De 300 a 550 pesos por día, propuesta de salario mínimo para trabajadoras del hogar

LABORAL
   Sinactraho entrega tabulador de salarios a Conasami
De 300 a 550 pesos por día, propuesta de salario mínimo para trabajadoras del hogar
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 15/02/2019

La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) fijará este año el salario mínimo que deben percibir las trabajadoras del hogar, para lo que el Sindicato de Trabajadoras del Hogar (Sinactraho) ya entregó un tabulador de salarios a la Comisión acorde a sus necesidades.

En entrevista con Cimacnoticias la fundadora del Sinactraho y actual directora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (Caceh) Marcelina Bautista Bautista, informó que ya entregaron su tabulador de salarios a la Conasami. “No sabemos con qué salario van a salir, pero para recibir un salario justo, ya les entregamos nuestro contrato y nuestro tabulador de salarios”.

El Sindicato desarrolló un contrato en que se detalla el pago que deben recibir las trabajadoras acorde a las labores que realizan. El salario más bajo que proponen es de 300 pesos diarios por realizar actividades de limpieza general, compras de alimentos o limpieza de artículos.

El salario aumenta a 350 pesos diarios cuando además de realizar las actividades anteriores, cuidan a personas, lavan y/o planchan ropa, son recamareras, hacen cocina básica, y cuidadoras de mascotas.

Para las trabajadoras del hogar que además de realizar estas actividades, fungen como ama de llaves, cocinera de preparación intermedia, cuidadora de personas enfermas, adultas mayores, con discapacidad o niñez menor de edad, el tabulador del Sindicato contempla que reciban un salario de 450 pesos al día. Para las que tengan certificados profesionales, diplomas específicos o reconocimientos oficiales para realizar todas estas tareas, el salario incrementa a 550 pesos al día.

La defensora Bautista Bautista indicó que es deseable que la Conasami establezca el salario de las trabajadoras del hogar superior al mínimo existente actualmente –que se ubica en 102 pesos- y siga su ejemplo de establecer diferentes pisos de salario mínimo según el tipo de trabajo que se realiza, favoreciendo la capacidad y especialización de las trabajadoras.

En 2012 con la reforma al artículo 335 de la Ley Federal del Trabajo (LFT) se estableció que la Conasami es responsable de fijar el salario mínimo que debe pagarse a las personas trabajadoras del hogar, por lo que en el plan de trabajo para este año, su nuevo presidente Andrés Peñaloza Méndez, adelantó que una de sus líneas de trabajo es elaborar una propuesta del salario mínimo profesional para la población ocupada en el trabajo el hogar, así como para las personas jornaleras agrícolas.

Este pendiente se suma a una serie de iniciativas legislativas que buscan formalizar el trabajo del hogar a partir de reformas a la LFT y la Ley de Seguridad Social, con el objetivo de garantizar a las mujeres que mayormente se emplean en este sector, seguridad social, prestaciones sociales, todo, instituido en un contrato escrito.

Varias de estas iniciativas obedecen a la sentencia que dictó el 5 de diciembre de 2018 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), respecto a la obligación que tienen los empleadores de afiliar al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a las trabajadoras del hogar y a la lucha que ha impulsado el gremio organizado de trabajadoras del hogar para tener igualdad de derechos labores y terminar con la discriminación en su contra.

SECTOR EN POBREZA

Hasta el año 2017 el ingreso promedio de las personas trabajadoras del hogar era de 2 mil 637 pesos mensuales, una cantidad que resulta inferior de cualquier otra actividad económica, según el estudio “El trabajo del hogar remunerado en México. Situación actual y propuesta para su formalización laboral”, hecho por el Instituto Belisario Domínguez (IBD).

Por si fuera poco, las mujeres que se emplean como trabajadoras del hogar, enfrentan desventajas salariales en comparación con los hombres que se emplean en el mismo ramo. Así, mientras los hombres que se dedican al trabajo del hogar remunerado ganaron en 2017 alrededor de 3 mil 957 pesos mensuales, las mujeres percibieron 2 mil 542 en el mismo periodo. Ellas representan 91 ciento de las 2.3 millones de personas ocupadas en este sector según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En 2017 las trabajadoras del hogar tuvieron un ingreso promedio de  22.33 pesos por hora trabajada. Con estos ingresos, otro estudio del IBD, apunta que de 2005 a 2014 la población trabajadora del hogar, que se puede decir está en situación de pobreza, aumentó en 12 por ciento; en 2015 casi 50 por ciento de las trabajadoras del hogar estaba en situación pobreza, mientras que en 2014 la cifra ascendió a 62.8 por ciento.

Es decir, que 63 de cada 100 personas trabajadoras del hogar en México no reciben los bienes y servicios suficientes para cubrir sus necesidades básicas.

En virtud que la Conasami no ha fijado el monto que les corresponde a las trabajadoras del hogar, el Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar (Sinactraho), el primer gremio en México encabezado por mujeres dedicadas a esta labor, desarrolló un tabulador salarial que realiza un balance entre la experiencia de la trabajadora y cómo estos factores deben ser considerados para su pago.

LEGISLATURA DE LA PARIDAD A FAVOR DE TH

Durante años, las trabajadoras del hogar organizadas han pugnado por las reformas a la Ley Federal del Trabajo y del Seguro Social, que actualmente las excluyen de ser afiliadas al IMSS, contrato de trabajo y prestaciones sociales, derechos que goza cualquier otra persona trabajadora en el país.

En alianza con la llamada “legislatura de la paridad” para concretar estas dignas exigencias, lograron en diciembre de 2018 presentar con legisladoras de todos los grupos parlamentarios del Senado de la República una iniciativa que busca derogar y adicionar diversas disposiciones a la LFT para fijar que firmen un contrato escrito con sus empleadores y definan qué tipo de labores realizarán, la remuneración que tendrán por ello y sus prestaciones sociales.

Esta iniciativa contempla además prohibir la contratación de menores de 15 años de edad; que las jornadas laborales no excedan de seis horas; y define las tres modalidades de esta labor: las que trabajan para un empleador y residen en el domicilio (llamadas de “planta”), las que trabajan con un empleador y no residen en el domicilio (“de entrada por salida”), y las trabajadoras del hogar que laboran para diferentes patrones.

En tanto, en la Cámara de Diputados la legisladora Lorena Villavicencio Ayala planteó una iniciativa para derogar el artículo 13, fracción II, de la Ley del Seguro Social, que mantienen un régimen de excepción a la afiliación al IMSS para las trabajadoras del hogar. La iniciativa fue turnada el pasado 27 de enero de 2019 a la Comisión de Trabajo y Previsión Social para su análisis.

Esta última iniciativa, va acorde a la resolución que emitió la SCJN en diciembre pasado. El máximo tribunal determinó que las leyes mexicanas discriminan  a las trabajadoras del hogar al no garantizarles la inscripción obligatoria al IMSS, entre otros derechos, declarando inconstitucional el artículo 13 de la Ley del Seguro Social.

En la sentencia la Corte además de demandar las reformas a las leyes, ordenó al IMSS iniciar con un programa piloto para facilitar el acceso de las trabajadoras del hogar al seguro social y obligar a los empleadores a inscribirlas. Por ahora, el programa ya fue aprobado por el Consejo Técnico del IMSS, que integran el sector patronal, obrero y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, pero se sigue en espera que se ponga en marcha.

La SCJN dio como tiempo máximo al IMSS el primer semestre de 2019 para terminarlo, con la meta de que en tres años se alcance la cobertura médica de las 2.3 millones de personas trabajadoras del hogar.

19/HZM/LGL