Inicio Conflicto sindical expone la vida de pacientes en Psiquiátrico de Orizaba

Conflicto sindical expone la vida de pacientes en Psiquiátrico de Orizaba

Por Laura Castro Medina/corresponsal

Trabajadores sindicalizados realizan desde hace 10 días un plantón frente al Hospital Psiquiátrico de Orizaba para exigir la destitución del director y administrador del nosocomio y rechazan la construcción de un nuevo inmueble, lo que genera el desabasto de alimentos y medicamentos para 75 pacientes, 35 mujeres y 40 hombres, cuya salud se ha deteriorado severamente.

Las y los enfermos del Hospital Psiquiátrico de Orizaba Manuel M. de la Concha, que funciona desde hace más de cien años y está a cargo de la Secretaría de Salud de Veracruz, se han visto privados de sus medicamentos, 13 de ellos pacientes crónicos y 62 agudos, por lo que han tenido que ser aislados y otros padecen infecciones por la falta de atención.

El conflicto laboral se inició por el anuncio de una nueva construcción para alojar el hospital, que tendría una extensión de más de dos hectáreas, con villas de descanso temporal para personas con trastornos menores, señalaron las autoridades.

El personal sindicalizado se inconformó y exige la destitución del actual director del Hospital Octavio Meraz Fritzmaurice, quien desde hace más casi dos décadas se encuentra al frente del hospital.

Ante la negativa de remover al funcionario, un grupo de trabajadoras y trabajadores del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaria de Salud, tanto en su sección 26 federal y subsección 4 estatal, encabezados por Luisa Soto Maldonado y Marcos Vera Moreno, se apostaran a las afueras del hospital para impedir que el director y administrador entraran al hospital.

Los directivos no pudieron ya sacar de sus oficinas documentación y chequeras para cubrir el pago a proveedores, por lo cual las reservas de alimentos, material de curación y medicamentos se fueron agotando. Sin embargo con el apoyo de los sistemas municipales DIF de la zona, de familiares de algunos pacientes y de personas altruistas se brinda alimento a los internos del nosocomio.

Desafortunadamente el medicamento prácticamente dejó de administrarse a los 13 pacientes crónicos y 62 agudos, por lo que la población del hospital ya padece serias alteraciones nerviosas, además de que la falta de agua purificada para la elaboración de alimentos y para la limpieza del hospital y aseo de las y los enfermos, es otro grave problema que no han podido atender las y los paristas.

Debido al conflicto, el personal sindicalizado y los más de 25 empleados de intendencia que laboran a través de contrato temporal no recibieron el pago de sus percepciones económicas quincenales, pero éstos últimos amenazan con paralizar sus actividades hasta recibir su remuneración.

De acuerdo con el Secretario General de los Trabajadores de la Secretaria de Salud, subsección 4, Marcos Vera Moreno, la falta de medicamento obligó a aislar a 15 pacientes con enfermedades agudas debido a que se han tornado agresivos y para evitar lesiones hacia el personal médico y a otros pacientes fue necesario ubicarlos en cuartos de aislamiento, mismos que fueron habilitados en las minúsculas celdas de reos que funcionaron en ese inmueble durante la época de la Revolución.

Sobre la agresividad de los pacientes por la falta de tranquilizantes, el líder sindical explicó: “Algunos están aislados, se trata de los agudos, son los más peligrosos, son 15 y están a puerta cerrada, no los dejan salir, ya solo les pasan el alimento por debajo de la puerta. Aquí lo que más nos preocupa a nosotros es el trabajador pues es quien está en contacto con al paciente y puede haber agresiones físicas de los enfermos”.

“TODO ANDA BIEN”

La tarde de ayer martes, personal de los Servicios Estatales de Salud montaron un escenario para permitir la entrada de medios de comunicación a las instalaciones –previo a una reunión para dirimir las diferencias con la parte sindical– para que corroboraran que “todo anda bien”.

Pero ya trabajadores paristas habían revelado que algunos pacientes sufren infecciones de la piel, herpes genital y vaginal, desnutrición en segundo y tercer grado y otras infecciones de la piel ante la falta de higiene que se ha recrudecido en los últimos días.

Y mientras las y los paristas rechazan todo tipo de responsabilidad por el deterioro en la salud de las y los pacientes y se deslindan de una actitud de negligencia médica, la Secretaría de Salud propone una terna de psiquiatras para dirigir el nosocomio.

Pero la postura sindical es tajante y hoy exigen que previo a designar al nuevo director, deberá aceptarse a un director interino que proponen las y los mismos trabajadores sindicalizados.

08/LC/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más