Inicio » Desempleo femenino

Desempleo femenino

Por la Redacción

México está a punto de convertirse en el “changarro número uno” de América Latina como consecuencia de la política laboral de Vicente Fox, que afecta a toda la población, y en especial a las mujeres, las primeras en ser despedidas en los planes de austeridad.

Recordemos que a nivel nacional, el 35 por ciento de los hogares están encabezados por mujeres, de ahí que el aumento del desempleo femenino empobrecerá mayormente a las jefas de hogar y sus familias.

Igualmente, las mujeres deberán insertarse al trabajo informal sin reconocimiento de sus derechos o someterse aún más a la explotación laboral. Esta incertidumbre, además, conlleva un impacto en la salud de las mujeres, quienes ante la posibilidad de perder sus fuentes de trabajo son víctimas de nerviosismo, estrés, angustia, hipertensión arterial.

LAS MUJERES Y SU MUNDO LABORAL

La tasa de desempleo femenino en 2002 fue de 2.76 por ciento, mientras que el masculino fue de 2.66 por ciento y al año siguiente, la tasa se elevó a 3.46, y 3.12 por ciento, respectivamente según cifras del Instituto Nacional Estadística, Geografía e Informática (INEGI).

En enero de este año el desempleo femenino se disparó a 4.16 por ciento, mientras que el de los varones llegó a 3.60 por ciento. En el 2004, la cifra hasta el mes de junio es de 3.77 por ciento para mujeres, y por primera vez en tres años el desempleo masculino superó apenas en una centésima al femenino al llegar a 3.78 por ciento.

En lo que se refiere a la población ocupada, la Encuesta Nacional de Empleo, elaborada por el INEGI y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), muestra que el número de trabajadoras “por cuenta propia” ascendió desde el último trimestre del 2000 -cuando comenzó la gestión de Vicente Fox-, de dos millones 882 mil 185 a tres millones 562 mil 382 en junio de 2004.

En el último trimestre del 2000 había un millón 711 mil 388 mujeres en esa condición, mientras que para junio de este año el número de trabajadoras sin remuneración llegó a un millón 829 mil 199, o sea 117 mil 811 mujeres adicionales (casi 7 por ciento de aumento en relación al 2000).

En resumen, según las cifras oficiales, hasta junio de este año cinco millones 391 mil 581 mujeres están en las filas de la informalidad, mientras que apenas cuatro millones más (nueve millones 275 mil 358), están registradas como trabajadoras asalariadas.

Durante 2003 el desempleo en la maquila, sólo afectó a l13 mil 671 trabajadoras. El empleo total en las maquiladoras cayó de 1 millón 310 mil 26 plazas en el 2000 a 1 millón 55 mil 383 plazas en 2003, es decir, 254 mil 643 trabajadores despedidos, en su inmensa mayoría mujeres.

Cabe señalar que entre los personajes que encabezan las tendencias de extrema derecha en el gabinete y se relacionan con la figura presidencial, está el secretario de Gobernación, Carlos Abascal Carranza, que se ha convertido en una figura inamovible y quien desde que tomó posesión de su cargo, se manifestó por ejemplo, en contra de las trabajadoras a quienes pretende regresar al ámbito del hogar.

Abascal Carranza, ex dirigente nacional de la (Coparmex) en 2001 y ex secretario del Trabajo en este sexenio, con motivo del Día Internacional de la Mujer, pronunció un discurso donde aseguró que la inserción de las mujeres en el mercado laboral significa un factor desintegrador de la familia, pues su función era materna y familiar.

06/SL/GT/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: