Inicio Conviene a México un seguro de desempleo: especialistas

Conviene a México un seguro de desempleo: especialistas

Por Guadalupe Cruz Jaimes

Debido a los cambios en el mercado de trabajo, que se caracterizan por la ocupación de las mujeres en empleos deteriorados, la reducción salarial y la pérdida de 500 mil empleos formales de 2009 a 2010, el país necesita una nueva política laboral que atienda esta problemática.

Lo anterior, fue expuesto por especialistas en el tema laboral, durante el seminario internacional “Nuevas formas de empleo, nuevas formas de protección social ¿Qué seguro de desempleo es viable en México?”, que se llevó a cabo en el Distrito Federal.

El economista Saúl Escobar Toledo explicó que debido al impacto de la crisis económica, que repercutió en una mayor precarización del mercado laboral, el país requiere una política laboral que responda a necesidades, como la desocupación, ya que tan sólo de 2009 a 2010, 500 mil personas perdieron sus empleos.

A ello se suma el deterioro generalizado del empleo, en el que se ocupan sobre todo las mexicanas, quienes están aceptando “mayor precarización del trabajo, tendencia creciente y preocupante”, indicó durante el seminario, organizado por la Fundación Friedrich Ebert y el Gobierno del Distrito Federal.

SEGURO DE DESEMPLEO

En este escenario, Escobar Toledo sugirió que a México le convendría un seguro de desempleo que se subsidie con recursos fiscales, ya que puede significar un apoyo importante y no representa una pérdida significativa de recursos.

Explicó que el seguro de desempleo, ayuda a resolver urgencias para que las personas desocupadas que actualmente suman 2.5 millones, puedan subsistir con lo mínimo, esta acción debe formar parte de una política laboral, que avance a la par de una política económica.

Los seguros de desempleo se clasifican en dos tipos: de recursos fiscales y de modo contributivo, el primero consiste en una suma fija que se desprende de los recursos públicos, mientras que en el contributivo aportan las y los trabajadores, el sector patronal y el Estado.

Escobar Toledo indicó que si bien el seguro de desempleo no es la solución al desempleo, sí es una respuesta mínima al deterioro generalizado en el ámbito laboral, para evitar “un desastre más profundo e irreversible, en la economía de las familias y del país en general”.

La economista Norma Samaniego dijo a su vez, que la crisis económica en México encontró una “válvula de escape” en la precarización del empleo: menores salarios y prestaciones, y en la informalidad, sector donde hoy en día se ocupan 12.8 millones de personas.

Frente este panorama, es necesario pasar de un esquema de protección social a personas asalariadas, a uno de cobertura universal, que debería incluir un seguro de desempleo.

Esta medida “extraurgente”, aseguró, no es tan costosa como se piensa, ya que un salario mínimo por 6 meses como seguro de desempleo, significa un gasto de 7 mil millones de pesos, cinco veces menos de que costaría bajar el impuesto al valor agregado (IVA) de 16 a 15 por ciento.

Para ello, es preciso “un nuevo esquema, que con base en una reforma fiscal de fondo, garantice un sistema de salud y seguridad social universal”.

10/GCJ/LR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content