Inicio Demandan hondureñas abrir Juzgados especializados en Violencia Doméstica

Demandan hondureñas abrir Juzgados especializados en Violencia Doméstica

Por Carolina Velázquez, enviada

Nos faltan sus risas. Nos duele su ausencia. Nos indigna su muerte, por eso, en memoria de sus vidas, no dejaremos impune su asesinato. Es el mensaje de la campaña que busca que en Honduras se prevengan, erradiquen y sancionen todos los tipos de violencia contra las mujeres, en particular el feminicidio.

En el marco del lanzamiento de la “Campaña Nacional contra los Femicidios”, el pasado 8 de marzo Día Internacional de la Mujer, La Tribuna de Mujeres contra los femicidios denunció que desde 2003 hasta la fecha en Honduras han ocurrido más de mil 200 muertes violentas de mujeres que hasta ahora no han sido aclaradas.

Mientras tanto, las sobrevivientes y familiares de las víctimas se preguntan: ¿Cuándo sabré que le pasó a mi hermana, a mi abuela, madre, esposa, a mi hija? ¿Cuándo me dirán quiénes son los culpables?

“Necesitamos que estas voces sean oídas, pero más que eso, necesitamos respuestas. Respuestas para poder hacer algo, respuestas para sacarlas del anonimato, de la normalidad de su muerte. Respuestas para sus vidas truncadas. Respuestas para ellas”, proponen.

La tendencia, señaló la Tribuna, es que estos asesinatos se incrementen año con año.

De acuerdo con la Tribuna, en el 2009 se registraron 377 asesinatos contra mujeres, 25 más que los registrados en 2008 con 252. San Pedro Sula es la ciudad más violenta, con 40 por ciento de los crímenes contra mujeres, y el segundo lugar lo ocupa Tegucigalpa.

En un documento presentado a los medios de comunicación, el día del lanzamiento de la Campaña apoyada por Oxfam, se expone que en los últimos años crecen y se desarrollan otras formas de violencia contra las mujeres como la trata de mujeres y el tráfico de migrantes, explotación sexual comercial, tráfico de drogas y otras formas del crimen organizado.

“La gravedad del feminicidio se refleja no sólo en términos numéricos por el aumento de casos año con año, sino también por el grado de violencia y ensañamiento ejercido contra las víctimas, que incluye violación sexual, tortura y en algunos casos mutilaciones”, se indica.

Y aclara, “cabe señalar que nuestras organizaciones rechazan conceptos misóginos como el de ‘crimen pasional’, que encubre señalar directamente a las diferentes formas de violencia de género existentes en el país”.

VIOLENCIA, NO ES DELITO

Para las organizaciones de la sociedad civil (OSC) integrantes de la Tribuna, el feminicidio es el extremo de un contexto de violencia mayor y antes de un asesinato se presentan otros tipos de violencia que hacen preveer que pueden terminar en un asesinato.

De 2003 al 2009, por ejemplo, se registraron más de cien mil casos de violencia doméstica, de los cuales el 77 por ciento fueron archivados por las autoridades sin presentar ningún resultado. La violencia doméstica no es un delito en Honduras y cuando, luego de una denuncia, se aplica una sanción únicamente es por la vía administrativa no penal.

La violencia contra las mujeres se mantuvo y agravó después del golpe de Estado, de junio del año pasado.

“Como lo constata el Informe sobre los Derechos Humanos de las Mujeres presentado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, que consigna la grave violación de derechos humanos por los organismos de seguridad del Estado, incluyendo agresiones físicas, detenciones ilegales, violaciones sexuales, amenazas, hostigamiento, criminalización y encarcelamiento de compañeras que se manifestaron contra el régimen de facto”, señala el documento.

Por ello, en el marco de la presentación de la Campaña, la Tribuna denunció “la evidente impunidad promovida desde el Estado de Honduras” contra las mujeres y llamó la atención de la comunidad nacional e internacional para que se atienda esta problemática.

“La violencia de género es prevenible y erradicable, requiere que el Estado cumpla con su responsabilidad. Si no se cumple con las leyes y se implementan políticas públicas integrales, el feminicidio seguirá y, con ello, también nuestra lucha contra la impunidad”.

Hasta ahora la demanda de justicia y freno a los asesinatos ha sido sólo agenda de los movimientos de mujeres, se afirma.

“Nuestras propuestas deben ser asumidas por otras y otros actores del movimiento social, si verdaderamente quieren contribuir a la construcción de una sociedad más democrática, con justicia de género y en condiciones de mayor equidad”.

LAS DEMANDAS

Varias son las peticiones que, durante 2010, las OSC de la Tribuna de Mujeres contra los femicidios demandará a distinta instancias relacionadas con la acción de la justicia como la Corte Suprema de Justicia y el Ministerio Público. También lo harán en instancias internacionales.

A la Corte Suprema de Justicia piden la apertura de Juzgados Especializados en Violencia Doméstica en todas las cabeceras departamentales, como un mecanismo de prevención en relación con el feminicidio.

Y, al Ministerio Público, que a partir de junio próximo la Fiscalía de la Mujer presente un informe trimestral a la ciudadanía, con el número de casos en proceso judicial y la cantidad de sentencias emitidas.

A la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le solicitarán una comisión in situ al país para conocer de las violaciones de los derechos humanos de las mujeres, en particular la violencia y el feminicidio, y que dé a conocer el cumplimiento de los mecanismos de protección establecidos en la Convención Belém Do Pará.

10/CV/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content