Declaran la guerra conservadores a mujeres y feministas

Población
    Al concluir Tercer Congreso Mundial de Familias
Declaran la guerra conservadores a mujeres y feministas
Por: Miriam Ruiz
cimac | México, DF.- 31/03/2004

Luego de tres días de intensas actividades del Tercer Congreso Mundial de Familias que concluye hoy, es evidente que para las fuerzas más conservadoras y económicamente poderosas de México las feministas son el enemigo y las mujeres, el campo de una guerra sin tregua.

Durante tres días, el Centro Banamex, perteneciente al banco del mismo nombre y patrocinador del congreso fue abarrotado con aquellas personas que "sería más fácil que pasaran por el ojo de una aguja, a que entraran al cielo", como dice La Biblia.

Por los salones abundaron las voces marcadas por acentos del norte de México y sur de Estados Unidos, así como de súbditos de la española Reina Sofía. También resaltaban algunos rostros enmarcados por un hijab o velo, de las integrantes de la delegación de Qatar, Doha; donde el gran evento intergubernamental que cierra la Década de la Familia, tendrá lugar en noviembre próximo.

Con Lorenzo Servitje, fundador de la ya ahora trasnacional empresa mexicana Bimbo, a la cabeza, asistieron casi tres mil personas, en su mayoría mujeres, provenientes de más de 55 países de acuerdo con los organizadores del evento encabezados por Jesús Hernández, presidente del capítulo México, Fernando Milánes, presidente ejecutivo y Allan Carlson, secretario internacional.

Además del Grupo Industrial Bimbo y Banamex, las fundaciones de las televisoras Azteca y Televisa, copatrocinaron el evento Cementos Mexicanos (Cemex), Fundación Gigante, Istmo, Naturalia, editorial El Arca y Rotodiseño y Color.

Otras organizaciones presentes fueron la Unión Nacional de Padres de Familias, el Instituto Nacional para la Rehabilitación de la Mujer que ha Abortado, Asociación Civil (AC); Vida y Familia AC, Centro Howard para la Familia, la Religión y la Sociedad y el Instituto Angloamericano de Cultura, entre otras.

Petróleos Mexicanos (Pemex) destacó como la única instancia gubernamental patrocinadora, pese al abierto apoyo de Ana Teresa Aranda Orozco, directora general del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Ante los discursos de uno de los padres del neoliberalismo, Gary Becker, o de la especialista en comunicación presidencial, Janice Crouse, se iluminaban los rostros de personas anónimas, aunque de pronto aparecían por los pasillos las caras conocidas de la diputada federal panista Margarita Zavala, y la del muy satisfecho de Jorge Serrano Limón, fundador del grupo de ultraderecha Provida.

Las señoras, muchas graduadas de las universidades Anáhuac y Panamericana, otras del Opus Dei, casi todas católicas practicantes, en su mayoría casadas, pero solamente unas cuantas acompañadas de sus hijas e hijos –siempre menores de un año— iban y venían por el espacio de exhibición.

En algún momento del primer día olvidaron las buenas costumbres y se amontonaron frente al exhibidor de Bimbo para hacerse de dos, tres o hasta cuatro barritas de cereal.

Contrario a lo que consideraron los gobiernos de 186 países cuando signaron la Plataforma de Acción de la Conferencia Internacional de Población y Desarrrollo (CIPD) en El Cairo, Egipto, en 1994, en materia de planificación familiar, ellas están convencidas, como Lorenzo Servitje, de que la anticoncepción alejó a las mujeres de su tarea divina: la maternidad.

Y que la salida de las madres al mercado laboral --como dijo Gary Becker--, favorece los divorcios que el capital social y generan, por lo menos, algún desorden emocional en los hijos cuando no francas enfermedades mentales –como la "curable" homosexualidad, según Peter Sprigg.

Los panelistas reafirmaron sus ideas ante las políticas de población, que allí llaman de control poblacional: son un error en el que los gobiernos gastan mucho, y además son parte de un complot estadunidense, como explicó Steven Mosher, que se reivindica como orquestador del millonario recorte al Fondo de Población de las Naciones Unidas (FNUAP).

Estos son los grupos conservadores que darán la lucha en la arena internacional contra los acuerdos de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD), en contra de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación hacia la Mujer (CEDAW), y hasta de la Convención Internacional por los Derechos de la Niñez.

2004/MR/BJ/SM