Inicio Desamor y frustración orilla a mujeres a buscar otras parejas

Desamor y frustración orilla a mujeres a buscar otras parejas

Por la Redacción

Varias son las razones que pueden llevar a una mujer a interesarse por otro hombre que no sea su pareja estable. La falta de amor, de comprensión, la rutina y la frustración son algunas de ellas.

Quienes han vivido la infidelidad sienten el resurgimiento de la pasión, el placer, la autovaloración y seducción, sin embargo –y por el contrario de los hombres- las relaciones “paralelas” son intensas y de corta duración, señala la psicóloga Catalina Bosch, en información difundida por el portal Mujereschile.

Flor (como se hace llamar nuestra entrevistada haciendo alusión a Doña Flor y sus dos maridos) confiesa haber tenido varias aventuras motivada por la insatisfacción en de su matrimonio. “No es que lo pensara sino que si me gustaba otra persona y, si se daban las circunstancias, sucedía”.

Su matrimonio terminó con los años, y en el momento de la ruptura fue cuando su ex marido supo de su infidelidad. “Cuando le conté se puso pálido, verde. No creo que él lo hubiese aceptado si se lo hubiera dicho antes, aunque él también me era infiel”.

Dice Flor, “nunca hice proyectos con otra persona. Eran aventuras sin proyectos, sin embargo de mucha ternura, amistad y sexo. Yo reivindicaba mi hecho de ser mujer, me sentía atractiva, querida, sensual”.

Ante la infidelidad de su marido dice, “yo sabía que él era infiel así que no me sentía culpable. Era una relación rota en algunos aspectos pero había cariño y mucha amistad. Los dos estábamos en eso y al final a los dos nos dolió pero nos separamos”.

Ana María ha sido infiel sólo una vez, infidelidad que hasta hoy su marido no sabe. “Yo creo firmemente en el dicho de que ojos que no ven, corazón que no siente”, comenta, y cuenta que todo partió cuando su relación matrimonial estaba en crisis.

“Esta nueva relación me despertó y me encantó, una relación franca sin compromiso donde era cortejada, deseada. Te transformas en el foco de atención de un hombre que te gusta sin esperar nada”.

De su relación paralela dice, “fue muy halagador, teníamos intereses comunes, había humor. Yo cambié, andaba contenta, fresca, con entusiasmo, tanto que volví a llamar la atención de mi pareja y nos ayudó a superar la crisis que estábamos viviendo”. Sin embargo hace hincapié de que nunca es bueno contar esas cosas “porque es muy doloroso para ambos”.

POR QUÉ SOMOS INFIELES LAS MUJERES

“Infidelidad, según la definición psicológica, se comete desde el momento en que se entabla una relación paralela a la relación estable o formal que uno tiene”, afirma la psicóloga Catalina Bosch.

Bajo este concepto, aclara, no existiría la infidelidad de pensamiento. “En estricto rigor, las fantasías entran en el campo de lo personal e individual. Sin embargo, si se piensa mucho en otro, se sueña o desea a otro, es que hay algo más a lo que debe poner atención ya sea en sí mismo o en la calidad de la relación que está llevando”, comenta la psicóloga.

Según Catalina Bosch, “las mujeres infieles lo hacen por una carencia afectiva y emocional que se ha arrastrado por mucho tiempo en la relación de pareja, y que se transforman en un nicho propicio para cuando llega otra persona que empieza a hacer sentir satisfecha a la mujer desde el punto de vista de su autoestima, de su ilusión, su autovaloración, sus expectativas”.

En el caso de los hombres, las relaciones paralelas tienden a prolongarse en el tiempo y moverse en un terreno más superficial. Por el contrario, las relaciones de infidelidad femenina no alcanzan a durar la misma cantidad de tiempo porque las mujeres establecen lazos más profundos, de mucha entrega y mucha ilusión.

En general, las mujeres tiene una sexualidad donde integran a un mismo nivel los planos afectivos con los corporales físicos y sensitivos. “Para una mujer es tremendamente gratificante cuando una relación es apasionada, sensual y sexual pero al mismo tiempo, hay gratificaciones emocionales y afectivas”, afirma la psicóloga Catalina Bosch.

Contraria es la sexualidad del hombre más disociada en ese sentido. “Ellos pueden tener relaciones sexuales que estén fundamentalmente centradas en los corporal y sensitivo, y por lo tanto, el nivel de involucramiento corresponde a eso”, dice Bosch.

Para la psicóloga, la mujer no logra sostener demasiado tiempo esa doble vida ya que tiene una cantidad de roles bastante importantes y complejos, como la maternidad, el ser trabajadora, amiga, hija, esposa lo que hace más desgastador el agregar otra relación con alto nivel de emocionalidad.

“En general, hay toda un ilusión con esta nueva pareja, una satisfacción que probablemente está en la expectativa que vendrá una nueva vida, un nuevo panorama afectivo que hay que disfrutar”.

¿Qué le pasa a una mujer con la infidelidad? Catalina Bosch dice que las mujeres toman decisiones más radicales y rápidas. “No quiere decir que siempre la decisión sea irse con la otra pareja. Hay muchas mujeres que pueden ser infieles y deciden, por ejemplo, terminar con las dos parejas o terminar con el amante y enfrentar a su pareja, decirle la verdad e intentar una nueva oportunidad”.

Si bien no existen muchas cifras sobre el tema, el Estudio Nacional de Comportamiento Sexual, realizado por la Comisión Nacional del SIDA en el 2000 muestra que el 6.7 por ciento de las mujeres señaló haber tenido otras parejas sexuales dentro de una relación estable, respecto de uno de cada cuatro hombres.

Un estudio de la Universidad de Santiago con cinco mil mujeres, señala que el 54.8 por ciento de ellas, con pareja estable, reconoce haber tenido por lo menos una relación paralela en su vida.

2004/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más