Inicio » Conservadurismo y doble moral en Congreso sobre Familia

Conservadurismo y doble moral en Congreso sobre Familia

Por la Redacción

En el Congreso Internacional de Familias en Jalisco, iniciado ayer en la entidad, predomina un discurso de las políticas públicas “maquillado y lleno de doble moral”, además de que está enfocado a reforzar los roles de género, aseguró Araceli Prieto, integrante del Centro de la Diversidad y los Derechos Sexuales de Jalisco.

Además, dentro del discurso de los grupos organizadores del congreso, reunidos en la Expo Guadalajara, el trabajo de los hombres se encuentra invisibilizado para aparentar una supuesta apertura y tolerancia hacia las mujeres progresistas, agregó Prieto.

El Tercer Congreso Internacional de Familia, impulsado por el gobierno de Jalisco, tuvo como objetivo analizar durante dos días aspectos relativos a políticas públicas, economía, cultura y sociedad, con el fin de fortalecer a las familias mediante la promoción de la corresponsabilidad entre gobierno y sociedad, reportó la agencia NotieSe.

LAS MUJERES

Después de calificar como “santas y santos” a quienes trabajan por el bienestar del núcleo familiar, Bernardo Urzúa Cornejo, director de Valores del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Durango, presentó los resultados del Programa Formación de Valores para la Mujer, enfocado a posicionar a la madre como eje fundamental de la familia y dio “gracias a Dios por estar en México, un país lleno de valores”.

Informó que esta iniciativa del DIF estatal, apoyada por la Asociación Nacional de Superación Personal, ha impactado a 3 mil 700 mujeres originarias de 17 municipios.

Dijo también que entre las acciones que impulsa el DIF estatal se encuentra la creación de un Modelo Nacional de Educación Familiar, para lo cual es necesario el trabajo en equipo de la Secretaría de Educación y el DIF nacional, además de que se pronunció a favor de impulsar un “sexenio de la familia”, y definió a las mujeres como “las reinitas de la casa y de la vida”.

Luego de dar gracias a las “monjitas” por acudir al evento, Urzúa presentó una serie de videos en los que mujeres, apoyadas por el plan gubernamental, dieron su testimonio y resumieron: “Sentimos que a través de este programa, Dios nos ha dado fuerzas para salir adelante”.

En medio de numerosas alusiones religiosas, el director de Valores del DIF de Durango, exhortó a las y los asistentes a poner de moda el tema de la familia y a impulsar una jornada de oración con los jerarcas católicos el próximo 4 de marzo, Día de la Familia, iniciativa impulsada por grupos conservadores que buscan imponer un modelo tradicional y oficial de la estructura familiar.

Criticó también los apoyos económicos otorgados a la población “pues no sirven para nada, ya que las familias no necesitan dinero sino amor”, y señaló que en dos años, el DIF duranguense ha erogado 3 millones y medio de pesos para atender a 109 mil 189 familias, hecho que representa un gasto de 32 pesos por persona, “y no los miles que emplean algunos gobiernos en la compra de despensas de corte asistencialista”.

Pidió dejar atrás “estupideces” y seguir adelante. “Si las políticas vienen de la Iglesia, aprovechémoslas, si vienen del gobierno, mucho mejor”.

QUÉ BONITA FAMILIA

Por su parte, Federico Requenes Ordaz, director de Integración Familiar del DIF de Nuevo León, explicó que la campaña “Una noche familiar”, impulsada por el Consejo de la Comunicación, organismo autodenominado “Voz de las empresas”, está basada en una iniciativa diseñada en la Universidad de Utah, población estadounidense mayoritariamente mormona, en donde se efectúa la “Noche del Hogar”.

En México, la causa de la pobreza no es la injusta distribución del ingreso, sino la incapacidad de las personas para, a través de un trabajo productivo y el propio esfuerzo, generar ingresos suficientes, sostuvo Arturo Damm Arnal, profesor de Análisis Económico de Derecho y Ética de Mercados, al participar en el Congreso.

El catedrático impartió la conferencia magistral Importancia de políticas públicas sobre familia, en la que lanzó una fuerte crítica al subsidio que el Estado mexicano otorga a la educación pública, situación que, aseguró, vulnera la libertad y dignidad de los padres de familia al carecer del derecho a elegir libremente la escuela en la que desean estudien sus hijas e hijos.

“Mi propuesta radica en la necesidad de sustituir el subsidio a la oferta educativa por el subsidio a la demanda educativa, es decir, que el gobierno deje de dar dinero a las escuelas públicas y se lo otorgue a los padres de familia para que éstos elijan la escuela a la que quieran que acudan las y los hijos. Una cosa es que el Estado deba garantizar la educación y otra que se convierta en educador de la gente”, detalló.

Señaló que la competitividad obligaría a las escuelas públicas a incrementar su calidad educativa y ser mejores o bien a desaparecer ante las nuevas condiciones generadas por el mercado.

Calificó asimismo a la Secretaría de Educación Pública (SEP) como “obsoleta ante las necesidades del mercado”, por lo que pidió su desaparición como órgano regulador de las políticas educativas en México y así dar paso a una “libre y verdadera competencia que garantice altos estándares de calidad”.

Indicó que, si se quiere elevar la calidad educativa, cada escuela debe elaborar sus planes de estudio para que los padres tengan varias opciones en torno al tipo de educación que desean reciban hijas e hijos.

“Las únicas responsabilidades del gobierno deben ser garantizar la seguridad contra la delincuencia e impartir justicia. Evitar males y conseguir bienes sólo es responsabilidad de las y los ciudadanos”, expresó.

FAMILIA Y DERECHOS

Durante el segundo día del Congreso, y en el contexto de las declaraciones hechas ahí por funcionarios públicos, organizaciones civiles con trabajo en la defensa de la laicidad del Estado se pronunciaron por el pleno respeto a la separación de la Iglesia y el Estado que garantiza el reconocimiento a la diversidad familiar.

Mediante un comunicado, organizaciones como Democracia y Sexualidad, Católicas por el Derecho a Decidir, Afluentes, Letra S y la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos, recordaron que la responsabilidad del Estado laico implica la elaboración de políticas públicas sustentadas en la ciencia, el respeto a los derechos humanos y en la inclusión de todos los actores sociales que favorezcan el ejercicio de la ciudadanía.

07/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: