Inicio » Despachos domésticos

Despachos domésticos

Por Marta Guerrero González

Fuera del aspecto desmesurado, violento y, hasta de posible ridículo, los personajes públicos son eso: públicos. De ahí que el aspecto familiar dé con el escenario frente a las butacas del espectador; de ahí que lo de Meneen, lo de Clinton, lo de Hendricks y desde luego las bodas en Los Pinos, lo mismo que todo tipo de acontecimiento de carácter privado, sean asuntos donde todos metemos la nariz.

Pero decía que más allá de los desfiguros y lo desagradable de ese tipo de acontecimientos, lo que nos muestran es la verdad que se abre paso. Al gobernador de Quintana Roo le importa un soberano cacahuate: primero su mujer, a quién destituye en un acto revanchista, y segundo, la seguridad de su estado. Una primero y el otro después pero no hay acuerdo y mesura, no hay respeto en el trato.

Como no lo hubo para los ciudadanos que votaron por el señor Joaquín Hendricks, que puede hacer de su capa un sayo (casaca de guerra, no vayan a pensar mal) porque para eso es de él, pero antes, y en primerísimo lugar, tiene que rendir cuentas a sus paisanos.

Ahora somos todas y todos los mexicanos los que exigimos que se nos rindan cuentas de su viaje a Europa. Como federación, queremos saber cómo ha sido empleada la parte proporcional de los recursos que recibe de nuestros impuestos. También exigimos una evaluación, profesional, real, justa y ética de la salud de la señora María Rubio Eulogio de Hendricks; y en caso de que se le considere en buen estado físico y mental, que sea restituida en su cargo en el DIF estatal.

Queremos que el gobernador explique la razón de llevar edecanes en un viaje tan oneroso para el pueblo y, en caso de ser así, que presente el comprobante de pago de los boletos de personas ajenas a los intereses del estado con cargo a su propia economía.

El engaño es sin duda una de las faltas que más daño hacen a la sociedad, a la familia, a la pareja. Nadie está obligado a mantener una relación incómoda o degradante, por muy treinta y dos años que lleven juntos o por muchos sacrificios que ambos hayan hecho en su momento. Nadie está obligado a fingir amor, a seguir conyugalmente con su pareja o con un matrimonio descompuesto: pero es de bien nacidos mantener un respeto, sino una mínima cortesía, con esa persona.

Hablo por ambos. Lo que entre ellos resulte entre ellos se haga, dicen por ahí. Por desgracia, ha sido ventilado y debe ser, ahora sí, aclarado.

¿Por qué la señora Hendricks pudo visitar y ayudar a los damnificados por los huracanes y no puede atender sus funciones dentro del DIF? Conste que es pregunta. ¿Por qué si el gobernador estaba preocupado por la salud de su esposa, como lo declara, puede emprender un viaje tan lejano en un momento, incluso de emergencia, para su estado? No sé, pero a las mexicanas y mexicanos hay algo que no nos cuadra.

Si el gobernador, seguramente como político, trata así a gente cercana me inquieta saber cómo tratará a los que no lo son. Ella, María, tampoco tuvo la delicadeza, o la tolerancia, de aguantarse por que ya era demasiado o porque no pudo y punto; aunque su gesto es valiente y desesperado, quizás hasta gratificante para las demás.

Encuentro entre ellos una falta importante de comunicación y ánimo de venganza. Esas son las cosas que nos preocupan cuando vemos que gente así está en puestos de poder donde miles, a veces millones de personas dependen de ellos. Eso es todo y conste, otra vez, que es sin afán de ser metiches.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: