Inicio De madres alcohólicas y embarazos no deseados

De madres alcohólicas y embarazos no deseados

Por la Redacción

El alcoholismo es una enfermedad incurable, progresiva y mortal y bajo su influjo el borracho o la borracha comete muchas tonterías. Una de ellas es la violación, inclusive de hijas y parientes cercanos. Parece un hecho increíble pero ocurre con mucha frecuencia. Existen borrachos, y yo tengo mucha experiencia en este terreno, que no se tientan el alma bajo los efectos de esa sustancia mortal para violar a su mujer, a su hija, a una niña pequeña o a cualquier mujer que se les atraviese por su camino.

A las borrachas tampoco les importa cometer aberraciones. No se por qué, pero cuando están así es cuando se les agudiza la ansiedad de beber. Los alcohólicos son enfermos emocionales, mentales, que no saben lo que hacen cuando están ebrios. Las mujeres embarazadas alcohólicas pueden causar enormes problemas al producto, y uno de ellos es la afectación a los dientes.

De acuerdo con investigaciones de la Facultad de Odontología de la UNAM, el consumo de alcohol durante el embarazo afectaría el desarrollo dental del producto, ya que la exposición “in útero” al alcohol alteraría el desarrollo cráneo-facial del feto.

En opinión de la investigadora del laboratorio de inmunología de la División de Posgrado de la Facultad de Odontología Dolores Jiménez, el alcohol es una droga que tiene efectos sobre el organismo, incluso ingerido en pequeñas cantidades.

Así, el consumo de alcohol –y hay quienes ingieren hasta alcohol del 96– por mínimo que sea durante el embarazo, arriesga el desarrollo del feto al provocarle deficiencias físicas y mentales. Desde 1972 se reconoció el síndrome del feto alcoholizado, y desde entonces se determinaron ciertas anomalías que se manifestarían por el consumo de alcohol durante el embarazo.

Existen estudios sobre los efectos del etanol en el sistema conductual y cognoscitivo de los embriones, y recientemente se ha reconocido que también se presentarían serias afecciones en cabeza y cuello. Hasta ahora nadie había hecho investigaciones acerca de los efectos del alcohol “in útero” en el desarrollo dental y mandibular. En el mundo hay pocos estudios u observaciones clínicas que reportan alteraciones en la estructura y esmalte de los dientes, por lo que la investigación que realiza la UNAM es pionera en este ámbito.

Clínicamente se ha reportado que los hijos de madres alcohólicas presentan alteraciones en el tejido del esmalte de los dientes desde etapas muy tempranas, incluso a unas semanas de su gestación.

Durante la investigación se han descubierto anomalías en ciertas proteínas esenciales en el desarrollo de los dientes. En específico los factores transformantes beta, de crecimiento de fibroblasto, y de crecimiento epidermal. Los tres factores son importantes durante el desarrollo de los dientes. Pero si bien una droga o fármaco no tiene los mismos efectos entre una mujer y otra, el consumo frecuente de alcohol cuando se trata de embarazadas es determinante en el desarrollo de sus hijos.

Otro problema grave, además del alcohol, es el de los embarazos indeseados por no protegerse durante la relación sexual. Nueve de cada diez mujeres jóvenes tienen su primera relación sexual sin usar anticonceptivos, por lo que el 25 por ciento de ellas tiene su primer embarazo en los cinco meses posteriores a ese primer encuentro sexual, de acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo).

Las causas por las que las jóvenes no utilizan los métodos anticonceptivos se relacionan en un 17 por ciento con el desconocimiento de los mismos. 16 por ciento cree que no es posible quedar embarazada en “la primera vez”; el nueve por ciento por “desidia”, y el resto por otro tipo de mitos y temores asociados al uso de los medios de regulación. De este modo, entre la primera relación sexual y la conclusión del primer embarazo de estas mujeres transcurre un tiempo de 13.7 meses en promedio.

De acuerdo con el resultado de las encuestas, cuatro de cada cinco mujeres sexualmente activas ya habían registrado un embarazo; un poco más del 30 por ciento de ellas declaró que hubiera preferido no embarazarse, pero el porcentaje aumenta a una de cada dos jóvenes cuando éstas son menores de 20 años.

Según un estudio realizado por Conapo, se encontró que en los grupos sociales con mayores carencias el inicio de la sexualidad responde a patrones de nupcialidad temprana; es decir que ambos eventos suceden de manera simultánea y esto sucede alrededor de los 18 años. En los grupos mejor situados en la estructura social, la vida sexual inicia más tarde pero casi siempre antes de contraer nupcias, incrementándose con ello la probabilidad de iniciar un embarazo fuera del matrimonio entre los 22 y 23 años de edad.

Alcohol y relaciones sexuales causan muchos traumas a miles de jovencitas con vida sexual prematura, y a niños de madres alcohólicas que no son orientadas respecto del daño que le causan al producto que llevan en el vientre.

Respecto a las jovencitas que sostienen relaciones sexuales prematuras, la cosa no es prohibírselas. La cuestión es orientarlas. Que se cuiden. Que no vayan a quedar embarazadas o lo que es peor infectadas por el VIH.

Respecto de las madres alcohólicas ahí si hay un gran problema. El alcohólico no acepta por sí sólo que está enfermo, y por tanto no le importa causar daño al que sea. No le importa el producto que lleva dentro. Este es un problema que debe ser afrontado no sólo por la sociedad, sino por las propias alcohólicas. Aceptar la enfermedad pero con ayuda de otros. Esta es una situación difícil, muy difícil, si las alcohólicas no aceptan que están enfermas mentalmente. Nunca dejarán de beber aunque estén embarazadas.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content