Inicio Del conocimiento antiguo

Del conocimiento antiguo

Por Juana Eugenia Olvera Méndez*

Siempre que se habla de la astrología, no falta quien brinque de su asiento y diga que es charlatanería y si bien, dentro de este campo se han dado una serie de mercachifles que por haber leído un artículo en donde se explica algo de su funcionamiento ya se sienten astrólogos, los charlatanes también se encuentran dentro de campos diversos (medicina, ingeniería, abogacía, etcétera), no por ello lo somos quienes nos dedicamos a estudiarla y manejarla, no con la pericia de un J. B. Morin de Villefranche (1), astrólogo de los reyes de Francia y de Richelieu (Luis XIII, París, 1568-1642),  pero sí con honestidad y aplicando las normas y leyes que la gobiernan.
 
Lo primero que me llega a la cabeza es preguntar a los detractores: ¿Han estudiado astrología?
 
Es como si yo, en una conferencia de los científicos que me hablan de los hoyos negros, les pidiera que me mostraran uno. O entrara en debate en si existen o no los dichosos centros tragadores de sistemas planetarios.
 
En la antigüedad, para poder ejercer cualquier oficio era necesario haber estudiado astrología y ésta era impartida en las universidades.
 
Cuando uno investiga el origen de estos conocimientos, se remonta a la noche de los tiempos, donde los tratados nos mencionan que es una de las ciencias más antiguas de la tierra.
 
La civilización que primero habló de ella es la sumeria, los acadios-caldeos. Sin embargo China maneja una astrología (basada en 12 signos animales) llamada lunar, contraria a la solar de los caldeos que es la que conocemos actualmente, la cual también está basada en 12 signos, sólo que en ésta no hay signos humanos como son Géminis, Virgo y Acuario, y su método es diferente.
 
En América, los mayas basan su astrología también lunar (Tzolkin), sólo que es otro ciclo (20 días,) y son 13 sus símbolos o tonos.
 
En 1999 tuve la fortuna de tomar un seminario en Nuevo México, dentro de los grupos de Kryon (entidad que se manifiesta a través del ingeniero electromecánico Lee Carroll) y en el que habló que tanto la astrología como la acupuntura regresarían al lugar que les corresponde como conocimientos ancestrales.
 
Permiten conocerse como realmente se es, no como creemos que somos o como nos ven los demás, sino ese conocimiento que ahora forma parte de la psicoterapia, que si somos capaces de la auto observación podríamos vernos de forma objetiva. La acupuntura: curar sin dañar.
 
Se necesita mucha fuerza de voluntad para estar en el día a día. Me decía una usuaria que ella había notado en sí que quería hacer una cosa y actuaba luego en forma contraria a como había pensado en un momento. Lo cual es común porque no nos conocemos.
 
La astrología no obliga, pero en el falso uso del libre albedrío, solemos cometer los errores mayores y actuamos visceralmente.
 
Al conocer los ciclos planetarios de acuerdo con nuestra carta natal, podemos lograr saber cuáles son los riesgos en cierto momento de nuestra vida y si queremos superarlos, fluir con ellos.
 
Por ejemplo: amanecí con ganas de pelearme con quienes me rodean y lo hago. Aparentemente hice lo que tenía ganas de hacer, pero aparte de alejarme de las personas, me generé el título de desagradable, grosera y poco a poco, solitaria.
 
De otra manera, sé que hay algo que me impulsa a actuar de forma agresiva y entonces hago un alto y busco la causa y encuentro que por el momento estoy bajo el influjo de un planeta que me lleva a la acción, y busco cómo canalizar este impulso y me salgo a correr, o me pongo a lavar paredes, alfombras y todo lo que sea necesario.
 
Esto es canalizar la energía en forma correcta, sin pelearme con quienes conviven conmigo.
 
Este apenas es un ejemplo simple, pero hay muchas más formas para canalizar los impulsos que nos llegan, pero para ello necesitamos saber.
 
(1) Doctor en Medicina y profesor de ciencias médicas, matemáticas, astronómicas y astrológicas del Collége de France.
 
*Narradora oral, astróloga y terapeuta.
 
12/JEO/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content