Inicio » Detectó la Cámara incongruencias en presupuesto para mujeres

Detectó la Cámara incongruencias en presupuesto para mujeres

Por María de la Luz Tesoro

Los montos del Gasto Etiquetado para Mujeres y para Promover la Equidad de Género, dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación 2007, no corresponden con los que se manejan en otros documentos referidos a los mismos rubros, de acuerdo con un análisis que hace el Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género (Ceameg) de la Cámara de Diputados.

El documento revisa los presupuestos destinados a mujeres, de 2004 a 2007, considerando su variación en el Proyecto de Presupuesto de Egresos que envía el Poder Ejecutivo a la Cámaras, el decreto de presupuesto aprobado por ésta y el presupuesto que publica la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Este último no debería variar, pues la Secretaría de Hacienda no está facultada para asignar recursos que no hayan sido aprobados por la Cámara de Diputados, afirmó Lourdes García, directora de Estudios de la Condición Económica, Política y Social de las Mujeres y su Posición Genérica del Ceameg, durante una rueda de prensa.

Advierte el Centro que en la presentación del “Análisis Funcional Programático Económico” del Presupuesto de Egresos 2007 se observa que los programas o líneas de acción para las mujeres no se presentan con la correspondiente separación presupuestal.

Esto sucede, por ejemplo, con los recursos para el Centro Nacional de Equidad y Género de la Secretaría de Salud; el área de Género de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), y con los programas dirigidos a mujeres de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

En el primer caso, referido a los recursos para el Centro Nacional de Equidad y Género de la Secretaría de Salud, señala que en la exposición de motivos se consideran 158.8 millones de pesos, en tanto que en el análisis funcional aparecen 347.7 millones de pesos.

Respecto al Área de Género de la Semarnat inicialmente, en la exposición de motivos, se manejan 77 millones de pesos, pero cuando se quiere ubicar los recursos en el Análisis Funcional Programático, nada más no aparecen.

HACIENDA NO ESTÁ FACULTADA

El documento precisa que en los Programas de Promoción y Difusión de los Derechos de las Madres Jóvenes y Jóvenes Embarazadas no estaban contemplados los recursos en el proyecto de presupuesto, pero se les asignaron 10.5 millones de pesos.

En esa misma situación están los Programas de Capacitación del Magisterio para Prevenir la violencia contra las mujeres, a los que les concedieron 20 millones de pesos.

Lo anterior, precisa, es una más de las inconsistencias que se registran en el análisis del Gasto Etiquetado para las Mujeres y para Promover la Equidad de Género, toda vez que dichas cantidades fueron asignadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), misma que no está facultada para disponer de los recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación, menos aún cuando la Cámara de Diputados ya los había aprobado.

SIN MONTOS O ETIQUETACIÓN

La Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados incluyó en la propuesta de ampliación de recursos –que envió a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública– la etiquetación de los montos para los programas antes comentados, pero en la Exposición de Motivos del Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación 2007 no se contempló ni tampoco fue considerado en la aprobación del presupuesto.

También destaca que en la exposición de motivos del proyecto de presupuesto se identificaron programas incluidos en el Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y No Discriminación contra las Mujeres, yen su mayoría no están etiquetados para mujeres en la presentación del análisis funcional programático, tampoco en el Proyecto ni en el Presupuesto de Egresos de la Federación publicado por la SHCP.

Los programas en cuestión, cita el estudio, son: Hábitat, Fonaes, Programa Ahorro, Subsidio y Crédito para Vivienda Progresiva “Tu Casa”, el Programa de Vivienda Rural y Oportunidades vertiente educativa. Indica que no está claro qué proporción de los montos globales de esos programas se destinarán para mujeres, y ese fue el motivo para ser considerados en el presente análisis.

Tras señalar que al no estar desglosadas las cifras, la identificación de todos los recursos es más difícil; revela una serie de incongruencias entre la exposición de motivos del Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación y la Presentación del Análisis Funcional Programático Económico.

PROGRAMAS CONTRA LA VIOLENCIA

En el Presupuesto de Egresos 2007, dice el documento, “los recursos para atender la violencia pasan de 317 a 333 millones de pesos. El incremento se debe al aumento de 96.6 a 200 millones de pesos que hicieron las diputadas de la Comisión de Equidad de género al programa de apoyo para las instancias de las mujeres en las entidades federativas para llevar a cabo y ejecutar programas de prevención de la violencia contra las mujeres, programas de apoyo para las instancias de las mujeres en las entidades federativas.

“Sin embargo, el peso de los programas y acciones para combatir la violencia y atender a las víctimas se reduce” en dicho Presupuesto “de 13.1 por ciento en 2006, a 9.6 por ciento en 2007”.

SIN EQUIDAD

La activista Lucía Pérez Fragoso, de la organización Equidad y Género, Ciudadanía, Trabajo y Familia, lamentó que todavía esos recursos se emplean prácticamente en su totalidad para satisfacer sólo las necesidades básicas de las mujeres como la salud o la vida libre de violencia, pero no hay nada concreto para fomentar el desarrollo integral de la población femenina del país.

Por su parte, la diputada Martha Tagle, del partido Convergencia, consideró que hasta ahora no se ha diseñado el presupuesto con verdadera perspectiva de género, pues esto implicaría no sólo desagregar datos por sexo, sino determinar el impacto diferenciado de las políticas públicas en hombres y en mujeres.

El Ceameg concluye que el gasto etiquetado para mujeres es sólo una herramienta temporal para entrever la distribución equitativa de los recursos públicos, que redundan en la aplicación de recursos para atender las necesidades de las mujeres, precisa en el documento de análisis.

Puntualiza que la institucionalización de la perspectiva de género en los presupuestos públicos no debe pensarse como un proceso aislado, sino como parte del proceso de incorporación de la perspectiva de género de manera transversal en el ciclo de las políticas públicas.

07/MLT/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: