Inicio Crece pleito en el Instituto Nacional de las Mujeres

Crece pleito en el Instituto Nacional de las Mujeres

Por Rafael Maya

La ex secretaria ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) Margarita Ortega, exigirá a la presidenta de esa institución, Patricia Espinosa, que se retracte de haberla acusado de “filtrar” información a la prensa sobre presuntos actos de corrupción de la titular del instituto.

Ex trabajadoras del Inmujeres que pidieron el anonimato dijeron hoy a Cimacnoticias que Margarita Ortega comenzará una campaña informativa “para limpiar su nombre”, luego de que el pasado jueves la segunda al mando en esa institución presentó su renuncia al cargo por órdenes de Patricia Espinosa.

Ex trabajadoras que ocuparon cargos directivos en el instituto se reunieron la tarde de ayer domingo con Ortega, para definir una estrategia de comunicación con miras a exigir a que Patricia Espinosa “se desdiga” de las acusaciones contra la ex secretaria ejecutiva del Inmujeres.

El nuevo escándalo en el que se ve envuelto el instituto estalló la semana pasada luego de que el diario Reforma publicó información sobre un presunto tráfico de influencias de Patricia Espinosa, quien habría concedido sin licitación la organización de dos eventos del Inmujeres a una empresa en la que laboraba su hija Patricia Parrodi.

El Inmujeres derogó por ese concepto más de 13.5 millones de pesos, 7.2 por ciento de los 184 millones de pesos que el instituto ejerció en 2002.

Tras la publicación de ese reporte, se informó que Patricia Espinosa solicitó la renuncia de la segunda al mando del Inmujeres, Margarita Ortega, por considerar que era la responsable de la filtración a la prensa.

La ex secretaria ejecutiva del instituto, agregaron las fuentes consultadas, envió el pasado viernes una carta a Espinosa en la que expone que la firma de su renuncia fue producto de la “coacción” de la presidenta del Inmujeres, por lo que advirtió que “se desiste” a dejar el cargo.

Por ello, confiaron las ex trabajadoras del Inmujeres, Margarita Ortega se presentará el próximo miércoles a laborar al instituto aún con el riesgo de que se le impida la entrada a las instalaciones.

Las ex trabajadoras del instituto advirtieron que el despido de Ortega “es ilegal” ya que la remoción o nombramiento del o la titular de la secretaría ejecutiva es facultad de la junta de gobierno del Inmujeres, y no decisión unilateral de su presidenta.

Patricia Espinosa “se pasó por el arco del triunfo” a las integrantes de los consejos consultivo y social –que son representantes de grupos civiles y legisladoras federales–, y que a su vez conforman la junta de gobierno en la que participan secretarios de Estado y la propia presidenta del instituto.

2003/RM/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más