Inicio Después de once años sentencian a agresor de menor de edad

Después de once años sentencian a agresor de menor de edad

Por Gladis Torres Ruiz

“Mar”, de 27 años de edad, comenzó a ser abusada sexualmente por su padrastro desde que tenía 8 años; a los 9 fue violada y a los 11 quedó embarazada producto de las reiteradas violaciones.

En mayo pasado, su agresor fue sentenciado por lenocinio a 14 años de prisión (causa penal 041/2010) delito por el que se obtiene libertad bajo fianza, pero el acusado tendrá que enfrentar otro juicio por violación equiparada y violencia familiar agravada, el cual consta en la causa penal 61/2012.

El Equipo Indignación, organización defensora de Derechos Humanos, destacó la sentencia como un gran logro de “Mar” y su familia, apoyada por la sociedad civil, en un estado como Yucatán, donde los impartidores de justicia no acatan los estándares para erradicar la violencia contra las mujeres.

Martha Capetillo, abogada del Equipo Indignación informó que la noticia resulta significativa para “Mar”, su hija de ahora 15 años y su familia; ya que han tenido que sortear una gran cantidad de obstáculos para acceder a la justicia toda vez que la Fiscalía no sólo no protegió ni facilitó, sino que hizo largo y difícil el proceso.

LARGO CAMINO PARA ENCONTRAR LA JUSTICIA

Información publicada por el grupo defensor señala que “Mar”, comenzó a ser abusada sexualmente por su padrastro desde los 8 años, a los 9 años fue violada y a los 11 quedó embarazada de él. Su madre era obligada a prostituirse.

A la edad de 15 años “Mar” fue obligada por su padrastro a ejercer el comercio sexual en una zona militar. Su padrastro la golpeaba sistemáticamente a ella y su madre y las amenazaba con matarlas. En una ocasión a su mamá le abrió la cabeza con la cacha de su pistola y en otra le cortó el brazo con un plato roto.

En diciembre de 2009, “Mar” y su hija, de ahora 15 años, lograron escapar y denunciar. Así inició un nuevo calvario, primero fueron al Instituto para la Equidad de Género del estado de Yucatán (IEGY) donde se les dijo que no podían hacer nada porque el caso había prescrito.

Al no obtener resultados se contactaron con el Equipo Indignación, quienes el 27 de febrero de 2010 las acompañaron y asesoraron para presentar una denuncia penal ante la Agencia Especializada en Delitos Sexuales de la entonces Procuraduría de Justicia estatal “por los delitos de corrupción de menores e incapaces, lenocinio y trata de personas; delitos contra el estado civil, violencia intrafamiliar, amenazas, privación ilegal de la libertad y otras garantías, violación y el o los que resulten”.

Además solicitaron medidas cautelares ante las posibles represalias del padrastro contra ellas, aunque no fueron otorgadas porque la Agencia Especializada en Delitos Sexuales argumentó que la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (publicada en la entidad en 2008), que autoriza este tipo de procedimientos, aún no entraba en vigor.

Ese mismo año (2010) el agresor de “Mar” fue detenido por lo que se abrió la causa penal 041/2010 en el Juzgado Penal del Segundo Departamento Judicial del estado, con sede en Tekax, donde fue procesado solamente por los delitos de lenocinio y violación.

El acusado apeló la acusación y el 24 de agosto de 2010 el Tribunal Superior de Justicia de Yucatán retiró la causa del delito de violación, por lo que únicamente sería juzgado por el de lenocinio, el cual está clasificado en el Código Penal local como “no grave”.

Ante la posibilidad de que el agresor pudiera salir bajo fianza, en octubre de 2010, “Mar” presentó una nueva denuncia, ahora por violación equiparada y violencia familiar agravada.

Sin embargo para sustentar la denuncia la ahora Fiscalía General del Estado le solicitó una prueba de ADN para comprobar su maternidad y que dio a luz cuando tenía 11 años, ya que la instancia dijo no contar con el material para realizar el procedimiento.

La abogada Martha Capetillo precisó que el agresor nunca negó la paternidad de la niña y la registró junto con su esposa como su hija -es decir hermana de Mar-.

En un comunicado difundido el 8 de junio de 2012, el Equipo Indignación destaca que la yucateca contó con la solidaridad de una gran cantidad de personas que hicieron posible que presentara la prueba de ADN que la Fiscalía no proporcionó.

Arropada por la sociedad civil, en septiembre de 2011 “Mar” presentó la prueba de ADN y una carta, firmada por 700 personas y organizaciones, dirigida al Fiscal Héctor Cabrera Rivero, a la Gobernadora Ivonne Ortega Pacheco, y a la Directora del IEG, Georgina Rosado, a fin de que el expediente fuera consignado a la brevedad.

Pese a ello, la Fiscalía no consignó al Juez el expediente 041/2010 que ya estaba terminado y en el área de consignaciones desde noviembre de 2011, por lo que el 8 de mayo (2012), el equipo Indignación convocó a una manifestación frente al Palacio de Gobierno, donde nuevamente los manifestantes solicitaron la consignación inmediata del expediente.

Antes de finalizar el mes de mayo “Mar” y el Equipo Indignación fueron notificados de que Luis Edwin Mugarte Guerrero, Juez Penal del Segundo Departamento Judicial (Tekax) sentenció a 14 años de prisión por lenocinio, además se determinó la reparación del daño por el mismo delito.

Ahora iniciará el juicio por violación equiparada, que consta en la causa penal 61/2012, por el cual podría alcanzar hasta 25 años de prisión, de acuerdo con el Código Penal de la entidad.

Los defensores advierten que este caso y todos los momentos del proceso, alertan sobre los criterios que están privando en quienes procuran y administran justicia en Yucatán, “criterios que en muchas ocasiones perpetúan la violencia de género”.

12/GTR/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content