por esta misma causa se incrementaron de 34 a 37 por ciento.

La citología vaginal consiste en retirar células del cuello del útero para detectar alteraciones que puedan sugerir la presencia de cáncer en la matriz. Su práctica oportuna puede disminuir, hasta en 60 por ciento, la mortalidad temprana por este tipo de enfermedad, generalmente asintomática.

La ENDS 2005 también reveló que más de cuatro de cada cinco mujeres (85 por ciento) se han practicado la citología vaginal en algún momento de su vida y casi la mitad (48 por ciento) de ellas se la hace una vez al año

No obstante, “estamos lejos de lograr una cobertura universal de la citología debido a múltiples razones, desde mala gestión de los prestadores de servicios de salud hasta causas culturales, como es el machismo que lleva a que, en algunas parejas, sea el hombre quien decida si la mujer se hace esta prueba”, agregó Osorio.

No sólo falta la práctica universal de este proceso de diagnóstico, sino que muchas mujeres no se hacen el tratamiento completo. La ENDS comprobó que casi la tercera parte de las mujeres que tuvieron un resultado anormal del examen no acudieron a nueva consulta para tratamiento, ya sea por pereza o descuido, y una de cada cuatro no lo hizo por falta de recursos.

La tasa de riesgo de cáncer cervical, en la capital colombiana, oscila de 10 a 15 bogotanas por cada 10 mil mujeres con vida sexual activa, en tanto la incidencia de mortalidad por esta patología se encuentra entre 40 y 50 por cada 10 mil, informó Osorio.

El grupo de mujeres que registra una mayor presencia de este tipo de patología es el de las colombianas que han empezado más temprano su vida sexual, debido a estar expuestas por más tiempo al virus del Papiloma Humano (VPH), altamente asociado al cáncer de cuello uterino, explicó Osorio.

Agregó que, a nivel social, este cáncer se presenta más entre las mujeres de estratos socioeconómicos bajos, debido a que poseen niveles inmunológicos menores y a que suelen tener su primera relación coital a más temprana edad que las de mayores ingresos.

PROMOCIÓN DE CITOLOGÍAS

La campaña de promoción de la citología incluye una publicidad televisiva dirigida a grupos de promotoras de esta prueba diagnóstico que trabajan con las poblaciones femeninas que nunca se practicaron el examen; la realización de citologías mediante servicios en vehículos móviles que circulan por los barrios capitalinos deprimidos y charlas de sensibilización sobre el autocuidado.

Además, la Secretaría de Salud dispuso que tanto hospitales públicos como entidades privadas que prestan servicios de salud están obligadas a practicar la citología vaginal, también llamada PAP, de forma gratuita y sin cita previa.

El objetivo para el primer trimestre de 2007 era que 235 mil mujeres entre los 25 y 69 años se hicieran el examen, pero hasta mayo pasado sólo se había logrado alcanzar 22 por ciento de esta meta.

Ello no es de extrañar, si se considera que la causa principal no es el desconocimiento del examen diagnóstico, ni el costo. La ENDS 2005, encuesta reconocida por su rigurosidad científica, reveló que 99 por ciento de las mujeres entre 18 y 69 años conoce qué es una citología vaginal.

Asimismo, para quienes nunca se habían practicado la citología (14 por ciento), la motivación de menor importancia esgrimida fue el costo. La ENDS 2005 también identificó las razones de las colombianas que jamás se han hecho un PAP: descuido (32 por ciento), miedo (30 por ciento), vergüenza (17 por ciento), no sentirse enferma (15 por ciento), no considerarlo importante o necesario (siete por ciento) y falta de dinero (cinco por ciento).

Al ser preguntado sobre la incidencia de otros factores, como la calidad de la atención ofrecida, Juan Carlos Vargas, asesor científico de Profamilia, dijo a SEMlac que “para las mujeres es importante que los derechos sexuales y reproductivos sean respetados, por ejemplo, la confidencialidad”.

Por eso, en Profamilia, los resultados no los clasificamos por nombre, sino por documento de identificación, y solamente se entregan a la usuaria, explicó Vargas.

Al respecto, Osorio, quien también participa del grupo de trabajo sobre cáncer de cuello uterino de la Secretaría de Salud de Bogotá, reconoció que “dado que el sistema de salud está muy fragmentado (hay múltiples prestatarios de servicios de salud), unas entidades lo hacen bien y otras no”.

07/AC/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: