Inicio » Contratos de protección patronal, nada para las mujeres

Contratos de protección patronal, nada para las mujeres

Por Guadalupe Cruz Jaimes

El 90 por ciento de la población en México labora bajo contratos colectivos de protección patronal que violan el derecho humano al trabajo, a la maternidad de las trabajadoras, a la seguridad social y agudizan la violencia sexual contra las mujeres, señaló a Cimacnoticias la diputada perredista Rosario Ortiz Magallón, durante el Foro Contratos colectivos de protección patronal ¿tema imprescindible de la reforma laboral?

Los Contratos Colectivos de Protección Patronal son aquellos pactos colectivos que no toman en cuenta la voluntad de las y los trabajadores. Son firmados a sus espaldas y, aunque se les aplica, ni siquiera saben de su existencia, según información de la Fundación Friedrich Ebert. Las y los trabajadores sólo se ven “protegidos” por el sindicato interno de la empresa sin la posibilidad de crear el propio.

En el Foro, que forma parte de las actividades de la Campaña Internacional contra los Contratos Colectivos de Protección Patronal en México, Ortiz Magallón denunció la precarización de las condiciones de trabajo, la ausencia de normas de seguridad e higiene y las consecuencias que acarrea la falta de protección a la salud de las trabajadoras. A causa de las jornadas de trabajo “con movimientos repetitivos muy agresivos, de hasta 12 horas, la vida laboral sana de las mujeres dura 10 años”.

De igual forma, Ortiz Magallón indicó que las consecuencias son lamentables para las trabajadoras, pues “cuando su organismo está dañado son despedidas sin ninguna protección, indemnización y mucho menos pensión, que determine el grado de afectación a su salud y su cuerpo”.

La Diputada federal mencionó que debido a los contratos de 1 ó 3 meses, característicos de este modo de contratación, el empleador no asegura socialmente a sus trabajadoras y trabajadores, por lo que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) desconoce los accidentes y riesgos de trabajo, las enfermedades profesionales.

Además, mencionó la Diputada perredista que para evitar hacer el pago de los gastos de los periodos pre y posnatal a sus empleadas, los patrones deciden despedirlas. También mencionó que las prácticas de no gravidez son una constante en el ámbito laboral, lo que representa “una violación total al derecho humano al trabajo, al derecho humano a la vida”.

ACOSO Y HOSTIGAMIENTO SEXUAL

Asimismo, Rosario Ortiz afirmó que los contratos colectivos que protegen al empleador han agudizado la violencia contra las trabajadoras, sobre todo acoso y hostigamiento sexual en el ámbito laboral, debido a que las empleadas no cuentan con el respaldo de una instancia sindical.

La normatividad que rige los contratos colectivos de protección patronal es “unilateral, el empleador determina las condiciones en las que se realiza el contrato, turnos, horarios, rotaciones, producción”, afirma Rosario Ortiz, pues aseveró que los sindicatos con los que negocian las empresas “son virtuales, sin vida real”.

“Los sindicatos virtuales cobran cuotas y recibe un porcentaje de la patronal, pero es una asociación virtual, las trabajadoras no saben donde está, no tienen los documentos de contrato colectivo y les permiten a los patrones aplicar políticas fuera de la ley”.

Durante el Foro, el economista e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Alfonso Bouzas informó que este tipo de contratación pretende nulificar el derecho de las trabajadoras y trabajadores a la huelga, así como ejercer control sobre la asociación colectiva.

MENOS SALARIOS, MENOS SINDICATOS

En tanto, Graciela Besunsán, académica de la Universidad Autónoma Metropolitana, agregó que la tendencia de la contratación colectiva de protección al empleador tiende a disminuir los salarios y a desaparecer los sindicatos.

Francisco Hernández Juárez, presidente colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), manifestó a Cimacnoticias que en el Distrito Federal la cifra de contratos colectivos asciende a 110 mil, de los cuales sólo se revisan 5 mil. Es decir, 105 mil nunca se examinan, se encuentran exactamente igual que al principio, con las mismas cláusulas y los salarios sólo se modifican cuando cambia el salario mínimo. Cabe señalar que la capital es la única entidad del país en donde se revisan estos contratos.

La campaña tiene el objetivo intentar de detener los contratos colectivos de protección patronal y regular otras condiciones que beneficien a la clase trabajadora, convocada por distintas organizaciones nacionales e internacionales de trabajadoras y trabajadores, como la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), la Alianza de Tranviarios de México (ATM) y el Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal), entre otros.

08/GCJ/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: