Inicio » Contribución extraordinaria al Programa Mundial de Alimentos

Contribución extraordinaria al Programa Mundial de Alimentos

Por Gladis Torres Ruiz

Las agencias que integran el equipo de las Naciones Unidas en México acordaron solicitar a Felipe Calderón considere la posibilidad de realizar una contribución extraordinaria al Programa Mundial de Alimentos (PMA) y a tomar medidas contra Inflación de los pobres en la crisis alimentaria.

Así lo informó el organismo internacional a través de un comunicado de prensa, en el que abunda que las Naciones Unidas en México acordaron sumarse al llamado internacional que advierte sobre el dramático aumento de los precios de alimentos a nivel mundial y el impacto que esta crisis puede tener entre los más vulnerables.

Siguiendo las instrucciones del Secretario General, Ban Ki-moon, y como en otros países en México se ha constituido un Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Crisis Alimentaria que integrará a las principales agencias del Sistema en el país.

Además la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en México se ofreció para acompañar a las autoridades mexicanas en el diseño de políticas de contención de los impactos de la crisis alimentaria y solicitó que los incrementos del programa Oportunidades no se calculen con base al Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) sino a la “inflación de los pobres”, que es la que verdaderamente sufren los beneficiarios del programa, señala el comunicado.

Cabe destacar que en este tema todas las organizaciones internacionales coinciden en que la actual crisis alimentaria y alza de precios es la mayor que se ha vivido en tiempos modernos. En México la población más afectada por estos problemas es la femenina, más de la mitad de la población mexicana según el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI).

Al respecto, en entrevista telefónica Sandra García Luna, secretaria de la Central Campesina Cardenista (CCC), señaló a Cimacnoticias que la crisis alimentaria no es nueva en nuestro país ya que desde hace varios años las y los campesinos que viven en medio de la pobreza no tienen acceso a alimentos suficientes, por lo cual se ven obligadas y obligados abandonar sus tierras.

Cada año miles de persona del campo, dejan sus parcelas migran dejando sus tierras en el abandono, por lo que “perdemos más parcelas, lo que agrava el problema de la crisis de alimentos, ya que no se produce lo que la población necesita y lo que se produce se exporta”.

García Luna, detalló que este problema creció con la entrada del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN), cada día son más las y los campesinos que dejan sus hogares para buscar una mejor vida, mientras que en el campo se quedad las mujeres, las niñas y niños y personas de la tercera edad y sólo una pequeña parte de las mujeres, que no migran junto con sus parejas, establece una alianza con los varones migrantes, quienes les envían dinero para que ellas lo administren en la familia.

Agregó que la falta de apoyo crediticio, intermediarismo e ingreso al país de miles de toneladas de productos agropecuarios, terminaron por ampliar nuestra dependencia alimentaria, agudizando la pobreza de miles de productores que han optado por otras alternativas de subsistencia como la renta de sus tierras o la migración a Estados Unidos.

Esta situación no es más que consecuencia de lo golpes tan fuertes que la derecha esta dando a la población, ejemplo de ello es que Felipe Calderón haga que México entre a la producción de etanol, arriesgando la seguridad alimentaria del país, “No hay maíz y el que hay lo vende para producir energía”, afirmó la secretaria de la CCC.

Además no hay que olvidar que en este tema en el Senado se encuentra congelada una Ley de Planeación para la Soberanía y la Seguridad Alimentaria y Nutricional que ya se aprobó en la Cámara de Diputados.

Pese a ello, “la derecha se encuentra más preocupada por aprobar la reforma energética de Calderón, que por la seguridad alimentaria”, enfatizó García Luna.

REPERCUSIONES DEL TLCAN

Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) especialistas en el tema han señalado en reiteradas ocasiones que nuestro país se encuentra en riesgo de sufrir una crisis alimentaria más grave –consecuencia del TLCAN— que afectaría de manera “más directa” a las mujeres, ya que son ellas quienes adquieren y administran los alimentos en los hogares.

En el campo, indican las cifras oficiales, habita 23.5 por ciento de la población mexicana. Para 2005, se observó que en las áreas rurales de la mitad de las entidades del país había una mayor proporción de mujeres.

Más de la mitad de la población mexicana que habita en el campo son mujeres, es decir el 51.5 por ciento del total de habitantes campesinos, hecho por el cual se puede aseverar que la población más afectada en una crisis alimentaria es la femenina.

Las entidades con mayor presencia femenina son Guanajuato, Michoacán y Oaxaca, entidades federativas con una gran tradición migratoria masculina.

En este marco, ayer el presidente del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, afirmó que la crisis alimentaria mundial continuará hasta el 2015 con los precios elevados de los granos: “Se espera que haya una respuesta por parte de la oferta para que se vayan reduciendo los precios entre 2009 y 2010, sin embargo en términos generales los precios se van a mantener altos hasta el 2015”.

Durante su estancia en México, como parte de su primera visita a América Latina y la cual proseguirá en Colombia, señaló a los medios de comunicación que es urgente que todos los países modifiquen sus políticas de producción alimentaria con el fin de garantizar el suministro de los granos básicos a las poblaciones.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) informó que los precios mundiales de los alimentos han aumentado alrededor de 45 por ciento en los últimos nueve meses y hay una grave escasez de arroz, trigo y maíz, instancia que coincide con el BM al indicar que la crisis mundial de los alimentos podría prolongarse más allá de 2008.

A decir de Naciones Unidas, la crisis alimentaria pone en riesgo los logros alcanzados en los últimos 10 años de reducción de pobreza en América Latina, es así como la realización del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) –de reducir a la mitad la pobreza para el año 2015– se ve con esto también amenazada.

08/GT/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: