Inicio » Crece el número de madres solteras en China

Crece el número de madres solteras en China

Como trabajadora joven migrante, Lei Cailing probó fortuna en el sur de la zona industrializada de China, donde encontró trabajo, una relación de noviazgo más o menos estable y se embarazó, relata el New York Times en un artículo sobre la situación de las mujeres en China.

Para las mujeres que se hallan en esa situación, el camino habitual es casarse o acceder a la interrupción del embarazo. Pero Lei, quien entonces tenía 33 años de edad y era extremadamente independiente, no realizó ninguna de las dos opciones.

Se rehusó a casarse con ese hombre, pero al mismo tiempo tenía miedo de nunca poder tener un hijo. Y prefirió convertirse en madre soltera. Pero su decisión le trajo implicaciones que nunca imaginó, como la estigmatización, en un país donde es prioridad el control poblacional, por lo cual hay menos concesiones a mujeres como ella.

Hoy, con 41 años de edad, Lei dice no estar arrepentida de haber confrontado una vida con amargas situaciones: para que su hijo no se avergonzara de ella, pretendió haberse divorciado y últimamente se casó con un hombre mayor que ella, con lo cual pudo obtener la identificación básica para que su hijo fuera a la escuela y pudieran también recibir otros beneficios sociales.

Lei describe su actual relación como abusiva y afirma que pasaría por todo otra vez por su hijo. “Veo hoy a mi hijo y sé que valió la pena”, dice con asomo de lágrimas. “Él es todo amoroso, no puedo avergonzarme de él”.

MADRES SOLTERAS

En una sociedad donde el sexo premarital continúa siendo castigado, el problema de la maternidad soltera ha entrado muy despacio al ámbito público, informa el New York Times.

Pero ahora el estatus de las mujeres en China está siendo cuestionado, junto con los señalamientos sobre la situación de los derechos humanos y el “hukou” o permiso de residencia, una herramienta central de control de la población, descontinuada de la era maoísta que restringía el movimiento poblacional.

El gobierno chino ha sostenido por mucho tiempo que el Partido Comunista ha liberado a la mujer desde 1949 junto con el resto del país, pero en una era de modernización rápida ha carecido directamente en lo referente a los derechos de las mujeres, señala el rotativo.

“Cuando discutimos que a la mujer le pertenece su útero y es su derecho decidir cuándo traer al mundo una hija o hijo o no concebir, la gente no comprende”, dice Yuan Xin, director de psicología del Consulting Center of Nakai University. “Si eres una mujer, tu decisión personal es monitoreada y supervisada por muchos otros y ellos esperan de ti lo que los demás hacen”.

Estadísticas oficiales sobre madres solteras no se pueden obtener en China. Pero ante lo habitual del sexo premarital y el crecimiento del poder de las mujeres, particularmente en el este del país, expertos creen que el número de madres solteras están creciendo rápidamente.

“Esto es gratamente significativo”, dice Lei Ling, profesor de la Beiging Language and Cultural University. Es difícil para mí juzgar las decisiones de otras personas, pero el significado de las decisiones que las mujeres están tomando por sí mismas es grato, porque en la tradición china las mujeres no tienen ese derecho a decidir”.

Xie Jing, de 33 años, reportera de un diario en Shangai, es parte de una generación de madres solteras profesionales que está surgiendo y que decidieron tener un hijo, amparada en su seguridad financiera.

Xie dice que se embarazó cuando estaba comprometida, pero la ambivalencia de su prometido y la noticia de su embarazo la llevó a tomar otro curso. Su novio le preguntó ¿cuál es el sentido de tener un hijo si no estamos más juntos?, ella tenía la respuesta: “hacerlo sola”.

“La calidad de mi vida no es mala, y no quiero estar bajo una relación por el solo hecho de estar juntos”, dijo Xie. “Si eso quiere decir que tengo que sacrificar mucho, lo hago, estoy en buena situación con mi bebé y no voy a perder”.

Xie dio a luz en un hospital del interior, registrando a su hijo en la comunidad. Vive con sus padres, quienes le ayudan con el niño, que tiene ya dos años.

Hoy en día existen reglamento que garantizan los derechos de las y los niños y Xie hizo sus trámites para obtener la seguridad social de su hijo. Sin embargo, dice que el trato que recibió no fue el adecuado de parte del personal del seguro, concluye el texto del New York Times sobre las madres solteras.

08/LPB/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: