Inicio Condón para los indígenas

Condón para los indígenas

Por Marta Guerrero González

Mientras en el Vaticano se habla de conservar las políticas tradicionales en materia genética, del aborto y de las parejas homosexuales e, inclusive, el rotundo No al uso del condón, en México, finalmente, se anunció una campaña de salud sexual que difundirá la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

La campaña incluye dentro del tema de planificación familiar el uso del condón y otros métodos anticonceptivos, inicia este martes 19 de abril. Es verdad lo que opina Xóchitl Gálvez, en el sentido que la campaña llega veinticinco años tarde, quizá más, pero lo importante es que su difusión estima llegar a cinco millones y medio de hablantes de lenguas autóctonas.

La campaña será en tzeltal, maya, náhuatl y purépecha, entre otras lenguas. Es tan necesario propagar la información como saber que sólo el veinte por ciento de indígenas conocen lo que es el Sida, mientras que en la encuesta urbana arroja un noventa por ciento entre las mujeres cuestionadas sobre el tema.

Nuestras leyes contemplan los derechos universales sobre la información completa, actual y eficiente sobre sexualidad y otros asuntos de salud. De tal suerte que cada uno es libre de una vez recibida la información actuar según su criterio les dicte.

Los indígenas son libres, al igual que el resto de la población, para decidir la manera en que se protegerán contra las epidemias, embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual. El condón los protege de manera inmediata a ambos en una relación permanente o de otro tipo de carácter.

La campaña en radio se complementará, de otro modo sería poco útil, con capacitación a los médicos, médicos tradicionales y parteras. Es una magnífica oportunidad la vinculación de todos ellos por medio de una figura llamada “casas de salud”, de tal suerte que todo el mundo tenga muy claro lo que en materia de salud reproductiva, planeación familiar y prevención de enfermedades se debe hacer.

De hecho la instrucción debe abarcar los temas del placer ya que la mujer indígena desconoce la enorme capacidad placentera de su cuerpo, su derecho a elegir tanto el modo, cuando y la frecuencia y duración de sus relaciones sexuales.

Lo más probable es que se rían y que no les quepa en la cabeza que ellas no son instrumentos de posesión de sus hombres, probablemente sientan vergüenza al hablar sobre este tipo de temas y nieguen sus sentimientos, la pasión y, en la mayoría de los casos, su frustración al no conseguir un orgasmo.

Pero la verdad es que todas las mujeres que hemos conocido a lo largo de talleres, pláticas y conferencias, todas, están interesadas en saber. Algunas ponen en práctica sus conocimientos y otras se fortalecen en sus decisiones de abandonar aquello que les hace daño y que padecen a lo largo de muchos años dentro de una relación de pareja.

Sensibilizar a la comunidad indígena sobre el uso del condón nos traerá un beneficio en cadena y nos pondrá en los lineamentos de otros programas de capacitación dentro del desarrollo humano.

2005/MG/SJ

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content